La Gran Vía de Zaragoza muestra el sentir de autores y artistas durante el confinamiento

Desde el 23 de julio y hasta el 30 de septiembre podrá contemplarse en soportes expositivos y en marquesinas del tranvía la exposición 'La casa por la ventana'.

0
254
La Gran Vía de Zaragoza muestra el sentir de autores y artistas durante el confinamiento

Redacción. La vía pública se vuelve a llenar de cultura, por iniciativa de la Unidad de exposiciones del  Servicio de Cultura del Ayuntamiento, con la nueva instalación en la Gran Vía de “La casa por la ventana. Historias para abrazar la ciudad”, una muestra que quiere reflejar los sentimientos de escritores e ilustradores durante el confinamiento y que podrá contemplarse desde hoy 23 de julio y hasta el 30 de septiembre.

 El encierro que hemos vivido toda la población como consecuencia del Covid 19 puede suponer un punto de inflexión y de reflexión sobre las vivencias que han sucedido durante este tiempo y los cambios que va a tener en nuestro sistema de vida y en nuestra relación con el espacio público y con  nuestra ciudad.

La idea de tirar “la casa por la ventana” implica celebrar, romper con el confinamiento, a la vez que interactúa con una acción que hemos repetido a lo largo de estos días, mirar por la ventana, estar en la ventana.

Las ventanas también han existido dentro de casa, eran pantallas interiores: televisiones, ordenadores, tablets, teléfonos móviles… Necesitamos renovarnos y mirar hacia afuera, asomarnos hacia la ciudad, a la gente con la que nos encontramos a cada paso.

Esta exposición va a servir, no solo como reactivación del sector cultural implicado en el proyecto, sino como experiencia colectiva que exprese ideas y sentimientos de comunidad vividos durante el confinamiento, así como una proyección futura de transformación. Una transformación de la experiencia convertida en arte colectivo para disfrutar en la calle.

“La casa por la ventana” es una metáfora de lo que hemos vivido asomados a nuestras ventanas, a nuestros balcones y por otra parte quiere ser una celebración para ser contemplada en la calle, esa que tanto hemos echado de menos y que debemos mirar con responsabilidad.

El proyecto, comisariado por Julia Millán y diseñado por Fernando Lasheras, se desarrolla mediante dos acciones:

Veinte soportes expositivos en Gran Vía. Muestran el relato dual de veinte escritores y veinte ilustradores de la ciudad, como experiencia vivida y proponiendo, a la vez, una acción de futuro y de motivación sobre lo que no hemos tenido y ahora necesitamos como comunidad.

Cinco marquesinas del tranvía. La voz de ciudadanos y ciudadanas se presenta en una selección de frases, palabras y expresiones que conforman un relato colectivo acompañado por ilustraciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here