Es cierto, la primavera la sangre altera

2
586
Hoy comienza la primavera.
Hoy comienza la primavera.
Hoy comienza la primavera.
Hoy comienza la primavera. / Foto: google

Marta Plano. / Hoy 21 de marzo se repite un hecho importante que estemos donde estemos, seamos quienes seamos, y aunque queramos evitarlo, nos afecta a todos: la llegada de la primavera. Generalmente esta estación se asocia a afecciones como alergias o la astenia primaveral, aunque también son muchos los beneficios que aporta a nuestro organismo.

El doctor Eduardo Barreiro, médico de familia en el Hospital Quirón Zaragoza, define esta etapa como una “revitalización del organismo”, dado que en el proceso de cambio del ‘modo invierno’ al ‘modo primavera’ eliminamos aquellas sustancias como la grasa o los hidratos de carbono que hemos ido acumulando para combatir el frío y generar energía.

Uno de los principales beneficios que produce la primavera en nuestro organismo es que “al haber más horas de sol tenemos más vitalidad, y por la mañana producimos cortisol orgánico, lo que hace que tengamos más ganas de hacer cosas”, explica el doctor Barreiro. “Este hecho se explica también por los cambios en la producción de hormonas, dado que, por ejemplo, se produce en menor cantidad la melatonina, responsable de la sensación del sueño, con lo que necesitamos dormir menos horas, añade.

La mayor producción de hormonas afecta también a la sexualidad.
La mayor producción de hormonas afecta también a la sexualidad. / Foto: ZBN.

Por otro lado aumenta la cortisona, las feromonas, la testosterona, los estrógenos… lo que afecta a las relaciones sexuales y a la concepción. El doctor Barreriro destaca que “las hormonas de reproducción sexual son más intensas en esta época, nos apetece más estar en contacto con otras personas. En definitiva somos animales sobre las superficie terrestre, y esto conlleva un mayor interés por el sexo en la primavera que se explica por el cortisol orgánico que generamos por la mañana, ya que es lo que nos pone en marcha y activa la producción de estas hormonas”.

Al igual que la savia de los árboles se activa con la llegada de la primavera dando lugar a los primeros brotes, nuestra sangre también reacciona. “La producción de hormonas revitalizadoras altera la sangre. La inyección de cortisol, dopamina, catecolaminas y noradrenalinas nos pone en marcha haciendo subir nuestro ritmo cardiaco, la respiración, la sudoración… nos regenera», indica el doctor Barreriro.

Dejar atrás los días fríos y grises, la mayor luminosidad, ver más gente por la calle y la mayor presencia de la naturaleza también tienen efectos psicológicos, dado que generalmente contribuyen a tener una mente más positiva que nos hace estar de mejor humor. Sin embargo, estos efectos no son constantes, y evidentemente un día nos podemos levantar algo cansados. Esto no significa que nos hayamos visto afectados por la astenia primaveral, que implica una sensación de cansancio, sino que nuestro cuerpo se está adaptando al cambio de estación.

Podemos potenciar los efectos positivos de la  primavera a través de la vitamina C.
Podemos potenciar los efectos positivos de la primavera a través de la vitamina C. / Foto: google

Aun así, tanto el doctor Barreiro como Asun Armas, couch nutricional de Espacio Ágape, coinciden en que este síntoma se puede evitar al beber más agua y tomar vitamina C, que la encontramos en productos como el kiwi, el pimiento, el perejil o el tomate, entre otros. La nutricionista Armas añade que en esta estación es importante ingerir alimentos de temporada y de cercanía, es decir, en nuestro caso de origen zaragozano, ya que la naturaleza ofrece los alimentos que necesitamos. En cuanto a las alergias, el doctor Barreiro propone utilizar mascarillas al igual que en otros países las emplean para protegerse de la polución.

Con respecto a la alimentación y la felicidad, la nutricionista Armas señala que “muchos clientes en otoño- invierno tienen apetencia de dulce o hidrato de carbono, cuando en realidad lo que les ocurre es que tienen una necesidad de serotonina, que es el neurotransmisor conocido como ‘el de la felicidad’. La ventaja de la primavera y del verano es que al tomar más el Sol y estar más en la calle relacionándonos con otros y con la naturaleza aumentamos la producción de serotonina”.

Estos efectos positivos se suelen acentuar hacia finales de abril o principios de mayo, y no todas las personas los experimentan en la misma medida. Sin embargo, son un elemento clave en medicina, dado que según el doctor Barreiro “en pacientes que se les quiere modificar o quitar un tratamiento procuramos hacerlo en esta época porque el organismo está más alegre, contento y receptivo”.

La belleza de la primavera llegará poco a poco a cada rincón de Zaragoza y a cada zaragozano y zaragozana que, si así lo desea, puede disfrutar de sus beneficios a través de una vida sana, y ante todo, una mentalidad positiva. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here