Licitada la restauración de un repostero que forma parte de la Capilla Mayor de la Colegiata de Santa María en Calatayud

Las empresas interesadas pueden enviar sus ofertas antes del 25 de julio

0
364
2022-07-11 Capilla Mayor de la Colegiata de Santa María
Repostero. / Foto: Ayto de Calatayud.

Redacción. El Ayuntamiento de Calatayud da un nuevo paso en la restauración de las históricas piezas de repostería que atesora la colegiata. En 2018 se acometieron trabajos de restauración del conocido repostero de los Reyes Católicos y ahora, el Ayuntamiento recupera una obra del siglo XVI.

La recuperación pretende reducir las patologías que sufre la pieza y recuperar su exposición. En la actualidad se encuentra desmontado y en depósito en la sacristía de la colegiata y presenta un estado de conservación precario.

La empresa adjudicataria de este contrato que licita el Ayuntamiento bilbilitano llevará a cabo un estudio histórico, iconográfico, heráldico y morfológico de los materiales; aportará documentación fotográfica y gráfica para documentar su valor histórico. La restauración se centrará en el desmontaje de elementos, su adecuada limpieza e hidratación, la reintegración de escudos, forrado y colocación de un nuevo sistema de suspensión.

“Estamos ante uno de los siete reposteros que datan de los siglos XVI y XVIII y que conforman la colección de la Colegiata. Sus características artísticas e históricas son de gran valor y por ese motivo, estamos muy interesados en impulsar su restauración, con el fin de que puedan ser expuestos de nuevo para contemplación por la ciudadanía”, indica el concejal de Urbanismo y Patrimonio, José Manuel Gimeno.

El repostero tiene unas dimensiones de 200 x 450 cm y en su tejido central destaca un brocado de damasco enmarcado en terciopelo de seda verde. Está decorado por seis escudos y ocho blasones heráldicos de materiales diversos: seda, algodones y bordados con sedas policromadas e hilos dorados y plateados.

El presupuesto de licitación se sitúa en 24.793 euros y cuenta con apoyo de Diputación Provincial de Zaragoza, dentro de su Plan de Bienes Muebles de Naturaleza Eclesiástica (70% apoyado por DPZ y 30% asumido por el Ayuntamiento). Las empresas interesadas pueden presentar ofertas hasta el 25 de julio.

El primer repostero de esta colección que ya se ha restaurado se encuentra expuesto en la sala capitular del claustro de Santa María. Ahora que la Colegiata ha reabierto sus puertas se pretende que estas piezas recuperen su lugar original en el altar mayor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here