Una selección de obras de grandes figuras de la pintura flamenca llega al Museo Goya de Zaragoza

0
41
Uno de los cuadros de la exposición 'De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier'.
Uno de los cuadros de la exposición 'De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier'.
Uno de los cuadros de la exposición 'De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier'.
Uno de los cuadros de la exposición ‘De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier’.

Redacción. El Museo Goya de Zaragoza abre sus puertas este 12 de noviembre a una nueva exposición: ‘De Rubens a Van Dyck. La pintura flamenca en la Colección Gerstenmaier’. Esta muestra, compuesta por 42 obras, traza un recorrido desde el siglo XV hasta principios del siglo XVIII en el que los visitantes podrán apreciar las principales características de la pintura flamenca.

En la muestra se pueden contemplar piezas de las figuras más importantes de la pintura flamenca como Peter Paul Rubens, Anton Van Dyck, Hendrick Goltzius, Jan Brueghel El Viejo, Joost de Momper El Joven, Martin de Vos, Jan Brueghel de Velours, Jan Van Kessel El Viejo y Gaspar Pieter Verbruggen.

Dentro de la escuela flamenca los artistas abordaron distintos géneros. Así, estaremos ante obras de marcado carácter religioso, obras mitológicas, retratos… También disfrutaremos del paisaje, característico del arte flamenco del XVII, sobresaliendo, como era habitual en los artistas de Flandes, el juego de luces y sombras, con la penumbra del primer plano y la aún existente luz del atardecer que se aprecia al fondo de la escena.

La pintura de animales y los bodegones son otros géneros de gran importancia en el arte flamenco. Una de las especialidades del género de la naturaleza muerta en el arte de Flandes fue la pintura de flores, esta afición como objetos de especial interés se había despertado en Europa a finales del siglo XVI, con la importación de flores exóticas del Oriente Próximo, Asia y América. Empiezan entonces a considerarse objetos preciosos, cotizándose a altos precios.

La combinación de una tradición pictórica hacia los bodegones y el nuevo protagonismo que adquieren las flores fueron buenos fundamentos para popularizar la pintura de este género a comienzos del siglo XVII. Muchas de estas composiciones consistían en guirnaldas que decoraban escenas religiosas. Las obras de este tipo, generalmente, eran regalos para los gobernantes y los representantes de la Iglesia. También podían decorar capillas privadas de la nobleza y destacadas sacristías de algunas órdenes religiosas.

Así, la exposición presenta una cuidada selección de grabados, demostrando que los flamencos eran unos grandes maestros en el dominio de esta técnica: las estampas muestran una gran habilidad con el buril así como una calidad de impresión excelente.

La muestra estará abierta del 12 de noviembre al 16 de febrero de 2020 y podrá visitarse de lunes a sábado de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas y los domingos y festivos de 10.00 a 14.00 horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here