Abre la puerta

La capacidad de fundir textos de diversas procedencias es uno de los grandes aciertos de este espectáculo.

Francisco Javier Aguirre. ‘Abre la puerta’, una coproducción de los vascos de Tanttaka Teatroa y los aragoneses del Teatro del Temple, abrió las actuaciones de la primera edición de Zaragoza Escena (ZGZ Escena 2017) en el Teatro del Mercado el pasado viernes, día 15, con sesión también el sábado siguiente, 16.

‘Abre la puerta’ responde a una idea original de José Luis Esteban y Naiel Ibarrola, los dos personajes en escena, que actúan bajo la dirección de Fernando Bernués y Carlos Martín, el espacio escénico de José Ibarrola y Fernando Bernués, los audiovisuales de Naiel Ibarrola, la iluminación de David Alcorta, la labor coordinadora de Alfonso Plou y la producción de María López Insausti y Ane Antoñanzas.

La obra es una interesante propuesta interdisciplinar que funde la palabra, la música, la imagen, el color y la luz en una expresión poética basada en textos de John Giorno, Jesús Jiménez, Manuel Vilas, Ana Pena, Nicolás Guillén, Jaime Gil de Biedma, David González, Walt Whitman, Isla Correyero, Charles Bukowski, Federico García Lorca y el propio José Luis Esteban.

Con todo ello se configura una obra intensamente simbolista, de gran calado poético, con el lirismo a flor de piel, la ironía entre ceja y ceja, la ternura derramándose de los labios, el humor saltando de los ojos y la profundidad dramática del alma dándose la mano.

Mientras Esteban recita los textos con impecable dicción y una expresividad sorprendente, Ibarrola acompaña el discurso al teclado, con melodías alusivas sin casi pausa ni respiro, quizá en un exceso sonoro que en algunos momentos satura las ideas y las imágenes que discurren por el escenario.

La capacidad de fundir textos de tan diversas procedencias es uno de los grandes aciertos del espectáculo. Todo fluye de forma natural, las palabras se funden con las imágenes, los gestos circulan a través de las seis simbólicas puertas y los episodios emocionales consiguen la unidad artística que cabe esperar de cualquier puesta en escena que se precie.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.