Una madre

A la espera de títulos más estimulantes este puede valer para pasar un rato aceptable, siempre y cuando no se sea muy exigente.

Imagen de la película.

Fernando Gracia. En un largo puente poco estimulante en el capítulo de estrenos elijo un melodrama animado por la presencia de Julia Roberts al frente del reparto.

Los primeros minutos de  EL REGRESO DE BEN recuerdan inevitablemente a los telefilmes de sobremesa que suelen abundar en las cadenas generalistas. El tono, la línea argumental, los primeros planos… Un tema entre social y lacrimoso, en este caso la vuelta por unos días con motivo de la Navidad de un joven con problemas de adicción a las drogas, que está internado en algún sitio para desintoxicarse.

Una vez planteada la trama queda por ver si aquello derivará hacia lo positivo –hay salvación, todo es posible, el amor de una madre lo puede todo, etc.- o se inclinará hacia el lado oscuro –no hay remedio, la cabra siempre tira al monte, el fatum…-. El guion da un leve giro a la mitad de la película y la trama alcanza un mayor interés, cual si fuera un thriller. Incluso uno llega a pensar en los guiones de Paul Schrader –ya se sabe, el descenso a los infiernos, las búsquedas en terrenos áridos…-  pero no, la cosa se queda a medias y uno, como espectador, acaba pensando que todo el asunto se reduce a procurar un vehículo de cierto lucimiento para la Roberts, a ver si la vuelven a nominar para un premio de la Academia.




Porque el rol de la siempre eficaz Julia es de los que gustan a los votantes. Entre su famosa sonrisa y algún que otro primer plano de sufrimiento este personaje de “madre coraje” puede que le dé alguna satisfacción a la actriz, aunque no ha hecho por ello elevar mi impresión sobre la película, que a la postre me ha acabado pareciendo lo del principio, poco más que un telefilme. Apañadito, eso sí, con algunos buenos momentos, pero poco más.

Peter Hedges dirige con pulcritud este filme de bajo presupuesto, donde además vuelve a contar con su propio hijo Lucas en el papel del adicto. Un joven actor que ya hemos visto recientemente en títulos como “Manchester frente al mar” o “Lady bird” y al que se le puede augurar un brillante porvenir en la industria.

A la espera de títulos más estimulantes este puede valer para pasar un rato aceptable, siempre y cuando no se sea muy exigente. Me consta que la Roberts tiene gancho y no seré yo quien se lo discuta, pero tampoco esperen mucho más. Y si han visto el tráiler de anuncio aún se encontrarán menos sorpresas.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.