Así que pasen cinco años… aproximadamente

Alumnos de la Escuela Municipal de Teatro han rendido homenaje a Francisco Ortega con esta obra representada los pasados días 27 y 28 de febrero en el Teatro Principal.

Francisco Javier Aguirre. La Escuela Municipal de Teatro ha querido rendir un homenaje a quien ha sido uno de sus pilares fundamentales a lo largo de los últimos 35 años, Francisco Ortega. La mejor manera de hacerlo ha consistido en darle la oportunidad de dirigir en el Teatro Principal la que teóricamente va a ser su última función oficial. En una doble sesión, los días 27 y 28 de febrero, se ha presentado la obra ‘Así que pasen cinco años… aproximadamente’ un texto escrito por el propio Ortega que hilvana algunas escenas de anteriores talleres, basadas en obras de Arístides Vargas, Benito de Ramón, José Sanchís Sinisterra, Jordi Mesalles y Miguel Casamayor, Molière, August Strindberg y Arthur Miller.

La apostilla del título, ‘provisionalmente’, abre la esperanza de que el esforzado profesor y director de la EMT, además de reciente autor (hace una semana se repuso en el Teatro de las Esquinas su primera obra, ‘No me jodas, por favor’, estrenada el año pasado en el Teatro del Mercado), vuelva a los escenarios en un plazo breve. El artista con alma de tal, como es el caso de Paco Ortega, no se jubila nunca, a pesar de las normas y disposiciones administrativas que lo apartan de sus funciones de forma simplemente ‘oficial’.

Las escenas de los autores citados resultaron bien hilvanadas y se sucedieron sobre el escenario en un espectáculo caleidoscopio con la participación de un numeroso el elenco de alumnos-actores y actrices. Había empeño por honrar la memoria presente del profesor-director que se retira, y resultó todo un éxito. Participaron también algunos de los actuales profesores, en particular María Pérez que dirigió el coro, apareciendo en escena para despedir al homenajeado otras figuras representativas de la EMT, tanto en el presente como en el pasado, como son y han sido Marissa Nolla, Rafael Campos y Benito de Ramón.

Actores y profesores aprovecharon la ocasión para reivindicar una vez más el reconocimiento oficial del Centro. Es cuestión de justicia y de provecho, teniendo en cuenta la pléyade de profesionales del teatro que han nacido de sus aulas a lo largo de los 40 años de existencia de la EMT.

La reciente aprobación de los presupuestos, tanto municipales como autonómicos, puede ser una magnífica oportunidad para que esta aspiración histórica se convierta en un feliz acontecimiento.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.