A menos de cinco centímetros entrevistando a Marta Robles

Ángela Medrano entrevista a la conocida periodista y escritora para Zaragoza Buenas Noticias, donde desgrana todos los detalles de su nuevo libro.

Ángela, entrevistando a Marta Robles.
Ángela, entrevistando a Marta Robles.

Ángela Medrano. Conocida y reputada periodista y novelista, tiene en su haber 14 libros contando este último y no puedo dejar de preguntarle:

-Para ser periodista, ¿es necesario para ser buen escritor?
-Yo creo que no tiene nada que ver aunque siendo periodista si que hay un vínculo especial con la actualidad que tiendes a plasmar en lo que escribes.
Me confiesa que ya desde pequeña le descubrieron las dotes innatas para dedicarse a la comunicación pero que además a ella siempre le gustó escribir y lo hizo, lo hacía y lo sigue haciendo. Más de una decena de libros pero la primera novela de género negro…
-¿Le tenías ganas a este género? A mí me da la impresión de que sí…, por íntimos motivos.
-He convivido con la novela negra, desde la elección de mis lecturas pero le tenía y tengo mucho respeto como lo tengo a todo lo que amo y por ese motivo y hasta que no me encontré preparada para afrontar este género, no me decidí a hacerlo . Ahora me encontraba preparada, en el momento adecuado dentro de evolución como escritora y como persona y siendo así, decidí afrontarlo con gran responsabilidad…” Me admite que no quería que fuese una novela sencilla sino que fuese un ejercicio elaborado…, cuidado en todo su constructo y lo ha conseguido, vaya si lo ha conseguido.
Marta me da la impresión de que con esta novela te has desnudado... Tu imagen es cándida y pudorosa, y lo que he descubierto leyendo tu novela sin duda va a sorprender de principio a fin. Toda la novela es una batería de sorpresas…” Sí… va a sorprender el hecho de que haya esa torridez que acompaña a las escenas eróticas…los párrafos de descripciones de imágenes duras y turbias…Como las mujeres, como la autora misma, la novele “contiene multitudes” en palabras de Walt Witman que también encontraremos en sus renglones y páginas.
-Más sorpresas…
 –“Me he sentido muy cómoda porque hay algo que no había sacado, mi punto de masculinidad”.
Y es cierto, me atrevo y le digo que algunas expresiones me recuerdan la causticidad y el guiño cínico de su buen amigo Reverte con el que tanto ha hablado de guerras y corresponsalías para documentarse para su novela…. “En el vocabulario masculino no hay tabús a la hora de usar ciertas palabras, frente a los eufemismos y circunloquios mucho más previsibles en el cliché femenino, el llamar a las cosas con su nombre, comportamiento más afín a lo masculino.. Pero ya no solo por eso, sino también en emoción que las palabras transmiten que se trata de una emoción masculina” . Ciertamente hay párrafos que parecen haber sido escritos por un hombre con su sicología mucho más mundana y porqué no decirlo, su más práctica mundanalidad.
Estilo sencillo, frases cortas, diálogo cinematográfico, hace sencillo lo complejo…“Ha sido buscado y deliberado, porque quería poner la prosa al servicio de la historia, des-adjetivar lo que no tuviera su lugar consiguiendo el efecto cine, y que la fuerza de la historia estuviese por encima del lenguaje, lo que parece fácil siendo difícil es por que está bien hecho”.
De nuevo la alambicada historia del pueblo judío, sus complejos, arte, literatura…leyendo este libro también uno emprende un viaje cultural de la mano de los personajes…”Sí, sobre todo través de Misia, el personaje femenino central que tiene en la lectura, en la literatura, su “escape” y paraíso. La literatura es ultimo reducto que nos queda a todos, es el sitio perfecto dónde reguardarse cuando estás afligido, cuando quieres estar solo, contigo mismo. A Bogart siempre le quedará París y a Marta siempre le quedarán los libros.
-Una conclusión, ¿una lectura final?
 –El mensaje es claro: “En definitiva aquí no hay ni buenos ni malos, ni fuertes ni frágiles, todos se tambalean, “no hay certezas” todo es relativo, nadie dice ni tiene la verdad absoluta, esa es quizás la gran conclusión y la gran enseñanza”. Pese a todo hay una esperanza en un mundo dónde todos vivimos rodeados de engaños; los valores.
“El mundo está lleno de chulos encantadores que no sirven para nada” sin embargo a Robles le interesa y puso especial empeño en dotar a todos los personajes de su propio código ético;  lealtad, amor, comprensión…pese al vapuleo de la vida y los episodios oscuros de sus pasados, todos tienen valores. Todos tienen esa necesidad de pensar que las cosas las hacen por algo, son consecuencia de su vida…”
-Nos ponemos algo más serios…
 –Seis asesinatos de mujeres en enero, víctimas de la violencia de género…el libro es denuncia también, no tienes la impresión de habernos estancado o incluso ir para atrás…?
Los malos tratos son una constante…y sí, mi libro tiene un componente de denuncia, focalizado en el mundo de la trata de mujeres y niñas que sigue existiendo y permitiéndose en la actualidad algo que mi libro recoge que ya ocurría en Argentina desde 1906. Desgraciadamente las mutilaciones, los abusos, la extorsión y las guerras siguen siendo actualidad
Marta, ¿habrá secuela? ¿Película?
Espero que haya secuela y precuela. Me divierte hacer no solo la continuación sino también rescatar la historia  anterior del protagonista masculino, el detective Roures, un personaje con el que he compartido mucho y del que me interesa navegar en su historia.
¡¡Enhorabuena!!



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.