Olivaria, un paraíso ecológico de olivos y almendros

La finca va abrir sus puertas al público que podrá disfrutarla en todo su esplendor en verano.

Ángela Medrano. A cinco kilómetros de Zaragoza es posible perderse, pasar una estupenda jornada en mitad del campo y disfrutando de la calma, los sonidos de la naturaleza y los beneficios del aire libre. Este paraíso para los sentidos se llama Olivaria, una finca destinada al cultivo ecológico de olivos y almendros que se halla en las inmediaciones de La Cartuja y que ahora arranca un proyecto turístico paralelo a su habitual actividad agrícola.

Hablamos con su responsable, Christian Dieste, un zaragozano inquieto que adivinó pronto las múltiples posibilidades de Olivaria y que desde hace más de un año trabaja un proyecto de transformación de la finca para adecuarla a su uso turístico pensando en la cantidad de personas, zaragozanos, aragoneses, turismo nacional e incluso internacional que demandan cada vez más experiencias exclusivas ligadas a la calidad, el cuidado medioambiental y la autenticidad.

Este verano la finca va abrir sus puertas al público que podrá disfrutarla en todo su esplendor en verano pero que sin duda tiene en el otoño, con el cambio cromático del paisaje y la natural secuencia de los cultivos, un interés extra para visitarla.


¿Qué es Olivaria?
Olivaria es un proyecto de turismo pensado para aquellas personas, familias, parejas, visitantes de Aragón que gustan de lo natural, genuino y auténtico. Queremos que quien visite Olivaria pueda disfrutarla con todos los sentidos: la vista, el olfato, el óido, el tacto y por su puesto el gusto. Que además de una jornada diferente de contacto con la naturaleza, puedan llevarse sensaciones únicas e imborrables.

¿Cúál es la oferta de Olivaria?
Variada y adaptada en función del tipo de público que nos visite y sus gustos. Una propuesta de ocio alternativo de lo más completa: desde paseo, ruta entre los árboles de las plantaciones con sus respectivas explicaciones…os contamos sobre los olivos, las variedades de aceituna y el tipo de aceite ecológico que producimos. También paseamos entre almendros y eucaliptos…haciendo fotos desde nuestros miradores. Visitamos la dolina y las cuevas, es posible que nos encontremos con corzos, zorros, conejos, multitud de aves, también de aves rapaces y por supuesto hay un momento y lugar para poder catar nuestros aceites acompañados de otros productos aragoneses de calidad; jamón, queso, embutidos…

¿Quién puede venir a Olivaria?
Todo aquel que lo desee y guste de una experiencia natural y original a diez minutos de su casa en el caso de los visitantes que provienen de Zaragoza. Parejas, grupos y familias con niños…la experiencia de descubrirles a los más pequeños aspectos variados de nuestro paisaje y naturaleza. Una clase práctica de Conocimiento del Medio donde hablaremos de métodos de cultivo, curiosidades, animales que habitan nuestros campos, plantas arómaticas, geología y geografía…nuestra finca está al lado del curso del Ebro. También es una experiencia interesante para el público gourmet que quiera conocer profundamente el origen de los productos, del aceite virgen extra, sus matices y maridajes…a través de la cata o con la posibilidad de reservar un almuerzo muy especial en nuestro restaurante, un menú típicamente aragonés en el que puedes consumir el tomate o la lechuga que tu mismo has recogido minutos antes en nuestro huerto El Hortal…Grupos de compañeros de trabajo, cumpleaños, fiestas especiales, todo es posible en el marco excepcional de Olivaria.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.