La bandera y el escudo de Aragón

Hoy día representan a Aragón y todo aragonés las reconoce como suyas pero antes no fue así, como con el resto de insignias cuyo origen es anterior al de la configuración de los Estados modernos tal cual los conocemos en el S.XIX.

750px-Bandera_Preautonómica_Aragón_1978-1984.svg
La bandera y el escudo de Aragón

Diego Medina./    La bandera, como enseña y símbolo común de un Estado nació tempranamente, a finales del S.XVIII con la Revolución Americana. Algo más de una década después, la recién nacida I República Francesa creaba la suya propia en disonancia por completo los distintivos de la casa de Borbón. En el caso de la bandera española su origen es puramente práctico porque una enseña con colores visibles a distancia y además con gran extensión sobretodo del amarillo, permitía a los navíos reconocer a los suyos en el mar.

570px-Bandera_Corona_de_Aragón.svg
Pero son otras franjas, mas bien barras, amarillas y rojas y muchísimo más antiguas las que son objeto de este modesto artículo.

Pero son otras franjas, mas bien barras, amarillas y rojas y muchísimo más antiguas las que son objeto de este modesto artículo. Hoy día representan a Aragón y todo aragonés las reconoce como suyas pero antes no fue así, como con el resto de insignias cuyo origen es anterior al de la configuración de los Estados modernos tal cual los conocemos hoy día en el S.XIX. Tanto las barras aragonesas como el león y el castillo de Castilla y León, la flor de Lys etc. fueron enseñas reales, no representativas de un estado o nación sino de un soberano.

Cuando se creó a finales de los años setenta la Comunidad Autónoma de Aragón hubo un debate y sobre cual sería la mejor bandera que representase a Aragón y a todos los aragoneses. Con las barras no hubo discusión alguna, fueron los elementos que se añadirían para diferenciarla de la del resto de las otras CCAA y también antiguos estados de la Corona de Aragón, que en nuestro caso terminó siendo un escudo.

La resultante fue la más consensuada si bien los elementos del escudo no representan nada real, mas bien son mitos. En mi modesta opinión, lo legendario también cabe en la simbología, pues al fin y al cabo son eso, símbolos. Voy a pasar a explicar el por qué de cada cosa, tanto de las barras como del escudo y sus cuarteles.

Las cuatro barras

Aclarar primero que la leyenda de Wifredo el Velloso y Carlos el Calvo ha sido desmontada por inverosímil y absurda, ni siquiera fueron contemporáneos, segundo que desde su origen las barras aparecen en todos los documentos, mismo extranjeros, nombradas como “barras aragonesas”, esto es, la señal del rey de Aragón.

Tanto por importancia como reino como por antigüedad cuando se anexionaron mas territorios (Montpellier, Valencia, Mallorca) es de lógica y de uso en aquellos tiempos nombrarla como de Aragón pero de ninguna manera hacían referencia a una enseña nacional, ni mucho menos, eran los distintivos del soberano y a él representaban.

Escudo de Aragón 1.499
Escudo de Aragón 1.499

Los primeros documentos en los que aparecen representadas son con el primer rey de la Corona, Alfonso II, periodo en el que la heráldica comienza a cobrar más importancia. El origen mas verosímil y mejor documentado viene de los albores del reino. Sancho Ramírez, había heredado de su padre Ramiro, un pequeño reino pirenaico que al este, oeste, norte y sur estaba rodeado de entidades políticas más grandes y más poderosas.

Pamplona y Castilla, la Taifa de Zaragoza y los Francos y su marca hispánica. Pese a que de facto no tuviera tanto poder, espiritualmente el Papa gozaba de gran peso e influencia entre los monarcas cristianos. Con esos vecinos, era lógico que Sancho Ramírez pusiese sus miras en el Papa.

En Aragón se sustituyó el rito romano por el mozárabe, introduciéndolo en la península. Paralelamente, la lucha contra los musulmanes del sur entraba dentro de los cánones de una cruzada y también vieron con buenos ojos en Roma el tributo de vasallaje que se comprometía a pagar el rey aragonés. Así pues, como vasallo se le permitió al rey aragonés llevar los colores papales, el amarillo del senado y el rojo del pueblo romano.

705px-Escudo_de_Aragón.svg
Escudo de Aragón

El escudo

Junto a las barras, en el escudo aparecen otros elementos que no tienen mas que una significación simbólica, sin fundamentos históricos reales aunque para nada modernos.
La cruz de Iñigo Arista era primero sobre fondo púrpura. Aparece documentado como la antigua señal de los reyes de Aragón pero trabajos concienzudos de historiadores y expertos en heráldica y numismática si aclaran que es el símbolo más antiguo de los monarcas aragoneses pero mas bien como muestra de su cristiandad, como el resto de soberanos cristianos europeos que en relación con Iñigo Arista.
La cruz de San Jorge con las cuatro cabezas en primer lugar no tiene su origen en la Batalla del Alcoraz. Mas bien obedece a la devoción de los reyes al santo y la implicación del mismo en la primera cruzada por obra del papa Urbano II. Su uso sólo aparece en estos términos de cruzada. Las cuatro cabezas fueron añadidas por otro de igual nombre, Pedro II tras su victoria en Montesa.

El árbol de Sobrarbe y los fueros si que forman parte de una leyenda creada en el S.XVI con fines propagandísticos. Dichos fueros existirían con mucha probabilidad pero ni mucho menos en ese sentido tan “democrático”, y más en la alta Edad Media. Es todo fruto de un periodo en el que determinados entes sociales debían legitimarse y hacerse políticamente.

Leyenda o no, todo pertenece a un pasado aragonés que de un modo u otro nos identifica y las barras son una muestra también, de un pasado común.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.