Enfermera Saturada vuelve a la carga con “Las Uvis de la Ira”

La enfermera más famosa de España regresa con una nueva entrega de su día a día en el hospital. Satu, más saturada y desatada que nunca, derriba literalmente la trastienda de la enfermería con su tercer libro.

EnfSaturadaUvis
Enfermera Saturada vuelve a la carga con “Las Uvis de la Ira”

Leticia Calvete.–  Héctor Castiñeira, pone nuevamente voz a su compañera de profesión para tratar temas de actualidad como los recortes en sanidad, la inestabilidad laboral o la falta de personal.

¿Cómo surgió la idea de publicar un libro en el que contase el día a día en un hospital?

La idea surge en febrero de 2012 que es cuando creo el personaje de Enfermera Saturada en Twitter para contar el día a día de una enfermera en el hospital. De ahí pasé al resto de redes sociales y al blog donde cuento las historias de modo más extenso y, finalmente, decidí escribir mi primer libro. Se trataba de que la gente conociese las anécdotas y la cara B de un centro hospitalario.

¿Por qué decidió que el personaje principal fuera una enfermera y no un enfermero como es su caso?

Fue por una cuestión de mayorías. Quería que el resto de enfermeros se identificase con el personaje y que fuese divertido. En España de los casi 300.000 enfermeros más del 90% son mujeres. Por ello, cada vez que se habla de enfermería se asocia a las mujeres y nosotros nos sentimos una más de ellas.

Hector Castineira Enfermera Saturada
Héctor Castiñeira

Los títulos de sus libros hacen referencia a obras de grandes autores como Calderón de la Barca, María Dueñas y John Steinbeck. ¿En qué se baso su elección?

En el primer libro quería un título divertido y se me ocurrió casualmente el de La vida es suero. Eso creó un precedente por lo que tuve que buscar títulos conocidos para los dos siguientes. El segundo se me ocurrió cuando vi el anuncio en televisión de El tiempo entre costuras justo cuando acababa de suturar a un paciente. El último lo busqué a propósito porque como hablo de la parte de la emigración de enfermeras y como en las Uvas de la ira se trata también la emigración y la búsqueda del futuro me pareció adecuado.

Cada uno de sus libros reflejan temas de actualidad y reivindican ciertos aspectos de la profesión de enfermería.

Son libros de humor en los que relato situaciones y anécdotas divertidas que suceden en un hospital. Aprovecho el humor para reivindicar la situación laboral de los enfermeros, el tema de recortes en sanidad, entre otros, pero desde un punto de vista ameno y simpático.
¿Por qué decidió permanecer en el anonimato durante algún tiempo bajo el pseudónimo de Enfermera Saturada? ¿Qué hizo que finalmente saliera a la luz su verdadero nombre?

Empezó siendo anónimo porque no quería ser conocido sino que se tratara de un personaje que contase sus experiencias. Podría ser cualquier enfermera española de cualquier hospital. Cuando el personaje empezó a ser más conocido ni mis propios compañeros sabían que yo era el autor y cada vez era más difícil ocultarlo y disimular delante de ellos cuando comentaban cosas acerca del libro. Tenía que esconderme para escribir y decidí hacerlo público porque, al fin y al cabo, yo soy enfermero y sabía que sería bien acogido por el público.

descarga
En España de los casi 300.000 enfermeros más del 90% son mujeres

Su faceta como escritor le ha llevado a recorrer multitud de ciudades participando en conferencias y congresos. ¿Esto podría relegar su profesión como enfermero?

Actualmente continuo trabajando como enfermero y lo compagino con la promoción de mis libros. Lo que hago es arreglar turnos con mis compañeros, que ahora ya saben quién soy, y me los cambian encantados. Lo bueno es que conozco a más enfermeras del resto de España que me cuentan su situación y alimentan al personaje con situaciones curiosas que viven ellas.

¿La mejor medicina que existe es la risa y el buen humor?

Muchas veces cuando una persona está ingresada y preocupada por su enfermedad, el hecho de que alguien te alegre la estancia y te haga más llevadera la espera en el hospital ayuda al paciente a romper con la monotonía. Se trata de ser humanitarios, empatizar con el paciente y conseguir arrancarle una sonrisa que le ayude a abstraerse de su situación. Al final se establece una relación casi familiar entre el enfermo y el enfermero.

¿Si escribiese un cuarto libro qué novedades incluiría?

Satu seguiría siendo la protagonista e igual consigue la plaza fija en el cuarto libro. Con la historia tan evolucionada habría que incluir nuevos personajes y tramas que enriqueciesen al personaje.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.