Othelo

La compañía argentina Mika Project ha tomando la obra de Shakespeare y ha manipulado su argumento de forma magistral para extraer de la trama todos los perfiles textuales y gestuales posibles.

Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

Francisco Javier Aguirre. El Teatro del Mercado ha ofrecido durante el pasado fin de semana un espectáculo singular: el universalmente conocido drama de ‘Othelo’ en versión propia de la compañía argentina Mika Project.

Sus componentes han tomando la obra de Shakespeare y han trabajado con una adaptación de Gabriel Chamé Buendía con respeto al argumento, pero manipulándolo de forma magistral para extraer de la trama todos los perfiles textuales y gestuales posibles.

Una pieza literaria o dramática, por muy seriamente que haya sido concebida, ofrece aristas que, en manos expertas, pueden distorsionarse para revelar ese trasmundo o trasfondo de lo cómico, lo surrealista, lo simbólico y lo contracultural que anida en ciertas mentes capaces de manejar la compleja estructura mental del ser humano.

De este modo, los personajes de la tragedia del moro veneciano, y el tránsito del amor a la muerte a través de los celos, queda desmenuzados en episodios donde afloran la riqueza gestual, las frases de doble sentido, las concatenaciones, contraposiciones y sustituciones verbales, la incursión de las nuevas tecnologías de la imagen y los recursos del teatro físico que realmente sorprenden en todos los miembros de la compañía.

Miradas, tonos de voz, movimiento de manos y pies, posturas corporales y una sabia utilización de los recursos escénicos por parte de Matías Bassi, Elvira Gómez, Gabriel Beck y Martin López, dirigidos por el propio adaptador, dan como resultado una obra nueva que en absoluto desdice del original, sino que amplía su significado. La guerra es la guerra, el amor es el amor, los celos son los celos y la traición es la traición, pero todo ello, por separado y en conjunto, es algo más, y ese algo más convierte a esta versión de ‘Othelo’ en una de las propuestas más originales que pueden encontrarse dentro del panorama de la dramaturgia contemporánea.

La escenografía multiforme y la iluminación de Jorge Pastorino, el vestuario diseñado por el director y el aporte sonoro de Sebastián Furman contribuyen a redondear esta versión memorable.



One Response to "Othelo"

  1. Leonor Vigil   abril 17, 2018 at 1:12 pm

    Vi la obra y me encantó. Si antes hubiera leído la reseña De Francisco Javier Aguirre, aún le habría sacado más jugo.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.