Mejoran la protección de mujeres víctimas de trata en Zaragoza

La ciudad aumentado en 25.000 euros la cantidad destinada al centro Fogaral de Cáritas.

0
83
Mejoran la protección de mujeres vulnerables víctimas de trata en Zaragoza

Redacción. El Ayuntamiento de Zaragoza ha aumentado en 25.000 euros la cantidad destinada al centro Fogaral de Cáritas para atender a las mujeres que ejercen la prostitución o son víctimas de trata y facilitar su inserción en la sociedad. Esta cuantía se suma así a los 16.510 euros que contempla el acuerdo firmado con la oenegé para este año y que ahora se amplía tras la situación de emergencia social provocada por la pandemia.

Así lo ha afirmado este jueves la concejala de Mujer, Igualdad y Juventud, María Antoñanzas, en la Comisión de Acción Social y Familia, donde ha indicado que el Gobierno municipal es “especialmente sensible” al impacto que esta crisis está teniendo en muchos colectivos, también en el de las mujeres o personas trans que ejercen la prostitución.

¿Con motivo de la pandemia nos pusimos en contacto con entidades del tercer sector de atención a situaciones de prostitución para conocer la situación real del colectivo y ofrecimos apoyo puntual para cubrir las necesidades de alimentación y derivación sí así se requería a los servicios comunitarios¿, ha apuntado.

A raíz de esto, y después de que Fogaral expusiera la situación de desamparo en la que se han quedado estas mujeres, el área que dirige Antoñanzas ha aprobado una ampliación del convenio que anualmente firma con este centro de Cáritas. Así a los 16.510 euros correspondientes a 2020 se suman ahora, mediante una adenda, una partida de 25.000 euros hasta alcanzar la cifra de 41.510 euros.

Con cargo a este convenio, la oenegé presta atención psicosocial a las mujeres que ejercen la prostitución o son víctimas de trata con fines de explotación sexual mediante un acompañamiento individual para su inserción en la sociedad. También se les deriva a espacios públicos y privados de ámbito social y se les orienta en asuntos sanitarios, formativos y jurídicos.

Por su parte, la Casa de la Mujer hace un seguimiento continuo del proyecto y recoge las demandas del colectivo para diseñar la oferta de cursos y talleres. “En estos momentos de crisis, estamos en permanente contacto con todas las asociaciones, no sólo con Fogaral, para ayudar en lo que podamos y evitar que nadie se quede atrás”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here