Cómo elegir la mejor persiana para tus ventanas

Es cierto que a las persianas no se les suele conceder toda la importancia que merecen pero serán claves en cuanto al sonido exterior, la luz natural y, como ya mencionamos, el aislamiento térmico. Además, también pueden evitar miradas indiscretas.

Redacción. Existe un buen número de modelos de persianas para ventanas y más allá de ser un elemento de decoración hay que contemplar a éstas como herramienta de seguridad y de aislamiento que hará que el hogar cuente con una temperatura mucho más agradable. Es cierto que a las persianas no se les suele conceder toda la importancia que merecen pero serán claves en cuanto al sonido exterior, la luz natural y, como ya mencionamos, el aislamiento térmico. Además, también pueden evitar miradas indiscretas. Hasta que uno no se para en el hecho de que tiene que elegir persianas puede que no repare en la variedad que existe. Esto puede llegar a ser muy estresante si no se siguen una serie de consejos básicos para dar siempre con la más adecuada.

  • El presupuesto. Hay que tener en cuenta que las persianas pueden ser muy útiles para todas las ventanas del hogar y si son muchas el presupuesto puede llegar a ser considerable. Aunque esto es así no lo es menos el hecho de que hay que contemplar a las persianas como una inversión a largo plazo y que en ningún caso resulta conveniente el ahorrar unos euros en detrimento de una mejor calidad. Dentro de la gama que se ofrece hay unas cuantas que con un presupuesto no muy elevado pueden resultar ideales, todo dependerá de las necesidades que se tengan.
  • Materiales. Al hilo del punto anterior es evidente que no todos los materiales costarán lo mismo. Por norma general, las persianas que serán más económicas son las de PVC y no hay que menospreciarlas para nada porque además de esto resultan fáciles de mantener y son muy resistentes. Si se opta por las persianas de madera tanto la seguridad como el aislamiento se verán reforzados. En este caso, el estilo que aportan es único pero su mantenimiento exige algo más de trabajo y, por supuesto, si hay que repararlas también conllevan un coste más alto que las anteriores. Por último, las persianas de aluminio son ideales porque duran mucho tiempo y resisten ante condiciones de lo más adversas. A algunos les frena un poco el hecho de que son algo más caras pero, como ya mencionamos, puede salir a cuenta si se observan todas sus ventajas.
  • Modelos. Hay que decir que se pueden encargar persianas prácticamente al gusto y a las necesidades de cada persona pero hay dos modelos claramente diferenciados. Por un lado tendríamos que hablar de las persianas enrollables. La ventaja de éstas es que se puede evitar que entre la luz completamente y, además, se crea una especie de cámara de aire que hace que el ruido exterior se note menos en el interior de la vivienda. Por otro, tendríamos que hablar de las persianas venecianas que lo que ofrecen es una mejor regulación de la luz natural. Estas últimas son muy convenientes cuando se quiere jugar con este elemento sin ser visibles del todo o, directamente, eliminar el paso de la luz del sol.
  • Estilo. Una vez que se tenga claro lo anterior lo que no habrá que dejar pasar es el echar un vistazo a la estancia en sí donde se vayan a colocar esas persianas porque lo ideal es que toda la decoración guarde una cierta consonancia entre sí.


Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.