Operadora ferroviaria francesa establece seis paradas en Zaragoza

El objetivo de la nueva operadora de alta velocidad es traer a Zaragoza, a partir de marzo, 130.000 viajeros al año y que el coste del billete sea un 50% más barato que el actual.

0
135
Operadora ferroviaria francesa establece seis paradas en Zaragoza

Redacción. Las instituciones y organizaciones empresariales aragonesas reunidas este martes con la dirección general de Ouigo España, marca de la francesa SNCF, han acogido con satisfacción la propuesta de la nueva operadora de alta velocidad que comenzará a operar sus primeros trenes entre Madrid y Barcelona, con parada en Zaragoza, a partir de marzo. En un principio, los responsables de la empresa han adelantado que tienen previsto realizar seis paradas en la capital del Ebro y mover hasta aquí alrededor de 130.000 viajeros. En la reunión, celebrada este mediodía en la Cámara de Comercio de Zaragoza, ha estado presente la consejera de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte, que ha destacado “la democratización de alta velocidad en la ciudad”. “Van a poder viajar familias, más autónomos para desarrollar contactos comerciales con otros empresarios de otras ciudades con el impacto puede ser muy positivo”.

En el encuentro han estado presentes su director general, José Miguel Sánchez; el director general de Transporte, Gregorio Briz, y la secretaria general de CEOE Zaragoza, Ana López. La directora general de operadora, Hélène Valenzuela, ha asegurado que a partir del 18 de marzo pretenden que la compañía tenga seis paradas en  Zaragoza y que su objetivo es transportar a 500.000 viajeros al año.  “El precio de los billetes será hasta un 50% más baratos que los actuales, permitiendo así popularizar este medio de transporte”, ha explicado Valenzuela.

Tanto instituciones como organizaciones empresariales han coincidido en que la existencia de un segundo operador de alta velocidad redundará en un mejor servicio para los usuarios aragoneses. Según la consejera Carmen Herrarte, se trata de una democratización de la alta velocidad que “puede traer a Zaragoza a unas 130.000 personas al año, con un impacto sobre la economía y el turismo muy positivo para la ciudad”. Además, la consejera ha destacado que la puesta en marcha de este servicio colectivo supondrá que “muchos ciudadanos dejen su coche en casa y disminuya la huella de carbono, manteniendo el cuidado por el medio ambiente”, ha explicado Herrarte.

Paradas y horarios

El director general de Transportes del Gobierno de Aragón, Gregorio Briz, ha apuntado la importancia de que este tren de bajo coste pueda realizar en un futuro paradas en otros puntos de la comunidad como Calatayud, para favorecer la cohesión del territorio y facilitar que más aragoneses puedan acceder a la alta velocidad. También ha puesto en valor “la intermodalidad que supondrá poder cohesionar el transporte por carretera y el ferroviario para que el ciudadano se mueva cada vez mejor y de forma más sostenible”.

Inicialmente los horarios que ofrece la compañía para viajar de Zaragoza a Barcelona son las 11:23, 15:28 y 22:18 horas. Hacia Madrid, los trenes saldrán de la capital aragonesa a las 12:06, 15:11 y 22:11 horas. Una oferta que tendrá un gran impacto para el turismo, y también para los empresarios, aunque éstos tendrán que adaptarse a los horarios que ADIF le ha fijado a OUIGO para 2021. “La alta velocidad es clave para el desarrollo económico de Aragón y la consolidación de su tejido empresarial, pero es necesario que la oferta se adapte a las demandas de las empresas”, ha explicado el director general de la Cámara de Comercio, José Miguel Sánchez. CEOE, por su parte, considera que es clave mantener la competitividad de Zaragoza como quinta ciudad española, y “tener otro operador ferroviario redundará en beneficios y aumentará el turismo y ayudará a la recuperación económica”, he explicado Ana López, secretaria general de CEOE Zaragoza.

Todas las entidades aragonesas participantes en el encuentro han seguido muy de cerca estos meses la reordenación de la oferta de alta velocidad de Renfe, que ya supuso en 2019 la sustitución del primer AVE diario Zaragoza-Madrid, a las 7.05 de la mañana, por un AV City con menores prestaciones y velocidad. Fue entonces cuando empresarios e instituciones comunicaron a la operadora su malestar con esta decisión, al tratarse de un tren utilizado a diario por multitud de empresarios y profesionales en el desempeño de su actividad laboral, a los que el retraso en el horario de llegada afectó negativamente, incrementando el coste de sus viajes de trabajo y dificultando la conciliación familiar. Las entidades coinciden en mantener un frente común para que los ciudadanos y empresas de Zaragoza reciban un servicio de calidad similar al que se presta a los viajeros que se desplazan entre Barcelona y Madrid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here