¿Por qué están tan de moda los productos alemanes?

Cada día tienen más éxito las manufacturas made in Germany, dado que esta marca se ha convertido en una garantía para el consumidor. Un sello de calidad que está avalado por la apuesta por la innovación y la investigación que realizan las empresas germanas.

El ‘Made in Germany’ es un sinónimo de calidad. / Foto: German Culture.

Redacción. Como consumidores, a todos nos gusta comprar productos de calidad y al mejor precio posible. Un hecho que nos lleva a comparar las características de todo aquello que adquirimos y, por supuesto, teniendo en cuenta si es asequible para nuestro bolsillo. Quizás por esta razón, en los últimos tiempos, estamos observando cómo cada día tienen más éxito los productos made in Germany, que se han convertido en una garantía para el consumidor.

Y es que la variedad de productos que llega a los mercados procedentes del país germano es enorme, desde todo tipo de aparatos tecnológicos hasta los vehículos de las marcas más conocidas. Un sello de calidad que está avalado por la apuesta por la innovación y la investigación que realizan las empresas germanas, hasta el punto de que algunos expertos han considerado que Alemania, la mayor economía de la Unión Europea y la cuarta del mundo, ha entrado ya en la Cuarta Revolución Industrial. Una cuestión que ha llevado a muchas entidades y comunidades a estar presentes y participar de esta filosofía.

Altos niveles de exportación. / Foto: altonivel.com.mx

En concreto, los principales productos exportados desde Alemania son los coches, las piezas para repuestos, los medicamentos o, incluso, los aviones y helicópteros. Una prueba más de que este país está a la cabeza cuando se habla de tecnología. Y así sucede también con otros objetos tan habituales en nuestra vida cotidiana, como, por ejemplo, los relojes. Y es que marcas alemanas como Nomos son apreciadas por los amantes de la relojería y  triunfan en páginas web especializadas en relojes como Chrono24. No en vano, existen diversas ciudades alemanas conocidas a nivel mundial por su tradición en la fabricación de relojes, remontándose en muchos casos al siglo XIX, siendo, en todo caso, sinónimo de calidad, precisión y lujo.


Una técnica alemana que, al ser toda una garantía de éxito, está permitiendo que los datos de exportación alemanes estén batiendo un récord tras otro. Es más, las ventas de mercancías en el exterior subieron un 8,2 por ciento interanual el pasado mes de noviembre. Entre los principales destinos de las exportaciones alemanas se encuentran países como Estados Unidos, Francia, Reino Unido o China. Todos ellos, como se puede comprobar, destinos con potentes economías, que vuelven a poner de manifiesto la importancia de la economía de este país, cuya producción triunfa fuera de las fronteras del continente europeo.

Con todo, está claro que el consumidor seguirá apostando por las manufacturas llegadas desde Alemania, que tan buenos resultados están dando a los usuarios. ¿Te animas a probarlos?

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.