El Gobierno quiere un mayor control horario de los trabajadores para limitar el fraude

El fraude en el ámbito laboral se ha incrementado en los últimos años como consecuencia de la crisis económica y sin duda es un lastre para millones de trabajadores en nuestro país.

Redacción. En las últimas semanas una propuesta del gobierno ha ido tomando una mayor consistencia y se espera que próximamente vea la luz en forma de ley: hablamos del “Plan director por el trabajo decente” que el ejecutivo de Pedro Sánchez pretende llevar a cabo en colaboración con los agentes sociales.

Este plan contempla medidas para mejorar la situación laboral de los trabajadores y para recoger la denominación de “trabajo decente” que utiliza Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo. El objetivo es luchar contra la explotación laboral en sus diferentes vertientes.

Para ello está previsto la implantación de sistemas para el control de horas de trabajo como estos para registrar las entradas y salidas de los trabajadores de los centros de trabajo y así evitar que éstos echen horas extra impagadas o tengan horarios laborales por encima de lo permitido en la ley.

Una medida en colaboración con los agentes sociales

Las medidas que se tomen están siendo consensuadas en una colaboración entre el gobierno y los diferentes agentes sociales y todo parece indicar que el plan incluirá 10 grandes medidas para luchar contra el abuso y el fraude especialmente en los siguientes puntos: fraude en el uso de contratos temporales, abusos en la contratación a tiempo parcial, excesos de jornadas laborales, horas no pagadas, incumplimientos salariales o problemas derivados de la externalización de servicios.

Aunque la negociación sigue su curso, los sindicatos están pidiendo al gobierno una mayor celeridad en la aprobación del Plan Director por el Trabajo Decente y está previsto su aprobación por el Consejo de Ministros para el horizonte temporal 2018-2020. De momento entrarán en vigor aquellas medidas que no necesitan de consignación presupuestaria, al estar en tela de juicio la aprobación de los presupuestos del año que viene.

En este plan provisional se incluyen actuaciones contra los abusos o el fraude en material de falsos autónomos y falsos becarios, medidas contra la discriminación de género en el ámbito laboral o contra el empleo irregular a través de falsos contratos temporales. El uso de sistemas para controlar las horas de trabajo será pronto una realidad en muchas empresas a través del registro de entrada y de salida de los trabajadores, y es que es la única forma objetiva y veraz de controlar que se cumpla la normativa en materia de horarios.

Este plan se enmarca dentro de los proyectos del ejecutivo para derogar aquellos aspectos que considera más negativos de la última reforma laboral, como puede ser la limitación de las subcontrataciones y la prevalencia del convenio de empresa. Aunque estas medidas aún no están previstas de forma inmediata se espera que el gobierno apruebe algunas de ellas antes de agotar la legislatura.

El fraude en el ámbito laboral se ha incrementado en los últimos años como consecuencia de la crisis económica y sin duda es un lastre para millones de trabajadores en nuestro país. Los cambios en la legislación pretenden atajar este problema.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.