Una empresa americana se instalará en Tarazona y creará 500 puestos de trabajo

0
222
Cooper Standard se instalará en Tarazona, donde espera crear 500 puestos de trabajo.
Cooper Standard se instalará en Tarazona, donde espera crear 500 puestos de trabajo. / Foto: Cooper Standard

Redacción. / La empresa auxiliar de automoción Cooper Standard va a instalar una planta de fabricación de elementos de sellado para automóviles en Tarazona. La llegada del líder mundial en ventas de componentes de sellado para puertas y ventanas de automóviles, que ocupa el segundo puesto también en tubos de combustible y sistemas de frenado, va suponer una inversión de 6,7 millones de euros durante los próximos cinco años y la creación de hasta 500 puestos de trabajo cuando el proyecto esté desarrollado en su totalidad.

La cercanía a las principales plantas de automoción españolas (9 de ellas en un radio aproximado de 300 kilómetros), las condiciones para llevar a cabo las tareas de fabricación y distribución logística, la disponibilidad de empleo cualificado en la zona y la buena interlocución con las autoridades autonómicas y locales han sido determinantes para que esta compañía haya decidido instalarse en Tarazona, ampliando su presencia en Aragón, donde ya está presente en Borja desde el año pasado.

Los términos de esta operación han quedado recogidos en el protocolo suscrito esta mañana en Zaragoza por el consejero de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón y presidente del Instituto Aragonés de Fomento (entidad que está prestando el asesoramiento técnico a la empresa para su asentamiento en la Comunidad Autónoma), Arturo Aliaga, el alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte y el presidente de Cooper Standard para Europa y Sudamérica, Fernando de Miguel, en un acto que ha contado también con la presencia del director de la que será la nueva planta de sealing (sellado) de Tarazona, Ángel Sanz, y del director gerente del Instituto Aragonés de Fomento, Antonio Gasión.

La planta que Cooper Standard ubicará en Tarazona sobre una superficie de 14.000 metros cuadrados estará especializada inicialmente en las líneas de aislamiento y sellado de componentes para automoción. El objetivo es liderar estas líneas de negocio y añadir alguna complementaria más adelante, llevando a la empresa a ocupar aquí una posición similar a la que tiene en otros mercados. Este centro productivo deberá estar plenamente operativo en diciembre de 2015, con arreglo a los contratos que Standard Cooper tiene ya concertados con distintos constructores de automóviles. Las cifras de empleo podrían rondar los 50 trabajadores en 2015, 100 en 2016, 200 en 2018 y 325 en 2020, hasta llegar a los 500 indicados cuando las instalaciones se encuentren plenamente desarrolladas conforme al proyecto presentado. En ellas esperan superar los 35 millones de euros en ventas para 2020.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here