Campaña de Navidad, “Deja tu huella. Practica la justicia”

0
175
descarga
Campaña de Navidad, “Deja tu huella. Practica la justicia”.

Redacción./    Con motivo de la presentación de la Campaña de Navidad, “Deja tu huella. Practica la justicia”, Cáritas Diocesana de Zaragoza da a conocer las claves principales de la misma, así como algunos datos y aspectos de la difícil situación de las personas que acompaña diariamente.

 

En los contenidos de esta campaña se hace eco de las palabras de Papa Francisco en su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium “la solidaridad debe vivirse como la decisión de devolver al pobre lo que le pertenece y defender sus derechos” y quiere sensibilizar sobre la importancia y necesidad urgente de:
• recuperar el valor de la dignidad de todas las personas.
• velar y hacer posibles los derechos fundamentales de cada uno y cada una como premisa para erradicar la pobreza y las situaciones de injusticia en el mundo.
• transmitir la esperanza encarnada en la labor de voluntarios, trabajadores, socios y colaboradores que hacen posible el desarrollo de los proyectos sociales siendo signo de que la transformación de nuestra sociedad es posible.

Practicar la justicia y dejar huella, para Cáritas, supone también:
• el trabajo y la denuncia profética para erradicar el hambre y la pobreza en el mundo, tanto en su dimensión nacional como internacional.
• la construcción de la paz con un posicionamiento claro y rotundo contra la violencia y las supuestas soluciones bélicas siempre estériles. Recordando que la huella de la violencia siempre será negativa y un profundo retroceso en cualquier estrategia en la lucha contra las desigualdades y de la erradicación de la pobreza.

IMG_3708
LAS PERSONAS QUE ATIENDE CÁRITAS EN LA DIÓCESIS DE ZARAGOZA

Cáritas aboga por “recuperar la dimensión ética de la economía y la ética ´amiga´ de la persona”. A pesar del supuesto cambio de ciclo que muestran los datos macroeconómicos, es testigo de que la precariedad sigue manifestándose con gran intensidad en las familias más vulnerables y vive con creciente preocupación el aumento de familias nuevas que solicitan su apoyo (1 de cada 4 que acogió entre enero y 14 agosto de 2015 lo son).

 

Cáritas palpa diariamente las dificultades de acceso al mercado de trabajo de muchas personas y certifica que tener un empleo no garantiza la cobertura de las necesidades más básicas. Las condiciones precarias de las contrataciones y los salarios, abocan a muchas personas a solicitar ayuda a los servicios sociales y a entidades como Cáritas, a pesar de haber conseguido un trabajo.

El empleo ha dejado de ser el paradigma de la inclusión o integración social. Esta situación sostenida de indignidad es una muestra más de la ausencia de justicia social de este sistema y Cáritas no puede mantenerse ajena a ello, máxime cuando entre enero y octubre de 2015 ha vuelto a tener que gestionar un millón y medio de euros en importes destinados a ayudas económicas directas, el mismo nivel alcanzado en este periodo en 2013.

 

Constata, pues, que en su realidad diaria aspectos como la alimentación y la vivienda, derechos fundamentales y básicos para sobrevivir, se ven conculcados habitualmente, argumento avalado por el aumento del porcentaje de cuantías destinadas a estos conceptos durante lo que llevamos de 2015 (un 6,1% más en alimentación y un 6,6% en vivienda con respecto a 2014).

 

En materia de vivienda, Cáritas aboga por que se implementen medidas que aborden de manera estructural la emergencia habitacional que afecta a cientos de familias en nuestro país. Cáritas Diocesana de Zaragoza destinó en concepto de ayudas de alquiler un importe medio de 223 euros, lo que pone de manifiesto el tipo de vivienda precaria al que pueden acceder las personas que acompaña, en muchos casos re-alquileres, habitaciones y en múltiples ocasiones “infraviviendas”.

 

• En el documento “Ante las elecciones, Cáritas propone” aparecen las medidas propuestas para garantizar que nadie se encuentre sin un alojamiento digno y adecuado, o abocado a vivir en la calle.

IMG_3712
RADIOGRAFÍA DE LA POBREZA EN ARAGÓN

En la opción de Cáritas por construir un mundo de fraternidad comprometida, con igualdad en dignidad y derechos, aconseja poner la mirada en la práctica la justicia.

La Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) – umbral de Aragón – del año 2014, según datos facilitados por el Instituto Aragonés de Estadística, muestra que en tal sólo un año la pobreza severa se incrementó un 20% (pasando de ser su tasa de un 4,44 a un 5,34 en 2014).

Cáritas vive con preocupación que estas cifras sigan aumentando año tras año, sabiendo que tras ellas hay personas que viven y sufren diariamente un sistema injusto que las excluye del empleo, no garantiza una vida digna, les pone trabas y las esconde.

Una especial preocupación es la de Cáritas por el incremento de la pobreza en los menores, con una tasa de pobreza infantil que alcanza el 30,7%, siete puntos porcentuales por encima de la media.

Especial reflexión merecen las carencias del sistema de protección social ante las situaciones de desempleo. Los datos indican que en Aragón sólo el 47% de los parados registrados reciben alguna prestación por desempleo y que 29.400 hogares no disponen de ningún ingreso. Cáritas lleva años poniendo de manifiesto que tener empleo no protege de manera suficiente del impacto de la pobreza o la exclusión social.

 

Según datos de Cáritas Española, el 53% de las personas -que acude a la red confederal en España- vive en hogares en los que alguno de sus miembros está trabajando; en el 65,8% de los hogares hay personas desempleadas y de las personas en paro acompañadas, un 74,2% lo es de larga duración.

 

En el ámbito rural, y a pesar de la amplia red de Servicios Sociales en la diócesis de Zaragoza, Cáritas comprueba, en la práctica cotidiana, que la dimensión territorial afecta y condiciona el diferente acceso a las prestaciones que éstos gestionan. En el entorno rural se constatan desigualdades notables en las cuantías presupuestarias destinadas, en las prioridades de actuación y en la organización de programas y prestaciones dirigidos a las personas en situación de pobreza o exclusión social.

• Cáritas Diocesana de Zaragoza se suma a las peticiones expresadas por la confederación en el documento “Ante las elecciones, Cáritas propone” en el que solicita la puesta en marcha de un sistema de garantía de ingresos mínimos de ámbito estatal como medida eficaz para luchar contra la pobreza en general y, muy especialmente, contra la pobreza severa.

En este sentido esperamos que la nueva renta social básica de Aragón permita superar las actuales dificultades que los aragoneses en situación de pobreza y exclusión social tienen para acceder a esos mínimos ingresos que permitan tener una vida digna.

image002

CONCLUSIÓN FINAL

Cáritas, en el marco de una sociedad libre, abierta y democrática, se incorpora al debate social y político de la defensa de los más pobres –en especial de los migrantes–.

Además, alerta sobre la lacra moral y social que supone la corrupción y lanza una llamada urgente para “recuperar una economía basada en la ética y en el bien común por encima de los intereses individuales y egoístas”.

En el ámbito personal, considera que es el momento de la coherencia e invita al reto personal de un nuevo estilo de vida, donde la caridad y la justicia, bien interiorizadas y comprendidas, nos lleven a un COMPROMISO individual y colectivo con el mundo y nuestro entorno.

De ahí el mensaje de esta campaña que se lanza en Navidad pero que se perfila como permanente y atemporal: DEJA TU HUELLA. PRACTICA LA JUSTICIA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here