Los mejores hermanos

La desaparición de una madre, aunque sea en un accidente fortuito y en cierto modo ridículo, siempre supone un drama para sus familiares, sobre todo para los más próximos. Es el caso de los protagonistas de esta obra, Hamilton y Kyle, que enfrentarán sus distintos puntos de vista ante la situación.

Cartel del la obra.

Francisco Javier Aguirre. El Teatro del Mercado ha presentado durante el pasado fin de semana la obra del canadiense Daniel MacIvor ‘Los mejores hermanos’, un espectáculo de gran ritmo y sugestivo montaje, ofrecido por Factory Productions, con el apoyo del Gobierno de Aragón. Dirigidos por Mario Ronsano, Francisco Fraguas y Chavi Bruna son los protagonistas. Ambos forman parte del equipo de Oregón Televisón, en la cadena autonómica aragonesa.

Se trata de dos jóvenes emprendedores que han sufrido la desgracia conjunta de la pérdida de su madre, a la que cada uno trataba de forma distinta y sobre la que tenían opiniones diferentes. En medio del drama, cuyas consecuencias afrontan desde su respectiva postura, se intercalan gestos y recursos que inducen a la comicidad.

“La obra es una comedia y también un drama, como la vida misma”, así la resumió Mario Ronsano al presentar la obra días atrás. Hamilton, el hermano mayor, un hombre convencional que se dedica a la arquitectura, a quien interpreta Chavi Bruna, contrasta con Kyle, un extravagante y extrovertido agente inmobiliario, que incluso aprovecha la oportunidad de encontrarse una sala repleta de público para repartir tarjetas de visita entre la concurrencia.




Ambos tienen dificultades de relación, pero han de afrontar el problema que se les plantea al desaparecer su madre en un accidente que tiene también algo de cómico. El enfrentamiento, con sus tensiones y contradicciones, acaba con resultado satisfactorio, demostrando que el ser humano posee condiciones para el acuerdo cuando ambas partes están dispuestas a conseguirlo.

La puesta en escena es sencilla y dinámica, con actuaciones ajustadas y creíbles por parte de los actores que, además de lidiar con el problema funeral, deben aclarar la posición que ocupan otros personajes, entre ellos un perro, que no aparecen en el escenario, pero forman parte de la trama.

Esta dramedia escrita por Daniel MacIvor y traducida por Esther Ferrández, es la primera vez que se representa en Europa, y el Teatro del Mercado ha sido el marco para su estreno absoluto en castellano.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.