Cabaret, el musical, y sus conexiones

En medio del desenfado que plantea la vida en el cabaret Kit Kat Klub en Berlín, a comienzos de los años 30, transcurre un drama que progresivamente se va apoderando de la acción.

cabaretFrancisco Javier Aguirre. El Palacio de Congresos de la Expo ha sido el marco en el que se ha desarrollado durante la semana pasada este musical que tiene más de medio siglo de existencia, pero que sigue en pleno vigor por su desarrollo dramático y su categoría musical. Una puesta en escena impecable, con un ritmo preciso y actuaciones estelares sobresalientes han convertido la versión española de esta producción, dirigida por Jaime Azpilicueta, en una obra emblemática de éxito permanente. La afluencia del público y el entusiasmo generado en todas las funciones así lo confirman.

La obra se había estrenado en Broadway en 1966 y ha marcado una época tanto por su tema como por algunas de sus melodías emblemáticas que figuran entre lo más escogido dentro de la gran panoplia de los musicales. Canciones como Willkomen, Cabaret o Money Money resuenan en los oídos de muchas generaciones de espectadores, sobre todo desde que en 1972 Bob Fosse realizara la versión cinematográfica de la obra obteniendo ocho Oscar y otros muchos premios.

En medio del desenfado que plantea la vida en el cabaret Kit Kat Klub en Berlín, a comienzos de los años 30, transcurre un drama que progresivamente se va apoderando de la acción hasta concluir en una terrible escena que muestra una de las fórmulas del exterminio masivo utilizado por los nazis: el gaseado de las víctimas.

La actuación de los principales personajes, tanto de MCee, el polivalente maestro de ceremonias, como la pareja de jóvenes enamorados, la cantante Rally Bowles y el escritor Cliff Bradshaw, y la también pareja de personas maduras, Fraülein Scheneider y Herr Schultz, en quienes se plantea la relación entre alemanes y judíos, desempeñan sus papeles con gran eficacia.

La orquesta en directo con sus nueve componentes realiza un trabajo impecable y el cuerpo de baile envuelve las escenas lúdicas con mucho ritmo y excelente compenetración. Hay algunos detalles de gran calidad musical como el fiato del maestro de ceremonias que deja atónito al respetable por su sorprendente dinámica. Hay también escenas de participación con el público, bien desarrolladas al comienzo de la segunda parte.

Al mismo tiempo que esta superproducción ocupaba el escenario del Palacio de Congresos, se ha desarrollado el VIII Certamen de Teatro no profesional en el Centro Cívico Universidad. Y sin hacer una mención toda la programación, sí de resaltar la obra que ha resultado ganadora, a juicio del jurado, presentada el sábado día 25 por la noche, titulada ‘Destinatario desconocido’. Ha sido sin duda casual, pero su contenido enlaza plenamente con el drama descrito en Cabaret porque refleja la situación en Alemania en los comienzos de la década de los 30 y plantea igualmente la tremenda tensión psicológica y sociológica existente entre judíos y alemanes de una manera impactante, que el grupo la garnacha, de Logroño,el grupo La Garnacha Teatro, de Logroño, bajo la dirección de Vicente Cuadrado, integrado por los actores María José Pascual, Juan L. Herrero y el propio director. planteó en este certamen que año a año va adquiriendo mayor categoría, tras haberse consolidado con toda justicia.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.