Policía alerta sobre una nueva modalidad de estafa a comercios de Zaragoza

La Policía Nacional ha detenido a siete personas por hurto en establecimientos comerciales de Zaragoza y desplegado un dispositivo especial en zonas de gran afluencia de público.

0
186
La Policía avisa de un nuevo tipo de estafa a comercios en Zaragoza
La Policía intensifica la vigilancia en zonas comerciales y de gran afluencia.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron los pasados días 30 de noviembre y 1 de diciembre a siete personas por hurto en establecimientos comerciales de Zaragoza y han avisado a los comercios de un nuevo tipo de estafa.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón ha aumentado el número de efectivos policiales en aquellos lugares donde se produzcan aglomeraciones de personas, especialmente en las zonas comerciales y de ocio, calles de mayor tránsito, mercadillos y zonas de entretenimiento, un dispositivo que se mantendrá durante toda la campaña navideña en el marco de la intensificación del Plan Comercio Seguro.

Este Plan está diseñado para dar protección al sector del comercio y a sus clientes durante todo el año, y se refuerza en determinadas fechas, como la época navideña, para prevenir la comisión de delitos como hurtos, robos con violencia o intimidación, robos con fuerza o estafas.

Varios detenidos por hurtos

El día 30 de noviembre, a las 10:30 horas, en un establecimiento comercial ubicado en el paseo de Sagasta de Zaragoza, la Policía Nacional detuvo a dos personas de 23 años, ambos con antecedentes policiales, que responden a las siglas de S.K. y S.A., los cuales, mientras uno de ellos introducía entre sus ropas un teléfono móvil de alta gama, el otro hacía labores de parapeto y control para no ser vistos.

El mismo día, pero sobre las 19.30 horas, J.A.F.R. de 30 años de edad y con antecedentes policiales, se encontraba en una tienda de electrónica sita en la travesía Jardines Reales con actitud sospechosa, cuando en un momento dado arrancó el sistema de seguridad de una consola de videojuegos, intentando abandonar el establecimiento sin abonar el importe de la misma.

El día 1 de diciembre, a las 20.15 horas, la Policía Nacional detuvo a N.G.G. de 37 años, J.A.M.I. de 33 años, D.P.G.G. de 40 años y L.A.G.A. de 21 años de edad, los dos últimos con antecedentes policiales.

Los cuatro detenidos fueron sorprendidos hurtando diferentes productos de un establecimiento comercial de la avenida Isla de Murano, utilizando desalarmadores y galgas metálicas; previamente habían sustraído varios artículos en una tienda de deportes cercana, sita en la avenida Puerto Venecia de Zaragoza.

El pasado domingo, la Autoridad Judicial competente decretó libertad para los detenidos S.K., S.A.P. y J.A.F.R., mientras que N.G.G., J.A.M.I., D.P.G.G. y L.A.G.A. serán puestos a disposición Judicial en el día de hoy.

Nueva modalidad de estafa en comercios de Zaragoza

En los últimos meses, la Jefatura Superior de Policía de Aragón ha tenido conocimiento de una nueva modalidad de estafa sufrida por empleados de tiendas de comercios minoristas de Zaragoza, pertenecientes a diferentes sectores de actividad, como alimentación, ropa y calzado, alquiler de vehículos, hoteles, etc., tratándose de establecimientos con gran implantación a nivel regional e incluso nacional.

Desde el Grupo de investigación de la Policía Nacional, nos alertan del “modus operandi” del engaño.

El trabajador que se encuentra en la tienda recibe una llamada en el teléfono del establecimiento (llamadas procedentes de México), en la que el interlocutor manifiesta ser un responsable de esa firma comercial (jefe de Seguridad, contable…), e informa al empleado de que van a recibir por mensajería, de manera muy urgente unos paquetes, los cuales contienen material electrónico para la tienda.

Para que les entreguen los paquetes hay que hacer inmediatamente un pago urgente con el dinero que en ese momento hay en la caja de la tienda, pago a realizar a través de una agencia de envío de dinero, ya que si no, van a ser sancionados, simulando asimismo estar en contacto con algún otro responsable de la empresa.

Seguidamente, solicitan al trabajador su número de teléfono móvil, para así mantener ocupada a la persona mientras se desarrolla la estafa, y que ésta no pueda realizar comprobaciones con encargados y otros responsables de la empresa.

Durante la conversación, los autores logran convencer al empleado de la necesidad imperiosa de realizar este pago, consiguiendo que el trabajador realice envíos de dinero a México a través de compañías de envío de efectivo, siendo retiradas las cantidades inmediatamente en este país centroamericano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here