¿Cómo dejar de fumar de una vez por todas?

Dejar de fumar sigue siendo la asignatura pendiente de muchas personas que no han podido desprenderse aún del poder del cigarrillo. Hay diversos métodos para conseguirlo, aunque hay que tener en cuenta la eficacia y eficiencia de cada uno de ellos.

Iván Cernadas. Dejar de fumar es el deseo de mucha gente que lo ha probado todo y no consigue quitarse el poder del tabaco. Y es que a pesar de que desde hace unos años ya no está permitido fumar en lugares públicos y en ciertos locales como restaurantes y bares (excepto si están acondicionados y preparados al efecto) el consumo del tabaco es algo presente en la sociedad ya que se estima que más del 30 por ciento de las personas en España es fumadora.

La cifra aumenta si se le suma que mucha gente consume tabaco de forma esporádica los fines de semana o en fiestas y ocasiones especiales. El problema de todo esto no es sólo el empeoramiento de la calidad de vida de la gente y es que dejar de fumar es de las pocas cosas que al hacerlo inmediatamente proporciona unos beneficios que se notan a primera vista y aumentan con el tiempo.

De hecho, hay una relación clara entre el cáncer de pulmón y el consumo de tabaco, por lo que no es extraño afirmar en base a investigaciones científicas que cuanto antes deje una persona de fumar más posibilidades de vida tendrá por no mencionar que notará un aumento en su calidad de vida.




Ventajas de dejar de fumar

Los beneficios de dejar el tabaco son muchos. Con solo dejar de hacerlo durante una media hora la presión arterial se minimiza. A partir del medio día los niveles de monóxido de carbono se estabilizan en la sangre.

Y eso no es todo, pasado un tiempo de entre unas dos y tres semanas la respiración mejora considerablemente al igual que la circulación.

Pero además de notar los efectos a nivel físico la suciedad y el mal olor que se evita con el tabaco es algo muy valorado por mucha gente que no se da cuenta de que cuando fuma se le atrofia el olfato. Normal ya que están acostumbrados al olor de la nicotina y el tabaco.

Por no comentar que desaparece la tos de fumador, es más fácil hacer actividad física y el aspecto de la piel y de la ropa mejoran al oler bien, sobre todo, de la tez de la cara y la piel se nota sobre manera ya que tienen mejor riego sanguíneo, y por tanto, mejor aspecto.

Además, hay otro factor y es que los cambios positivos no son los mismos si se tiene 30, 40 que 50. En todo caso, es algo muy positivo y es que cuánto antes se deje mucho mejor.

Finalmente, está el ahorro económico que ello conlleva. El gasto de un paquete diario puede alcanzar a final de mes una cantidad que ronda y supera tranquilamente los 100 euros, según sea el consumo de cada persona.

Cómo dejar de fumar de una vez por todas

El problema es que mucha gente, incluso con mucha fuerza de voluntad, no lo consigue o si lo hace es de forma interrumpida e intermitente. Esto se debe a que por mucho que se quiera siempre están las ganas latentes y la presión social es muy fuerte.

Afortunadamente, existen métodos muy efectivos para dejar de fumar que vamos a citar a continuación.

Existen muchas formas para dejar de fumar, están los parches, las pastillas, los chicles, la fuerza de voluntad, dejarlo poco a poco o incluso los vapeadores. Lo malo es que todo esto son sustitutos y no un remedio natural. Los parches en muchos casos no funcionan, la fuerza de voluntad puede ayudar pero tiene que ser constante y estar totalmente determinado a dejarlo.

Los vapeadores pueden servir para alguna gente, pero no dejan de ser un enganche y no a todo el mundo le gusta usar este tipo de filtros. Hay otros métodos como las dietas, los cigarrillos electrónicos pero no se recomienda ya que no hay ningún estudio serio que confirme este método sea bueno para evitar el cáncer.

Y es que el consumo de tabaco, aunque sea electrónico aumenta el riesgo de padecer enfermedades. De hecho, ya se conoce el dato de la primera persona muerta relacionada con el consumo del cigarrillo electrónico en EE.UU.

Otro sistema para dejar de fumar es el metodojorgemaso.es, consiste en la denominada hipnosis clínica despierta, una combinación de relajación y motivación que no tienen ningún efecto secundario ni contraindicación médica.

Esto se debe a que se usa un sistema que programa nuestro cerebro para decirlo que no al tabaco. Este sistema tiene un gran alto porcentaje de efectividad, en torno a un 93,7 por ciento, y casi toda la gente que lo prueba no vuelve a tocar un cigarrillo.

Este sistema es el método elegido y aplicado por Jorge Masó en todas sus sesiones que realiza en toda España, y especialmente, en Zaragoza una vez cada mes.

Este tipo de terapia quita el mono del tabaco, sin angustia ni ansiedad y lo mejor de todo, con una sola sesión.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.