31 de mayo, Día sin Tabaco

0
497

noticias%20cadiz%20diamundialsintabaco

Redacción./  Un reciente estudio de investigadores de la Universidad de Oxford es concluyente: los fumadores que van reduciendo gradualmente su dosis de nicotina para dejar el tabaco fracasan más en su objetivo que los que optan por abandonarlo sin contemplaciones.

Para el trabajo, dirigido por la doctora Nicola Lindson-Hawley, se reclutó a 697 personas que deseaban dejar este nocivo hábito, y se las dividió en dos grupos: el primero abandonó del todo el tabaco en una fecha fijada; el segundo fue disminuyendo progresivamente el número de cigarrillos consumidos a lo largo de las dos semanas previas al “gran día”.

Los dos grupos disfrutaron del consejo de especialistas, y se les proporcionaron parches y chicles de nicotina y otras ayudas. Tras dejar de fumar, los participantes en la investigación fueron evaluados semanalmente durante cuatro semanas, y de nuevo a los seis meses. Además de preguntarles cómo se sentían, los investigadores medían la cantidad de monóxido de carbono que exhalaban, una prueba objetiva de si seguían sin fumar.

A las cuatro semanas de dejar el tabaco, el 39 % de las personas que lo habían abandonado gradualmente se mantenían libres del hábito, frente al 49 % del grupo que lo había cortado abruptamente. Eso significa que los segundos tenían un 25 % más de posibilidades de cumplir su propósito: las diferencias ya se constataban en el mismo día en que unos y otros se privaban del todo de nicotina: fueron más los sujetos del segundo grupo que aguantaron 24 horas seguidas sin echar un pitillo.

Según Lindson-Hawley, quienes dejan el tabaco poco a poco se enfrentan a dos retos: abandonar su costumbre del todo, e ir cumpliendo los objetivos graduales de disminución. Sin embargo, las que cortan de raíz solo tienen una tarea (aunque dura) por delante. Esto podría explicar las diferencias entre unos y otros.

La investigadora señala que “quienes desean dejar de fumar y cuentan con ayudas y terapias para hacerlo tienen más posibilidades de éxito si abandonan radicalmente su hábito. Sin embargo, en nuestra investigación hemos descubierto que hay individuos para los que es imposible dejarlo de golpe: en ese caso, es mejor reducir la dosis que no hacer nada”.

30 trucos para dejar de fumar

tabaco

Las mejores estrategias para dejar de fumar

¿Por qué lo abandonaron?

Las mujeres mencionaron el embarazo como el motivo principal (22%), mientras que entre los hombres, un 17% respondió el temor a contraer enfermedades. Otras razones son la aparición de tos o falta de aire (14%) y la expectativa de mejorar la calidad de vida (13%).

Pese a los aumentos en el precio que hubo en este último tiempo, según los resultados de la encuesta el tema económico no constituye una razón de peso para dejar el cigarrillo.

Para cada fumador, una solución

Ansias de fumar generadas por estrés

• El ejercicio ayuda a relajarse. Incluso una breve caminata te ayudará.

• Saca de tu casa todo lo que tenga que ver con el hábito de fumar.

• Busca algo para tener las manos ocupadas (por ejemplo, una pelota antiestrés).

• Apúntate en un gimnasio, te ayuda a descargar tensiones.

• LLama a uno de tus “puntos de apoyo”: alguien a quien le comentaste que planeas dejar de fumar y a quien podrás recurrir para recibir motivación y apoyo a lo largo del proceso.

• Piensa en positivo. Cuanto menos pienses en fumar, más fácil será seguir.

• En momentos de mucho estrés, recuerda que cada día sin fumar implica que tu cuerpo está más saludable.

• Usa el dinero que ya no gastas en cigarrillos para darte algún gusto.

Ansias de fumar que acompañan una actividad placentera

• En lugar de fumar, come una fruta.

• Aléjate del televisor y comienza una nueva actividad.

• Comprate algo que te guste con el dinero que ahorraste por no fumar.

• Ten a mano papel y lápiz para hacer garabatos cuando hables por teléfono.

• Evita el exceso de té y café: toma infusiones descafeinadas o jugos de frutas.

• Elije aquellos lugares donde sea imposible fumar: cines, teatros, etc.

Ansias de fumar en situaciones sociales

• Si sales a comer, elige espacios donde no esté permitido fumar.

• Asegúrate de tener un plan para enfrentar la tentación cuando estés en una situación social.

• Cuenta a todo el mundo que estás dejando de fumar.

• Después de las comidas, levántate de la mesa y busca alguna actividad (¡como lavar los platos!)

• Pide  a tus amigos que no fumen cerca de ti.

• En el trabajo modifica la rutina de tus pausas y sal a tomar aire.

• LLama a tus “puntos de apoyo” o reúnete  con ellos.

Ansias automáticas

• Al despertar, promete no fumar durante ese día.

• Cepillate  los dientes inmediatamente después de levantarte.

• Sigue un recorrido diferente para ir a trabajar. La novedad te distraerá y ayudará a romper con la rutina habitual.

• Inicia nuevas actividades de tiempo libre que mantengan ocupada tus manos y tu mente.

• Para calmar la ansiedad, mastica zanahorias, manzanas o apios.

• LLama por teléfono a un amigo o familiar para charlar un rato.

• Recuerda que la mayoría de los fumadores tienen una recaída por la tarde o por la noche. ¡Mantente alerta!

• Limpia a fondo tu casa.

• Lee más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here