¡España finalista una vez más!

Es un momento en el que el fútbol español cuenta con dos de los equipos más fuertes del mundo y cuenta con una situación económica favorable al crecimiento.

Redacción. Ya en un artículo anterior hablábamos de las dificultades y las oportunidades del Real Zaragoza para seguir ascendiendo en su trayectoria como equipo y para volver a participar en el campeonato más importante a nivel nacional.Más allá de las vicisitudes internas, lo cierto es que el fútbol español está dando de qué hablar a nivel mundial y lo está haciendo de forma positiva. Como españoles, esto solo puede ser motivo para mantener el optimismo bien en alto.

Desde el inicio del siglo, las selecciones españolas han traído una innovación al campo, resultado del entrenamiento y el refuerzo de la metodología y la táctica, que ha causado cada vez más dificultades a los rivales de otros países. Es por eso que todos los fanáticos españoles encuentran tan interesantes los bonos que las diferentes casas de apuestas ponen a disposición en cada partido.

Es un momento en el que el fútbol español cuenta con dos de los equipos más fuertes del mundo y cuenta con una situación económica favorable al crecimiento, por lo que todos los equipos pueden centrar sus esfuerzos en la formación de talentos desde el punto de vista táctico, físico y psicológico… ¡y las continuas victorias no hacen más que añadir valor a todo este trabajo!


Basta pensar en la final de la Champions League 2018, en la que el Real Madrid se enfrentará con el Liverpool, con varios años de excelente desempeño a las espaldas y bajo la dirección de un gigante del fútbol como lo es ZinedineZidaney que los ha llevado a la victoria en más de una ocasión, pero sobre todo después de un duro recorrido en el que se impuso ante equipos fuertes como la Juventus o el Bayern. Ciertamente, sus seguidores tienen razones para creer que volverán con la copa a casa, a diferencia de lo ocurrido en 1981, cuando se disputó esta misma final con una victoria para el equipo inglés.

Por si fuese poco, la final de la UEFA Europa League 2017/2018 también tiene tinte español, pues el Atlético de Madrid tendrá que enfrentarse al Olympique de Marsella, después de haber superado las eliminatorias en partidos dobles contra el Arsenal con una victoria que tiene nombre y apellido: Diego Acosta.

La buena racha del fútbol español no parece estar cerca de su fin y esto es porque no se debe al azar sino al duro trabajo de todos quienes forman parte del sector. ¡Un motivo más de alegría para los hinchas de todo el país!



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.