SBoards explica por qué usar una pizarra de vidrio para oficina

0
83

/COMUNICAE/

Las diferentes maneras de pensar que pueden tener los profesionales hacen que a veces resulte muy difícil unirlos en un mismo equipo. Sin embargo, si se cuenta con materiales y recursos que mejoren el rendimiento en la oficina, se podría conseguir una mejora considerable en la ejecución del trabajo.

El trabajo en equipo es muy importante. Por ello, es necesario contar en la oficina con materiales y recursos que contribuyan al mejor funcionamiento de la empresa. Uno de los puntos a destacar son las reuniones de equipo, sesiones en las que se exponen datos, informes, estadísticas y demás asuntos laborales. Para ello, contar con un buen soporte es imprescindible, como podría ser la pizarra de vidrio para oficina donde exponer todas las ideas al equipo. A tal efecto, SBoards -fabricante de pizarras de vidrio- explica algunos de los beneficios de usar este recurso para hacer mucho más prácticas y cómodas las reuniones.

La unión hace la fuerza
Es un hecho que cuando un equipo está en armonía el trabajo sale mejor, se funciona como una máquina engranada y los proyectos se superan en común. Compartir la información, proponer ideas y escuchar nuevos conceptos de todos los integrantes es fundamental para triunfar.

En las corporaciones ya se dispone de espacios destinados a reunirse en equipo, espacios en los que es fundamental contar con una pizarra o superficie sobre la que plasmar notas e ideas y además hacer proyecciones. Pero si realmente se quiere prosperar, lo ideal es contar con los mejores medios en la oficina como, por ejemplo, una pizarra de vidrio sobre la que escribir y proyectar informes, impresiones, resultados, etc., y realizar actividades que permitan unificar al equipo.

Pero, ¿por qué una pizarra de vidrio puede contribuir a que el equipo mejore en su rendimiento? El vidrio es una superficie muy resistente, permanece inalterable con el paso del tiempo y beneficia a todo el grupo con una lectura y escritura clara y nítida sobre ella. La definición siempre es excelente, al contrario de lo que pasa con las pizarras de plástico, las cuales se degradan y dejan rastros de trazos de tinta anteriores (ghosting) porque el borrado no es perfecto y puede difuminarse, lo que dificulta cada vez más la lectura y la escritura, dando lugar a la falta de atención y actividad positiva al hacer reuniones de trabajo. Al final, se debe tener en cuenta que todos los pequeños detalles suman (o restan).

El juego aumenta la complicidad entre las personas
Con actividades lúdicas salen a la luz afinidades entre compañeros que, a primera vista, pueden no ser perceptibles. Se descubren así nuevas facetas de empleados que, combinadas con otros aspectos, pueden resultar un diamante en bruto.

Gracias a la pizarra de vidrio en la oficina se pueden plantear juegos y combinarlos con diferentes materiales, pues al ser una superficie imantada, permite usar la imaginación hasta donde se quiera: jugar con notas adhesivas, colgar tarjetas o carteles pegados mediante imanes, proyectar una diapositiva sobre la que se puede escribir con rotuladores, anotar ideas, plantear una actividad grupal, etc. Es un sin fin de posibilidades que se pueden aprovechar para unificar al equipo.

Desde SBoards además recuerdan que, gracias a la gama de tamaños, colores y acabados existentes en el mercado, como los que se pueden encontrar en su web sevasaboards.com, las pizarras de vidrio encajan perfectamente en cualquier espacio, aportando elegancia y minimalismo a las oficinas y demás espacios de trabajo.

Fuente Comunicae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here