Establecen servicios mínimos de tranvía durante los paros parciales de los conductores

Los servicios mínimo, tratan de compatibilizar el derecho de huelga con la limitación de aforos y garantizar los desplazamientos a centros hospitalarios.

0
54
Establecen servicios mínimos de tranvía durante los paros parciales de los conductores

Redacción. El Ayuntamiento de Zaragoza ha fijado, a través de un Decreto de Vicealcaldía, los servicios mínimos para la huelga convocada por los conductores de Los Tranvías de Zaragoza a partir de este martes 5 de enero. Salvo que se llegara a un acuerdo entre empresa y trabajadores, están anunciados paros parciales en horario de 8,30 a 9,00 (mañana) de 14,00 a 14,30 (mediodía), y de 19,30 a 20,00 (tarde), durante el periodo comprendido entre el 5 de enero ya el 5 de febrero de 2021, los días de lunes a viernes.

Los servicios mínimos fijados son los siguientes:

– Un 80% respecto de la oferta de servicio habitual por tipo de día en las franjas horarias de mañana (de 8,30 a 9,00 horas) y tarde (de 19,30 a 20,00 horas); y un 90% en la franja de mediodía (de 14,00 a 14,30 horas).

– Un 50% los días festivos 6 y 29 de enero de 2021 en la franja horaria de mañana (8,30 a 9,00h) y del 70% en las franjas de mediodía (14,00 a 14,30 h) y de tarde (19,30 a 20,00 h).

Además, se establece que toda expedición que, a la hora de inicio de los paros convocados, se encuentre circulando con pasajeros continuará hasta la finalización normal del trayecto en la cabecera.

– Para el Puesto de control se fija un 100% de servicios mínimos, ya que debe quedar atendido en todo momento para garantizar la operatividad y funcionamiento del servicio.

– Para el servicio de inspección se fija un 75% de servicios mínimos.

– Para el servicio de atención al cliente se fija un 50% de servicios mínimos (al menos una persona en cada uno de los puestos, Gran Vía y Valdespartera).

Desplazamientos obligados y crisis sanitaria

Para el establecimiento de estos servicios mínimos se han tenido en cuenta distintos factores. Así, se ha analizado el número de viajes realizados, distinguiendo entre los debidos a motivos obligados (de trabajo, estudios o asistencia sanitaria) y los no obligados (ocio, compras, gestiones varias…), concluyendo que hasta el año 2019 en torno al 50% de los desplazamientos realizados en la red del tranvía eran debidos a la denominada movilidad obligada, porcentaje que se ha incrementado en 2020 hasta el 84,7% de la demanda, como consecuencia de la situación sanitaria generada por la pandemia al haber descendido notablemente los desplazamientos voluntarios y la demanda en general de usos del transporte colectivo.

La movilidad obligada está directamente vinculada al ejercicio de derechos constitucionalmente protegidos, como los relativos al trabajo, la educación y salud. En esta línea, se ha considerado que los servicios mínimos en el transporte deberían ser aquellos que, aunque con dificultades y retrasos, permitan satisfacer las necesidades de movilidad vinculadas a esos otros derechos fundamentales.

Además, y de manera concreta para este caso, se ha tenido en cuenta la excepcional situación derivada de la pandemia de COVID-19, que exige garantizar, en lo posible, el cumplimiento de la limitación de aforos en los vehículos como medida que posibilite el distanciamiento social para prevenir los contagios.

En concreto, en la actualidad se establece una limitación al 75 por ciento de las plazas sentadas y a dos personas por metro cuadrado en la zona habilitada para viajar de pie. Precisamente para favorecer el cumplimiento de tales previsiones se ha incrementado en los últimos meses la oferta de transporte, de modo que en los días laborables presta servicio la totalidad de la flota, incluidos los vehículos de reserva.

Hay que recordar, además, que la línea del Tranvía circula en las proximidades de cuatro hospitales Miguel Servet, Clínico, Hospital Militar y la MAZ, lugares a los que hay que garantizar en la máxima medida posible el acceso en plena crisis sanitaria. Además, a partir del día 7 se produce el regreso a las aulas en colegios, institutos y Universidad, así como el final de las vacaciones navideñas para un gran número de ciudadanos.

Finalmente, desde el Consistorio se recuerda que enero es un mes de importante actividad comercial, un sector que se ha visto especialmente castigado, precisamente, por la crisis sanitaria del COVID-19 y para cuya supervivencia requiere, entre otros factores, de un suficiente servicio de transporte público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here