Zaragoza reduce cerca de un 6% sus emisiones desde 2005

La calidad del aire en Zaragoza se mantiene respecto al año anterior, por debajo de los valores de la UE y cercanos a los límites establecidos por la OMS.

Redacción. Aprovechando la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, ha participado en la presentación del informe de calidad del aire 2016 y del inventario de emisiones, correspondiente a 2015.

Artigas ha subrayado que “las políticas de prevención de cambio climático sirven, porque los estudios que hoy presentamos demuestran que cuando se actúa políticamente en aquellos sectores en los que tenemos influencia, las emisiones se reducen”. En este sentido, ha señalado que es prioritario buscar compromisos de reducción voluntarios con sectores que hoy por hoy son clave para la reducción de emisiones de gases invernadero y reducción de la contaminación, como es la industria.

Inventario de emisiones. En el marco de la revisión de la estrategia de cambio climático, la Agencia de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza presenta los resultados del estudio de inventario de emisiones de gases de efecto invernadero de la ciudad correspondiente a 2015. En 2005 el Consistorio Zaragozano se marcó el objetivo de reducción del 30% de emisiones de CO2 per cápita con un horizonte de diez años (Estrategia contra el Cambio Climático). En el estudio presentado hoy se han actualizado los datos en cuanto a las emisiones de cuatro sectores:

– Servicios Públicos e Institucional: correspondientes a las emisiones directas e indirectas de los sistemas de c ombustión para calefacción y agua caliente sanitaria y al consumo de electricidad en las siguientes instalaciones: colegios e institutos, universidad, iglesias y patrimonio, centros deportivos, centros comerciales y bancarios, hoteles, hospitales, centros del Ejército, cultura y ocio, institucionales y otros, instalaciones de alumbrado público, instalaciones semafóricas y estaciones de autobuses y trenes.

– Residuos: correspondiente a las emisiones directas e indirectas derivadas de las Estaciones de Depuración de Aguas Residuales (EDAR), vertederos controlados y cremaciones en el cementerio municipal.

– Industrial: Emisiones directas e indirectas de las industrias del término municipal de Zaragoza (incluidos barrios rurales) drivadas del consumo de energía y de los procesos que en ellas tienen lugar.

– Agrícola y Ganadero: correspondiente a las emisiones de instalaciones agropecuarias.

Sin embargo, tras los estudios realizados en relación a las emisiones del ejercicio 2015, se revela que la reducción global tan sólo ha sido del 5’9%. No obstante, la reducción de aquellos parámetros que sí que tienen que ver con la planificación e influencia del Ayuntamiento (movilidad, servicios públicos y residencial), aquellos que estaban recogidos en el el Pacto de Alcaldes suscrito en 2011, se han visto reducidos en un 17’4%.

El estudio del inventario, elaborado en colaboración con CIRCE, expone unos resultados que hacen ver como razonable que se alcance el objetivo de fijado por el Pacto de Alcaldes de reducir las emisiones un 21 % para el 2020.

Dada la contribución de los sectores industrial (51 %), residencial (23 %) y movilidad (17 %) las conclusiones del estudio presentado hoy recomiendan dirigir las políticas de ahorro, eficiencia energética y promoción de fuentes renovables en dichos sectores para continuar con la tendencia decreciente.

“Los motivos por los cuales no se han alcanzado los parámetros deseados en 2005 son variados, pero sin duda ha influido la crisis económica, que frenó procesos de modernización e innovación, y por su puesto el bloqueo de las políticas estatales de impulso de las energías renovables”, ha explicado la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas.

nforme de calidad del aire 2016. La calidad del aire de Zaragoza durante el año 2016 mantiene los niveles de años anteriores. Se han cumplido todos los objetivos de calidad del aire que fijan las directivas comunitarias al detectar niveles de contaminación muy inferiores al valor límite establecido por la Unión Europea y muy cercanas a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mucho más restrictiva que la legislación europea.

Los parámetros analizados se han situado a lo largo de todo el ejercicio por debajo de los estándares que fija la Unión Europea. El dióxido de azufre (SO2), el dióxido de nitrógeno (NO2), las partículas en suspensión (PM10), el ozono (O3) y las partículas pequeñas (PM2,5), han cumplido todos los preceptos comunitarios e, incluso, se han situado muy por debajo de los estándares que fija la Unión Europea.

De esta manera, se puede indicar que la calidad del aire en nuestra ciudad, durante el año 2016, se mantiene cumpliendo los valores límite para los diferentes contaminantes medidos, establecidos por la legislación europea.
Por lo que respecta a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, los valores se cumplen para el dióxido de azufre y para el dióxido de nitrógeno.

Uno de los principales indicadores para evaluar la calidad del aire que se respira en nuestra ciudad es el de partículas en suspensión PM10. La media obtenida en las estaciones de medida para este contaminante en el año 2016 ha sido de 18 µg/m3, por lo que se sigue cumpliendo ampliamente con lo establecido por la Unión Europea en la Directiva 2008/50 con un Valor Límite Anual de 40 µg/m3 y se ha encontrado por debajo del valor recomendado por la OMS de 20 µg/m3.

Cada año se registran episodios de contaminación como consecuencia de la intrusión sobre la Península Ibérica de masas de aire procedentes del norte de África, lo que puede afectar al nivel de contaminación registrada, tanto en el valor promedio anual registrado como en el número de superaciones del valor límite diario.

Así, cuando se descuentan estos días, denominados comúnmente “días de episodios africanos”, que se contabilizan por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, los resultados finales suelen incrementar la calidad del aire registrada.
Durante el año 2016 se han recibido aproximadamente 238 predicciones de días de intrusión de polvo africano sobre la Península Ibérica, de ellas 67 incidieron, sobre la zona Noreste, en donde se encuentra nuestra ciudad, la incidencia de estas en el valor promedio anual, en cada estación remota de 1,5 a 2 ug/m3, de ahí que tenida en cuenta la citada intrusión el promedio anual fue de 16.6µg/m3 como media de la ciudad.

Otros parámetros analizados, como el dióxido de nitrógeno (NO2), dióxido de azufre (SO2), ozono (O3) y partículas PM2,5 se han mantenido por debajo de los valores indicados por la legislación europea como valores límite.
En lo que respecta a dióxido de nitrógeno, contaminante muy importante en el interior de las ciudades dado que fundamentalmente proviene de las emisiones de tráfico, durante el año 2016 los valores registrados estuvieron por debajo tanto del valor límite anual como del valor máximo promedio de una hora que indica la legislación.

En la misma línea se han comportado tanto el dióxido de azufre como el monóxido de carbono, registrándose valores lejos de los indicados como límite en la legislación. Los indicadores de ambos contaminantes cumplen con los valores recomendados por la OMS.

Un contaminante muy importante en la evaluación de la calidad del aire es el ozono, sobre todo en los meses de verano. La Directiva 2008/50 indica un valor umbral de información al público, como valor horario, que no se ha visto superado en ninguna de las estaciones de medida durante el año 2016.
El valor objetivo de protección a la salud humana como máxima de media de 8 horas móvil, tampoco ha sido superado durante el año 2016. Este hecho ha mejorado la media de este parámetro para el promedio de 3 años.

Dando cumplimiento a la evaluación del Valor Objetivo Nacional de reducción de la exposición, Indicador Medio de Exposición, IME, del contaminante de PM2,5 se realizan medidas en la estación de Renovales, habiéndose registrado un valor medio anual de 11 µg/m3, valor inferior al establecido en la legislación.
Estos valores se han calculado con un porcentaje de datos válidos por encima del mínimo requerido para la realización de la correspondiente evaluación que se establece en el 85 %.

Nueva identidad gráfica del CDAMAZ. Coincidiendo con el Día Mundial del Medio Ambiente 2017, CDAMAZ -el Centro de Documentación del Agua y el Medio Ambiente- lanza una renovada identidad gráfica. Esta nueva imagen combina por un lado el edificio histórico que es su sede, el Refectorio del Convento de Santo Domingo, y por otro una etiqueta expresiva de su labor como centro de información ambiental y biblioteca. Esta renovada imagen va acompañada de un nuevo folleto de sus servicios y un vídeo para conocer en 2 minutos los recursos y espacios del CDAMAZ, la biblioteca verde de Zaragoza.

Paralelamente CDAMAZ que depende de la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad, publica su memoria anual 2016: 20.227 accesos presenciales, 18.518 accesos web, más de 11.800 socios y 3.500 consultas atendidas, son algunos de los datos que arroja su balance anual. Un espacio histórico y singular de la ciudad, que es mucho más que una biblioteca al uso: acoge exposiciones y dinamiza una sala de reuniones donde se atienden visitas técnicas e histórico-artísticas a lo largo de todo el año donde tienen cabido iniciativas ciudadanas, bien sean charlas, debates, presentaciones y reuniones de trabajo en el ámbito del medio ambiente, la naturaleza y la sostenibilidad. El centro también es un recurso comunitario que abre su sala para el acceso a internet y un espacio de estudio, trabajo y lectura para toda la ciudadanía.

Además, con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente CDAMAZ acoge una exposición de fotografía de naturaleza, ‘El alma de los árboles’ del fotógrafo Uge Fuertes y lanza una nueva guía de recursos informativos en torno a la Custodia del Territorio en colaboración con la Fundación Biodiversidad. Esta es una muestra del trabajo documental con el que se da soporte a proyectos, colectivos, investigadores, técnicos, empresas, educadores y a la ciudadanía en general.

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.