Zaragoza aspira a una inversión europea de 5 millones de euros para la reutilización de recursos y la reducción de residuos

El proyecto CIERZO contempla la rehabilitación y puesta en uso de dos edificios inutilizados desde hace años, la antigua fábrica Giesa y la Casa del Director de la Azucarera.

Presentación del proyecto.

Redacción. Convertir a Zaragoza en una ciudad de referencia en el ámbito de la economía circular, con un modelo de crecimiento sostenible que apueste por la reutilización de los recursos y la reducción de los residuos. Ese es el objetivo del proyecto CIERZO (Circular Economy Regenerating Zaragoza through social empowerment), que el Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado ante la Comisión Europea para optar a una inversión de 5 millones de euros de fondos europeos en tres años, que posibilitará además la rehabilitación y puesta en uso de dos edificios inutilizados desde hace años: la antigua fábrica Giesa en Las Fuentes y la Casa del Director de la antigua Azucarera del Rabal.

La concejala de Educación e Inclusión, y vicepresidenta del Instituto Municipal de Empleo y Fomento Empresarial de Zaragoza (IMEFEZ – Zaragoza Dinámica), Arantza Gracia, y el jefe de promoción empresarial del Ayuntamiento, Jesús Blanco, han presentado en rueda de prensa este proyecto elaborado por el IMEFEZ en colaboración con otros servicios municipales y de forma asociada con varias entidades públicas y privadas.

El proyecto se enmarca en la iniciativa Urban Innovate Actions (UIA), con la que la Comisión Europea pretende encontrar y probar soluciones nuevas para el desarrollo urbano sostenible, a través de proyectos piloto innovadores y experimentales. En este caso, se plantea la creación de una red en la que tanto la Administración como las empresas y entidades públicas y privadas puedan intercambiar información y recursos para facilitar la reutilización de sus residuos y aumentar la formación y la innovación en este sector. Todo ello bajo la premisa de ‘cerrar el ciclo de la vida’ de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

Para ello, el Ayuntamiento de Zaragoza -que lidera el proyecto a través de Zaragoza Dinámica- contará como socios cofinanciadores con Ecodes, Itainnova, Cámara de Comercio, Circe, Compás Consultores, Grupo La Veloz, La Zaragozana, Mercazaragoza y Universidad de Zaragoza. Una delegación municipal encabezada por la concejala Arantza Gracia se desplazará a Bruselas el próximo 30 de mayo para presentar el proyecto. La previsión es que en un plazo de cinco meses se conozca la resolución de la Comisión.

La estrategia de la candidatura pivota sobre las siguientes acciones e inversiones concretas:

  • La Regeneradora: espacio de construcción de economía circular

Se creará un nuevo centro innovador en materia de reutilización de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE’s) con la implicación de empresas sociales. Este equipamiento tendrá su sede en el edificio Giesa (calle San Joaquín, en el barrio de Las Fuentes), actualmente degradado y sin uso, que será rehabilitado para albergar un espacio de referencia en la investigación, formación y divulgación de los principios de recuperación y reutilización de residuos.

El inmueble dispone de más de 13.000 metros cuadrados construidos, de los cuales 4.000 se acondicionarán en la primera fase del proyecto CIERZO para oficinas y naves diáfanas. La rehabilitación se realizará conforme a criterios de economía circular (materiales, consumo energético, durabilidad, residuo cero etc.). Los resultados de la rehabilitación se cuantificarán para ser tenidos en cuenta en la futura toma de decisiones constructivas en el ámbito municipal.

Otra imagen del acto.

En La Regeneradora se desarrollarán también proyectos de investigación punteros: entre otros, se diseñará una máquina que permita la transformación de residuos textiles en materiales aislantes para la construcción y se analizará la circularidad del ciclo del agua en procesos agroalimentarios. Asimismo albergará talleres formativos y laboratorios prácticos de la economía circular.

La Regeneradora servirá de elemento dinamizador de la economía circular en la ciudad de Zaragoza. Este nuevo centro establecerá sinergias con otros equipamientos públicos y privados, actuales y previstos, de los barrios de las Fuentes y San José, como por ejemplo, Centro de Formación de Zaragoza Dinámica en el antiguo Matadero, La Harinera, Espacio Ambar de La Zaragozana…

  • La Comunidad:

Todos los socios participarán en un organismo abierto a la participación ciudadana, cuya misión será detectar necesidades comunes, que se denominará Centro para la Innovación Social en Economía Circular (CISEC). Desarrollará su actividad en un espacio municipal ya existente y actualmente en desuso, La Casa del Director de La Azucarera, en el barrio del Rabal. El Ayuntamiento habilitará este equipamiento para albergar tanto la gerencia del proyecto como actividades sociales, ciudadanas y divulgativas.

Desde la Comunidad se coordinará el proyecto, se analizará la estructura económica y productiva de Zaragoza y su entorno, se promoverán nuevos proyectos de investigación en campos no explorados, se monitorizará el desarrollo de la economía circular en la ciudad, se impulsarán medidas municipales en materia de compra pública verde e innovadora y se activarán empresas colaborativas, entre otras funciones.

Para todo ello, el Ayuntamiento de Zaragoza creará una plataforma digital basada en los principios de código abierto, que permita la interconexión de los ciudadanos, las empresas y los centros de investigación implicados.

Apuesta medioambiental.

Inteligencia Artificial y Big Data como apoyo a la toma de decisiones

Es fundamental para el impulso de la economía circular en la ciudad disponer y compartir información. Para ello se pretende dar una cobertura digital tanto al proyecto de la candidatura como a los avances en economía circular a nivel local, basado en los principios de código abierto. CIERZO propone realizar un esfuerzo sin precedentes en la recopilación, monitorización y manejo de datos a través de la creación de un Data Lake mediante el empleo de la Inteligencia Artificial Moriarty, desarrollada en Aragón para generar herramientas como el perfil verde ciudadano, el barómetro local de la economía circular en la ciudad y apps para toma de decisiones emprendedoras.

Transferencia de conocimiento y tecnología en el sector empresarial e industrial

CIERZO tiene como objetivo apoyar la identificación, lanzamiento y consolidación de nuevos modelos locales de negocios que respondan a demandas específicas de gestión de residuos. Por otro lado, las industrias consolidadas de la ciudad deben desempeñar un papel importante para difundir buenas prácticas y lanzar otras nuevas que contribuyan a la eficiencia de los recursos y a la reutilización de los residuos.

El consumidor como centro de la política de gestión de residuos

Los ciudadanos son esenciales para cambiar los patrones de consumo y exigir productos más sostenibles y eficientes. El proyecto pretende mejorar la información y ayudar a los ciudadanos en a reducir los residuos domésticos, específicamente los residuos orgánicos y de equipos eléctricos y electrónicos (RAEE). Además, se podrá en marcha un programa de un voluntariado circular para ayuda a la implantación del contenedor orgánico y mejora en la separación y reciclaje.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.