El Mercado Central recuperará su imagen original y se modernizará con la restauración

Se licitarán 74 puestos de comercio de alimentación y se prevé la salida a concurso en un futuro de hasta cuatro espacios de restauración. Se trata de una de las mayores inversiones de la legislatura, con una previsión de 15.000.000 euros.

Redacción. La rehabilitación del Mercado Central ‘Lanuza’ da un nuevo paso con la presentación de la propuesta de intervención y la próxima salida a licitación de los puestos para los detallistas. El Alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, junto con el consejero de Urbanismo y Sostenibilidad, Pablo Muñoz, han expuesto las principales líneas de intervención en el edificio, así como los datos económicos que conllevará este proyecto y la futura adjudicación de los puestos. Una de las mayores inversiones de esta legislatura, con un montante total que puede rondar los 15 millones de euros.

Pliego de condiciones para las concesiones y gestión del Mercado Central
El Ayuntamiento de Zaragoza ya tiene redactado el pliego de condiciones por el que se regirán las concesiones y la gestión del Mercado Central, a partir de la puesta en marcha del proceso de reforma, ya que, más allá de la remodelación y adecuación del edificio, se van a modernizar y actualizar también la concesión de puestos y el sistema de gestión. Cabe recordar que la situación actual es la de una prórroga a precario tras la caducidad de las anteriores licencias en 2016.

Algunas de las principales novedades que se prevé que incluya el nuevo Pliego de condiciones serán, en primer lugar, que la vigencia de la concesión de los puestos será de 50 años, sin posibilidad de prórroga. Se contempla que el Mercado Central contará con 74 puestos: 15 de carnes, 15 de frutas y verduras, 14 de pescados, 8 de pollería, 7 de charcutería, 2 de congelados, 4 de menuceles y 9 de alimentación varia. Quedan fuera de esta distribución y de este proceso los 4 espacios de restauración con los que contará el Mercado, que serán objeto de un proceso de licitación específico, que se llevará a cabo posteriormente.

La modalidad concesional que se establece en el pliego de condiciones establece que el proceso se llevará a cabo en dos fases: en primer lugar, una selección de invitados a participar en el proceso de concesión de puestos (con las características específicas que tendrán que reunir también recogidas en el pliego), y, a continuación, la presentación de ofertas más las cláusulas de valoración que se aplicarán, para constituir la lista definitiva de adjudicatarios. El proceso contempla que, para llevarse a cabo, se exige la presencia mínima de 60 invitados. Cada licitador podrá ser adjudicatario de un máximo de 2 puestos, y se generará también una lista de ocupantes expectantes con los que se cubrirán bajas, renuncias o ceses de actividad de puestos.
Como principales obligaciones de los adjudicatarios, el pliego de condiciones establece las siguientes:

  • La realización de una aportación económica única, que es diferente según el tipo y las característica de cada puesto, y que oscilará entre 70.188 euros y 47.802, siendo la media de 56.447 euros. Esta aportación será de carácter finalista, destinada a sufragar la parte de las obras de remodelación que corresponde a los adjudicatarios de los puestos.
  • El pago de un canon concesional mensual, que también varía según el tipo y las características de cada puesto. La media será de 94 euros al mes.
  • El pago de las cuantías que los adjudicatarios deberán abonar a la entidad Gestora del Mercado Central, destinadas al sostenimiento y gastos del mercado, de carácter privado.
  • Los invitados contarán con 20 días para demostrar su solvencia tanto técnica como económica.

MERCADO PROVISIONAL LANUZA. Con el objetivo de que los detallistas puedan continuar con su actividad en el mercado actual durante la próxima campaña de Navidad, el traslado al mercado provisional está previsto para final de enero de 2018. Los trabajos para estas instalaciones temporales comenzarán en otoño. Las dos naves se instalarán en las inmediaciones de San Juan de los Panetes.

Entidad Gestora
El modelo escogido tanto para la reforma como para el futuro del Mercado es el de cofinanciación de la obra y cogestión entre el Ayuntamiento y los detallistas. Para llevar a cabo la gestión ordinaria y el funcionamiento del Mercado Central, el pliego de condiciones contempla la constitución de una Entidad Gestora, vinculada a los detallistas, a la que deberán pertenecer obligatoriamente tanto los concesionarios ocupantes de los puestos como los expectantes. Dicha entidad podrá adoptar la denominación y la forma social que consideren oportuna.
Las principales obligaciones de la Entidad Gestora serán las siguientes:

  • La conservación y el mantenimiento de los espacios comunes del mercado
  • La limpieza interior del mercado
  • Los gastos de consumo de agua, gas y electricidad de los espacios comunes
  • Los gastos de promoción y de dinamización del mercado
  • El coste del mantenimiento ordinario de las instalaciones
  • El coste del servicio de control y vigilancia de las instalaciones
  • Suscribir la correspondiente póliza del seguro de responsabilidad civil
  • Los gastos comunes propios de la entidad gestora
  • Los gastos comunes propios de los puestos que estén vacíos durante los 6 primeros meses. A partir de ese plazo, estos gastos serán asumidos por el Ayuntamiento.

También se recoge en los pliegos que las concesiones se podrán transmitir por fallecimiento de sus titulares, con los mismos derechos y obligaciones que éstos tuvieran en el momento de su desaparición, que pasarán a sus herederos. En el caso de que no los hubiera, la licencia caducará y revertirá al Ayuntamiento.
Las concesiones de puestos no podrán transmitirse intervivos en los primeros cinco años, salvo por jubilación de sus titulares o por incapacidad sobrevenida de los mismos. Una vez finalizada la concesión, los puestos revertirán al Ayuntamiento.
Finalmente, se establece también un Reglamento del Mercado, que fijará los derechos y obligaciones de los concesionarios, el régimen de infracciones y sanciones, y otros extremos derivados del funcionamiento del Mercado Central.

Distrito Mercado
El Gobierno de la ciudad entiende la rehabilitación como una oportunidad para poner en marcha el Distrito Mercado. Un impulso al pequeño comercio del sector Alfonso y San Pablo, aprovechando los nuevos servicios que ofrezca la pieza clave, el Mercado Central. La renovación urbanística que conllevará esta actuación, junto con el Plan Echeandía, conllevarán una mejora del entorno urbano.

Una joya histórica
El edificio, proyectado por el arquitecto turiasonense Félix Navarro y Pérez, se inauguró en 1903, en sustitución del antiguo mercado al aire libre que, desde la Edad Media, se situaba junto a las murallas de la ciudad, en la antigua Puerta de Toledo. Navarro optó por un estilo historicista, adaptado al carácter y función del edificio e incorporando materiales nuevos como el hierro fundido y laminado, combinado con la piedra, ladrilllo, cerámica o esmalte.
Fue declarado Monumento Histórico Artístico de carácter nacional el 10 de febrero de 1978. Reformado en 1982, a instancias de los detallistas, con intervenciones principalmente en la planta calle. La reforma íntegra del sótano se realizó en 2008, para adaptar la actividad agroalimentaria a la normativa de ese momento.
El mercado de “Lanuza” también fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 2002. Destacan los adornos de motivo vegetal, mitológico, animal, hortícola… Estos detalles que hoy permanecen prácticamente ocultos pero que dan riqueza al edificio pretenden ser puestos en valor en la rehabilitación del edificio. Hoy por hoy, son escasos los BIC de naturaleza civil que conservan su uso originario.
Cabe destacar que el PGOU incluye al mercado en el catálogo de edificios calificados como de Interés Monumental.
Apariencia y novedades en el edificio
El Plan Director, elaborado por la sociedad Zaragoza Vivienda, a través de las empresas Ingennus y Baika planteó una distribución de puestos que potencia un gran pasillo central y unos pasillos laterales que permiten liberar las fachadas y en consecuencia, recuperar la imagen primitiva del Mercado, abierto hacia la ciudad, hacia la calle, previendo su total cerramiento mediante una caja de vidrio. Todo ello ayudará a recuperar la visión de los detalles decorativos.
La imagen original del histórico mercado también se evocará recuperando el pasillo central y los dos perimetrales. En la planta baja se mantendrá el uso comercial actual, pasando de los 160 puestos actuales a 78 (74 para comercio de alimentación y 4 para restauración). Cabe recordar que la ocupación de puestos actual ronda los 130.
El área destinada a los puestos se reduce, pasando de 1.725 a 1.140 m2. Individualmente, los puestos ganarán en dimensión, tanto en longitud del mostrador como en profundidad, previéndose diversas dimensiones y un reparto de actividades según criterios comerciales. Quedarán entonces 1.718 m2 libres para uso público y libres de obstáculos que impidan visión.
Respecto al sótano, dada la actualización realizada en 2008, su práctica totalidad seguirá destinándose a los mismos usos que ahora. No obstante, se creará una zona central, accesible para el público desde los ascensores de la puerta Oeste, destinada a área de exposiciones y de formación y comunicación, ambas para actividades relacionadas con el sector alimentario. Se prevén dos salas, de unos 50 m2 cada una.
Asimismo, se mantiene la propuesta de peatonalización de la zona Este del Mercado, con una calzada pacificada de acceso restringido.
La propuesta de intervención elaborada por los servicios municipales recomienda la subsanación de problemas relacionados con la estructura, con las instalaciones, con la prevención de incendios, con la accesibilidad y con la higiene alimentaria.

  • En cuanto a la estructura: actuaciones para garantizar la estabilidad de la estructura ante esfuerzos horizontales y resolver la escasa resistencia de las viguetas del forjado. Se van a reforzar los pilares de fundición de las fachadas, tirantes en las cerchas, pasarela de mantenimiento… todo ello con el menor impacto visual posible. En el sótano también se reforzará el forjado del techo.
  • Instalaciones: Renovación total de las redes de abastecimiento de agua fría y caliente, saneamiento hasta los colectores principales, red horizontal de pluviales, electrificación, climatización (suelo radiante) y telecomunicaciones, iluminación y transporte vertical, entre otras.
  • Prevención de incendios: Un plan de evacuación dotado de los medios más modernos.
  • Accesibilidad: El edificio actualmente sólo cuenta con una rampa en la fachada Este, junto a la puerta Sur. Asimismo, la carencia actual de aseos accesibles se paliará, así como el acceso al sótano. Se prevé la instalación de cuatro ascensores acristalados. La principal novedad es que se plantea la conexión subterránea con el Parking de la Avenida César Augusto. La presencia de los ascensores también se realizará de manera que no afectará de modo sustancial a la fachada.



One Response to "El Mercado Central recuperará su imagen original y se modernizará con la restauración"

  1. francisco ruiz lopez   junio 6, 2017 at 11:55 pm

    son 130 los actuales comercios o 190??? que opinan los comerciantes del mercado de Lanuza

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.