Nuevo paso para la implantación de nuevas inversiones en los suelos de la antigua Universidad Laboral

El inicio de las obras está fijado para la primavera del año próximo y se espera concluirla a finales de 2024

0
195
2022-09-13 Universidad Laboral de Zaragoza
Imagen de la Universidad Laboral de Zaragoza. / Foto: Luis Correas.

Redacción. El Gobierno de Aragón ha dado hoy un nuevo impulso al desarrollo de los suelos de la antigua Universidad Laboral, con la firma de un convenio con la Entidad Pública Empresarial, SEPES, donde se fijan las condiciones y responsabilidades de ambas instituciones, para proseguir con el proyecto, en el Polígono de Malpica, en Zaragoza.

El convenio ha sido ratificado por el consejero de Hacienda y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón, por parte de la DGA, y por Fidel Vázquez Alarcón, director general del SEPES.

El objetivo del mismo es establecer un marco adecuado y coordinado de colaboración que favorezca la implantación de proyectos relacionados con la actividad productiva cuya inversión requerida califique el Gobierno de Aragón como de Interés Autonómico, o de Proyectos de Interés General de Aragón.

Uno de los primeros compromisos establecidos en el convenio es la tramitación de un Plan o Proyecto de Interés General de Ordenación de Zaragoza (PIGA) para las zonas A6 grado 1. Así se especificó ya a mediados de mayo, cuando el Gobierno de Aragón aprobó la declaración de interés y presentó públicamente el proyecto de construir naves destinadas a logística y comercio electrónico.

Dentro de los compromisos sobre ordenación, gestión y urbanización, el convenio recoge una serie de 5 parcelas y zona verde, teniendo en cuenta el suelo aportado por cada organismo y las cesiones obligatorias al Ayuntamiento.

Es suelo urbanizado, con servicios de abastecimiento, saneamiento y red eléctrica, “que hasta ahora no cumplían función alguna de utilidad social”, y que permiten “la inmediata implantación de usos productivos” y dar respuesta “a las demandas de suelo industrial por parte del Gobierno de Aragón”, según remarca el convenio.

La superficie total de la parcela donde se ubica la antigua Universidad Laboral, cerrada hace más de 25 años, tiene 415.000 m2, unos 105.000 m2 son propiedad del SEPES y los restantes 310.000 m2 del Gobierno de Aragón.

Hay además otra parcela del SEPES de unos 54.000 m2 de equipamiento comercial, aún sin enajenar; la SAREB dispone de 1.250.000 m2 y el Gobierno de Aragón posee otros 500.000 m2 en la zona.

El coste económico de las obligaciones asciende a 1.030.000 euros, de ellos 930.000 para obras de urbanización y 100.000 para redacción del proyecto de urbanización. Estas aportaciones, proporcionales a la titularidad del suelo, se incorporarán a los presupuestos de 2022 y 2023.

El año próximo, el SEPES destinará a tal fin 320.581 euros y el Gobierno de Aragón 609.419 euros

El convenio establece, por otra parte, que el Gobierno de Aragón tendrá el derecho de tanteo, respecto de cualquier suelo que se pretenda enajenar que hubiera sido objeto de ampliación de usos mediante el PIGA. Se creará una Comisión de seguimiento para analizar la ejecución del convenio, que tiene una duración de 4 años, y su cumplimiento por las partes firmantes.

El pasado 18 de mayo se presentó públicamente el proyecto de recuperación de los suelos de la antigua Universidad Laboral, con la declaración de interés autonómico y general, enfocado a la implantación de actividades productivas que atraigan nuevas empresas.

La empresa aragonesa Montepino, gestionada por Valfondo, construirá sobre este suelo dos grandes naves para el sector de la inmologística y del e-commerce. Está prevista una inversión inicial de 150 millones de euros, a los que se sumarán unos 75 millones de futuros inquilinos, lo que supondrá una inversión total de 225 millones.

Los promotores, que han desarrollado en los últimos años proyectos de logística en otros puntos de España, calculan la creación de 2.500 puestos de trabajo, cuando el proyecto esté consolidado. Habrá además un aparcamiento de 1.100 plazas y una zona verde.

El inicio de las obras está fijado para la primavera del año próximo y se espera concluirla a finales de 2024. Por magnitud, es el segundo gran proyecto de todos los que ahora se desarrollan en nuestra Comunidad Autónoma, después de la inversión de BonArea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here