El policía y ganador de ‘Pasapalabra’ Luis Esteban publica la novela ‘El río guardó silencio’

La obra supone un acercamiento ameno y una visión realista de los entresijos de la profesión y de la realidad de una comisaría.

Ángela Medrano. Luis Esteban, policía de profesión y ganador del popular concurso ‘Pasapalabra’, acaba de publicar “El río guardó silencio” una novela policíaca que se ambientada en Zaragoza.

Novela escrita por un policía a la que además de aportar su imaginación y una gran riqueza de vocabulario, supone un acercamiento ameno y una visión realista de los entresijos de la profesión y de la realidad de una comisaría.

– Luis, ¿de pequeño le gustaba jugar a policías y ladrones?
– jajajaja, No lo recuerdo… en cualquier caso era otra época en la que no había móviles y los recreos estaban llenos de acción y juegos.

– Bromas aparte, para este popular maño ésta es la tercera novela. Policía vocacional metido a escritor de novela negra… ¿Dónde se encuentra más cómodo ejerciendo su profesión, como policía o como escritor? En esta novela lógicamente ser policía es una ventaja.
– Como me siento más realizado es con mi trabajo… siendo policía es donde me encuentro mejor porque es donde creo que realizo una labor social y humana realmente importante.

Pero esta cuestión sin duda lejos de ser un condicionante se convierte en una ventaja documental, está en su área de confort, así me lo confiesa, pero también me confiesa que ha revisado y ha corregido, que es un tanto obsesivo en ese menester. Hay tres fases en la creación de la novela y escribir sobre lo que conoce le ha dado cierta seguridad, pero no ahorrado tampoco en perfeccionismo hasta dar con la historia definitiva tal y cómo el quería traérnosla.

Una trama con unos personajes en los que bucea profundo, en sus emociones y sentimientos, para mostrárnoslos muy humanos, con sus cosas buenas y sus menos buenas. Pasados que marcan, atípicos, que sin duda aportan más valor a la historia en sí, la enriquecen.

“Darles hondura psicológica hace que el personajes sea más verosímil y los personajes así hacen de la historia también más verosímil… no me gusta la novela policíaca desnuda…”, afirma.

– De todos los personajes… ¿con cual te quedarías? Se nota que has disfrutado mucho creándolos…
– No me identifico con ninguno de ellos, no hago mías sus opiniones ni puntos de vista. No quiero que se cometa conmigo el error de identificar lo que se lee con el punto de vista del escritor, su opinión o su ideología. Mis personajes son autónomos de mi personalidad. El favorito es el protagonista porque es el más explorado, ocupa más lugar en la novela y, sobre todo, porque está inspirado en un compañero mío… comparten rasgos físicos y la afición al boxeo.

– ¿En qué o en quiénes te inspiras?
– Varios personajes en compañeros, sin duda, pero les aviso y les pido permiso…

– Son personajes complejos…
– Complejos somos todos, cualquiera que ya tenga cierta edad lo es.

Esteban introduce sorpresas y circunstancias disyuntivas en la novela, con lo que cual consigue una franca ventaja competitiva, matices y diferencias de esta novela con otras del mismo género.

“Me gusta sobre todo introducir temas controvertidos, temas tabús en mis novelas… que suscitan discusión y opiniones encontradas… por ejemplo el tema de la homofobia… como es el caso de la trama de esta novela. Un caldo de cultivo para que se desarrolle la acción y que permite además integrar los diferentes puntos de vista que la sociedad tiene sobre un tema en concreto”, explica el policía.

– Zaragoza también es protagonista, es el escenario, brinda sus rincones y calles a la historia de la novela. Para el lector maño va a ser fácil identificar los lugares, calles y rincones que se mencionan…
– Sí, así es, además así he querido rendir un pequeño homenaje a mi ciudad que hasta ahora no había aparecido nunca en mis novelas.

– Dicen que la realidad supera la ficción. ¿Es Zaragoza realmente una ciudad segura? ¿Y la realidad de una comisaría?
– España es uno de los países más seguros del mundo, el segundo de Europa con la menor tasa de homicidios. Tenemos una nación segura y dentro de este contexto, Zaragoza siendo la quinta cuidad de España en tamaño, en población resulta una ciudad segura quizás, entre otros motivos, porque al no ser tan turística se libra de aglomeraciones que son momentos en los que más fácil obtienen negocio los delincuentes.

El lenguaje es otro de los protagonistas, concretamente el uso de argot y tecnicismos, el usado de forma común por la policía y delincuentes, un lenguaje muy concreto al cual estamos familiarizados a través del cine o gracias a algunas series de televisión.

– ¿Cree que tu novela puede contribuir a que se conozca mejor tu profesión por aquello de que acercando el lenguaje uno consigue acercarse a quien lo emplea?
– Las encuesta del CIS salvan a las fuerzas y cuerpos de seguridad, hay una opinión general muy positiva y una proximidad con la sociedad que valora el buen trabajo desarrollado, la función social importante que se lleva a cabo. En ese sentido, sí que he querido reflejar la realidad y el microcosmos de una comisaría, acercar el lenguaje, dibujar personajes que ante todo son también seres humanos con su complejidades y con entorno de tensión que por otro lado es el habitual en otros trabajos.

– Su paso por el concurso televisivo ‘PasaPalabra’ le ha traído fama y popularidad. ¿Es esto algo bueno, positivo para ser novelista?
– Yo creo que no, porque el lector compulsivo busca escritores serios, huye de aquellos que parecen ser autores efímeros fruto de un momento de fama.

– Dices en un capítulo del libro y en boca del protagonista que las condecoraciones son anacronismos… le noto un poco cínico…
– Sí, considero que son símbolos, gestos estéticos y folclóricos, el verdadero honor está en servir al ciudadano…trabajando con un gran sentido de la responsabilidad y de servicio… lo demás…

– ¿Pues sabe que le digo? Que yo espero que le condecoren y mucho por este libro, sobre todo en ventas…un excelente elección para estos días, ya de vacaciones para muchos. ¡Enhorabuena!



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.