Zaragoza muestra su solidaridad con las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils

El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba, con la unanimidad de todos los grupos municipales, una declaración institucional en este sentido, mientras que cientos de personas se concentran para mostrar su repulsa.

Redacción. Cientos de personas se han congregado para expresar su dolor y solidaridad con las víctimas de los atentados sucedidos en Barcelona y Cambrils durante la jornada de ayer. Junto a ellos, el Alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y los representantes de todos los grupos municipalestambién han participado de los tres minutos de silencio, en la línea de las convocatorias que se han reproducido a nivel estatal.

El alcalde se ha dirigido a los presentes para agradecer su asistencia y se ha mostrado convencido de que “la única forma de erradicar la violencia es reafirmar el compromiso con una sociedad más justa, democrática y solidaria”. Una violencia que ha tachado de “irracional” pero que, por contra, “muestra lo mejor de cada pueblo, con innumerables muestras de solidaridad como la que ha tenido lugar esta mañana en la plaza del Pilar”.

El Ayuntamiento de Zaragoza aprueba, con la unanimidad de todos los grupos municipales, una declaración institucional para:

Mostrar nuestra condena más rotunda a los atentados terroristas perpetrados en las últimas horas en Barcelona y Cambrils. Atentados brutales, crueles, que nos hielan la sangre como ciudadanos y nos estremecen como demócratas.

Estamos consternados, con el corazón lleno de tristeza, por este zarpazo cruel del terrorismo. Nos apenan los muertos y heridos, a los que trasladamos nuestro afecto y nuestros deseos de pronta recuperación; nos solidarizamos con sus familias, y amigos. No los olvidamos y nos duelen en lo más profundo de nuestras convicciones, pero tenemos fuerza para renegar del horror y de este sufrimiento inútil.

La ciudadanía de Zaragoza, con su Ayuntamiento a la cabeza, rechaza la barbarie y el odio. No son nuestros valores. Por eso, este acto de dolor y repulsa a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza, donde la ciudadanía se ha concentrado otras muchas veces para dejar constancia de sus aspiraciones, no es una manifestación de flaqueza ni de debilidad. Todo lo contrario, es la muestra de la firmeza democrática de una sociedad que rechaza la barbarie como medio o método para ningún fin.

Es una declaración de unidad, de confirmar que el dolor y la repulsa que nos causa el terrorismo, no romperá nuestra convivencia, ni hará temblar nuestras convicciones democráticas.

Los instrumentos de los demócratas son siempre el diálogo, el entendimiento y del acuerdo. No pueden ser otros. Por eso, en estos momentos, más que nunca, se hace necesaria la colaboración interinstitucional y la unión de esfuerzos para vencer a los violentos.

Zaragoza, como Barcelona y Cambrils, son ciudades de encuentro, ciudades abiertas, de convivencia, de acogida. Y lo vamos a seguir siendo. Conste nuestro afecto y solidaridad con los ciudadanos de Barcelona y de Cambrils y con todos los pueblos y naciones afectados por cualquier acto de terrorismo. Expresamos nuestro agradecimiento, como zaragozanos, a los profesionales de las Fuerzas de Seguridad, de Sanidad, de Protección Civil y a todos aquellos que trabajan sin desmayo por amortiguar tanto dolor y sinrazón.

La ciudadanía de Zaragoza, con su Ayuntamiento al frente, quiere dejar constancia de esta voluntad de unidad, de convivencia y de la profunda defensa de los valores democráticos.

Un abrazo fratenal a todos los ciudadanos de Barcelona y de Cambrils. Hoy, más que nunca, somos ciudades hermanas y pueblos unidos.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.