Los préstamos personales como alternativa para sobrellevar la crisis

0
5
Los préstamos personales como alternativa para sobrellevar la crisis

La situación económica del país continua inestable. Si bien los especialistas en la materia vaticinan una recuperación lenta, pero segura, las repercusiones de la pandemia siguen vigentes. Frente a este panorama, muchas personas se encuentran con la necesidad de solventar sus actividades y continuar con sus proyectos. En estos casos, resulta fundamental conseguir el mejor préstamo personal disponible.

Los préstamos personales como alternativa

Los préstamos personales son aquellos instrumentos financieros que permiten conseguir sumas de dinero relativamente bajas para una muy variada multitud de propósitos. Suelen solicitarse de manera online, razón de que sean tan populares; lo sencillo de su tramitación y la inmediatez de su acreditación hacen que sean una opción preferencial para aquellos pequeños empresarios y autónomos que necesitan liquidez inmediata.

La oferta de este tipo de préstamos es muy variada y existen muchos prestadores que compiten entre sí para posicionarse en el mercado. Esto favorece al usuario, puesto que las condiciones de los préstamos son cada vez más flexibles: dependerán del monto solicitado y de la capacidad de pago del solicitante. Sin embargo, las ofertas son muchas: al tratarse de montos relativamente bajos —desde los cincuenta hasta los cincuenta mil euros—, los prestadores no perciben un gran riesgo por falta de pago y por eso estos préstamos pueden solicitarse sin nómina o incluso estando en ASNEF.

Cómo solicitar un préstamo personal

Como se mencionó más arriba, los requisitos para acceder a estos instrumentos financieros varían según el prestamista, el monto deseado, la capacidad de pago, etc. Sin embargo, podemos mencionar los siguientes requisitos básicos:

  • Ser mayor de edad
  • Presentar documento de identidad vigente
  • Demostrar ingresos
  • Tener cuenta bancaria
  • Presentar información de contacto (correo electrónico, teléfono)

En cuanto a la solicitación del préstamo, existen dos maneras; por un lado, la vía tradicional del banco y las entidades financieras y, por el otro, la vía online.

Al tratarse de montos bajos y préstamos personales, lo más conveniente es utilizar la segunda vía, ya que acudir a un banco tarda más tiempo, exige más requisitos y puede salir mucho más caro. Además, no se justifica tanta tramitación a menos que se trate de un préstamo de envergadura.

Una vez elegido este canal, conviene filtrar la búsqueda por medio de algún comparador de préstamos. Se trata de plataformas y sitios web que incorporan un catálogo con una multitud de prestadores y herramientas informáticas que permite comparar el perfil del usuario y sus particularidades (monto deseado, capacidad de pago, etc.) para emparejarlo con el mejor préstamo disponible. Llegado a este punto, el usuario solo debe elegir entre las primeras opciones a la que más le convenga y llenar un formulario en la web del prestamista.

La versatilidad de los préstamos personales ha sido probada durante la pandemia, y sus ventajas son muchas; permite a las personas con problemas de solvencia resolver problemas puntuales, mantener en actividad su negocio o incluso atender urgencias médicas. Se dice que el mejor préstamo personal se encuentra a la vuelta de la esquina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here