El Clínico logra la excelencia en el manejo de la enfermedad inflamatoria intestinal

La Unidad de Atención Integral a pacientes con EII del centro atiende anualmente a unas 1.800 personas

0
192
Actividad de entrega de la acreditación. / Foto: Departamento de Sanidad.

Redacción. La Unidad de Atención Integral a pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal (EII) del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa, ha recibido hoy la certificación de calidad que concede el Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GETECCU).

El Programa de Certificación de las Unidades de Atención Integral a pacientes con EII (CUE) es un proyecto desarrollado e impulsado por GETECCU, auditado por Bureau Veritas, como tercera parte independiente, y que cuenta con el apoyo de la biofarmacéutica AbbVie.

El objetivo es reconocer a aquellas Unidades de EII del país que aseguren la mejor prestación asistencial a pacientes con esta enfermedad. Está considerado el mayor reconocimiento para estas Unidades a su labor en la atención de la EII en España, situándolas como referente a nivel regional y nacional.

El responsable de la Unidad de EII, el profesor Fernando Gomollón, ha indicado que “la acreditación supone un reconocimiento al esfuerzo de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal, del Servicio de Aparato Digestivo y de todo el Hospital Clínico por proporcionar a los pacientes con EII una atención de la calidad que merecen”.

El profesor Gomollón dirige un equipo formado por los especialistas: María Teresa Arroyo, Carla Gargallo, Viviana Laredo, Erika Alfambra, Beatriz Gallego, Pablo Latorre, Carolina Lambán, Rosa Raño y, hasta hace muy poco, Pilar Vadillo y Montserrat Campo.

“Esta acreditación supone un punto y seguido en la labor de una Unidad que, de una forma u otra, lleva funcionando en el Hospital Clínico Universitario desde que fue fundada por el doctor Justo López Zaborras y que ha contribuido de forma importante al desarrollo de la asistencia, la investigación y la docencia en Enfermedad Inflamatoria Intestinal en toda España, con una colaboración muy destacada en todas las iniciativas de GETECCU y ACCU”, ha asegurado.

Investigación

El objetivo de esta unidad que atiende anualmente a más de 1.800 pacientes es mejorar para conseguir una atención de excelencia, que responda a los mejores estándares nacionales e internacionales: “Todavía tenemos un amplio margen de mejora para el futuro por lo que la investigación clínica es parte consustancial de nuestro día a día”, ha resaltado el profesor Gomollón.

Por otra parte, la atención a estas enfermedades tan complejas requiere un trabajo interdisciplinar con muchas especialidades y, “en nuestro caso, todos los días colaboramos con Atención Primaria y los servicios de Cirugía, Radiología, Farmacia, Anatomía Patológica, Inmunología, Bioquímica y Urgencias y, además, muy a menudo, con los servicios de Dermatología, Reumatología u Oftalmología, entre otros”, ha concluido el responsable de la Unidad.

Como explica el presidente de GETECCU, Manuel Barreiro, “en GETECCU, estamos comprometidos con la mejora continua de la calidad de la asistencia a los pacientes con EII. Este programa de certificaciones, CUE, nos permite revisar, de una manera sistematizada, los procedimientos, medir los indicadores e implementar planes de mejora para alcanzar la excelencia en la calidad y en la asistencia de las Unidades, en las que se presta una atención integral a los pacientes con EII”.

Por su parte, María Luz Alonso, representante de la Asociación de Pacientes de Crohn y Colitis Ulcerosa de Aragón (ACCU), ha manifestado que las unidades que reciben esta certificación aseguran «una buena asistencia a la gran mayoría de los pacientes», ya que han sido distinguidas «por su calidad asistencial e investigadora». Además, ha añadido, «garantizan una atención integral y multidisciplinar”.

Sobre la EIILa EII se define como un grupo de trastornos inflamatorios que engloba dos entidades fundamentales: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Se trata de una patología de causa desconocida pero mediada inmunológicamente, y cuyos síntomas son muy variados y suelen incluir la diarrea o el dolor abdominal, llegando en ocasiones a requerir cirugía o ser incapacitantes para los pacientes.

El debut de la enfermedad suele ser en edades jóvenes y durante su desarrollo se pueden presentar complicaciones, tanto intestinales (oclusión intestinal, deficiencias nutricionales y sus consecuencias, etc.), como extraintestinales (dermatológicas, reumatológicas, oculares y hepatobiliares, entre otras).

La aparición de los síntomas de la enfermedad es impredecible, con periodos de remisión y brotes y, en muchos casos, llegan a requerir hospitalizaciones e intervenciones quirúrgicas.

La cronicidad de la enfermedad, los controles periódicos, un tratamiento farmacológico continuado y la posible necesidad de exploraciones endoscópicas o intervenciones quirúrgicas, tienen una gran repercusión en la vida familiar, laboral y social del paciente, y condicionan considerablemente su percepción de salud y su calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here