El Ayuntamiento de Zaragoza instala placas para realizar la resignificación de las calles de Agustina Simón y de Pedro Lázaro

La actuación se realiza siguiendo la propuesta de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, en la que se optaba por la resignificación y descartaba el cambio de nombre

0
221
2022-04-04 Calle de Pedro Lazaro
Memoria histórica. / Foto: Ayto de Zaragoza.

Redacción. El Ayuntamiento de Zaragoza ha colocado cuatro placas con inscripciones en las calles de Agustina Simón y de Pedro Lázaro para realizar la resignificación de las mismas dentro de las propuestas expresadas en el Grupo de Trabajo de la Memoria Histórica y en cumplimiento de lo dispuesto en la Ley de Memoria Democrática de Aragón.

Dicho Grupo de Trabajo se conformó en julio de 2020 para estudiar y elaborar propuestas para la asignación o modificación de denominaciones del viario y espacios públicos de la ciudad, así como de todas aquellas cuestiones que estén relacionadas con la Memoria Histórica. Presidido por la vicealcaldesa y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, estaba formado por personal técnico de los servicios municipales de Información Geográfica, Archivo Municipal y Cultura, así como por representantes de todos los grupos municipales y los asesores externos Guillermo Fatás, Ángel Sesma y Pilar Barranco.

2022-04-04 Calle de Agustina Simón
Resignificación de calles. / Foto: Ayto de Zaragoza.

En el seno de este grupo se acordó estudiar once nombres de viarios, que correspondían a solicitudes presentadas por el Gobierno de Aragón, a expedientes iniciados por ZeC y a solicitudes de la Fundación 14 de abril, con la posibilidad de que pudieran cambiarse. En junio de 2021, este órgano de carácter consultivo mostró su apoyo de forma mayoritaria, pero no unánime, a resignificar dos calles de Zaragoza, analizar el cambio de otras dos y retirar un título honorífico.

De este modo, se ha procedido a descubrir las placas con inscripciones en las dos calles que debían ser resignificadas y cuyos textos han sido elaborados por uno de los asesores externos del Grupo de Trabajo, el catedrático e historiador Guillermo Fatás. En la calle de Agustina Simón se han descubierto dos placa donde se detalla: “La ciudad recuerda aquí a sus hijos e hijas que, como Agustina Simón, cayeron muertos al servicio de su vocación humanitaria y en el ejercicio de su piadosa labor de auxilio sanitario y consuelo anímico a las personas heridas en una terrible guerra entre españoles que no debe repetirse jamás”. Mientras que en Pedro Lázaro se han puesto otras dos placas que rezan: “La ciudad recuerda aquí a sus hijos que, como Pedro Lázaro, murieron en los frentes de una terrible y cruel guerra entre españoles que no debe repetirse jamás”.

Para estas dos calles se optó por el modelo de resignificación y no de cambio de nombre. Así se acordó tras los requerimientos de la Dirección General de Patrimonio Cultural de Gobierno de Aragón, quien propuso esta opción dado que “no consta sobre ellos apenas ninguna información”. En el caso de Pedro Lázaro, se apuntaba desde la DGA que “el hecho de morir en el frente no identifica a un soldado como franquista o defensor del bando sublevado si, como es probable, fue llamado a filas como soldado de quinta o reemplazo”. Entre tanto, en el caso de Agustina Simón, “enfermera de ideología carlista-tradicionalista”, menciona que “solo consta su acción humanitaria”.

Asimismo, los informes remitidos por la Dirección General Patrimonio autonómica ahondaban en el hecho de que “ambas calles son de poca trascendencia en el callejero” y que “habían pasado desapercibidas hasta la actualidad”, por lo que concluía proponer una resignificación “con una placa con una inscripción que lamente la pérdida de toda una generación de jóvenes sacrificada en una guerra civil, abogue por la paz y exprese la repulsa a toda confrontación bélica”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here