Unas UCI pediátricas más humanas gracias a Estelar

El proyecto Estelar busca humanizar el entorno de las UCI pediátricas, incidiendo especialmente en el caso de los niños prematuros, convirtiendo así la estancia en el hospital en una experiencia más agradable para los familiares y los pequeños que allí se encuentran ingresados.

Estelar tiene por objetivo humanizar el entorno de las UCI.
Estelar tiene por objetivo humanizar el entorno de las UCI.

Marcos Díaz. / Una larga estancia en el hospital puede convertirse en una experiencia dura, tanto para los pacientes como para los familiares. Esta circunstancia se ve agravada cuando los que deben permanecer ingresados son niños y, más si cabe, si se encuentran en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos). Además, la situación que viven los familiares de niños prematuros -que deben permanecer ingresados durante un largo periodo de tiempo- no resulta sencilla.

Es por ello que Pilar Guallart decidió crear en el mes de abril de este año el proyecto Estelar, buscando crear un ambiente más humano en estas unidades de los centros hospitalarios e incidiendo especialmente en los casos de niños que nacieron de forma prematura: “los prematuros necesitan unas condiciones muy especiales”, afirma la creadora de esta iniciativa, que decidió ponerla en marcha tras vivir esta situación con el nacimiento de sus nietos.

Tras esta experiencia, propuso a las supervisoras de la UCI del hospital Miguel Servet una serie de iniciativas para mejorar el espacio y convertirlo en algo más humano, comenzando por cambiar las vendas que los pequeños pacientes deben llevar en la cabeza y las manos por manoplas y gorros: “La impresión visual es tremenda”, subraya Guallart, que pronto se dio cuenta, junto con la supervisora de esta unidad, de que surgían muchas más ideas.

Patucos, fundas, gorros y otras piezas que realiza Estelar para recién nacidos prematuros.
Patucos, fundas, gorros y otras piezas que realiza Estelar para recién nacidos prematuros.

De esta forma, las propuestas se fueron materializando y Estelar ahora lleva a cabo, entre otros objetos, la confección y entrega a todos los niños prematuros de un kit gratuito compuesto por un arrullo, gorrito, manoplas y patucos. Valora Guallart que “el efecto es visual para los padres y para los niños pequeños”, trabajando, de esta manera, el campo afectivo. Otras piezas que también realizan, siempre respetando las especiales medidas que tienen estas unidades y supervisadas por los profesionales que allí trabajan, son rulos de contención para que mantengan una postura adecuada, fundas lavables o guantes de tela rellenos de semillas, que se convierten en ‘manos amigas’ para los niños que requieren contacto.

Además, Estelar también cuida el aspecto exterior, cubriendo con telas estampadas con motivos infantiles las incubadoras con máquina de fototerapia, buscando, como explica la impulsora del proyecto, simular “una habitación infantil, haciendo el entorno mucho más agradable”.

La forma por la que este proyecto consigue materializar sus acciones parte de un buen número de personas que colaboran cosiendo y tejiendo las piezas de manera altruista, donando material o de cualquier otra manera que sirva para impulsarlo. Además, Estelar también consigue fondos a partir de la venta de bolígrafos, llaveros y pulseras que ellos mismos realizan.

Estelar, también para los demás pacientes infantiles
Aunque el objetivo principal de esta iniciativa son los bebés prematuros, Estelar también ofrece a los recién nacidos y a los niños ingresados en la UCI pediátrica diversas propuestas, como cojines, la entrega a neonatos de gorritos y arrullos, aunque en este caso los objetos se quedan en el hospital, o la confección de vestidos para los recién nacidos que vayan a ser adoptados.

Cojines realizados para la UCI pediátrica.
Cojines realizados para la UCI pediátrica.

Este proyecto nace ligado a la creación de la primera asociación de prematuros de Aragón, que está impulsando la hija de Guallart, Beatriz Albiac, y que está a punto de constituirse, debiendo realizar una labor “inmensa”, como así valora la promotora de Estelar.

Los lunes por la tarde, los voluntarios que quieran colaborar con este proyecto tienen cabida en la peluquería A tu aire, en la calle Peña Oroel número 16, que cede el lugar para que Estelar realice allí sus actividades. De la misma forma, la Fundación Federico Ozanam también ofrece un espacio en la calle Pomarón todos los jueves por la tarde, permitiendo que todo aquel que busque participar en esta iniciativa pueda hacerlo.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.