La Policía Local inicia una campaña de control de alcohol y drogas

Se va a desarrolla del 8 al 14 de agosto en colaboración con la dirección General de Tráfico

0
131
2022-08-07 Control policial en carreteras
Control policial en carreteras. / Foto: DGT

Redacción. La Policía Local de Zaragoza dio inicio desde este lunes 8 de agosto, y hasta el domingo 14, una campaña especial de vigilancia y control de alcohol y drogas en la conducción. Se suma de esta forma a la campaña organizada por la DGT a nivel nacional.

El alcohol está presente en un tercio de los accidentes mortales que se producen como factor concurrente o desencadenante. Conducir bajos sus efectos multiplica, dependiendo de la tasa, entre 2 y 15 veces el riesgo de sufrir un accidente y además está vinculado con lesiones más graves. A medida que la concentración de alcohol en la sangre aumenta en el conductor, la tasa de incidencia de accidentes también se incrementa.

Conducir con una tasa de alcohol superior a la establecida o con presencia de drogas en el organismo constituye una infracción administrativa muy grave con sanciones de hasta 1000 € y retirada de 4 a 6 puntos del permiso de conducir.

Esa conducta pasa a ser delito cuando la tasa de alcohol en aire espirado supera los 0,60 miligramos por litro o los 1,2 gramos por litro en alcohol en sangre o cuando se conduce un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas. En este caso el conductor se enfrenta a penas de prisión de tres a seis meses, multa de seis a doce meses o a trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 noventa días, además de la retirada del carnet de 1 a 4 años.

La única tasa segura es 0,00 mg/l.

El alcohol no sólo provoca una mayor siniestralidad, sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor relacionado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas.
Actualmente la ingesta de alcohol representa la segunda causa de accidentes, sólo por detrás del exceso de velocidad. Por eso la única tasa de alcoholemia segura es 0.0%, ya que incluso las tasas situadas dentro de los márgenes legales permitidos incrementan el riesgo de sufrir un accidente.

Aparte del alcohol, algunas personas conducen tras haber consumido sustancias psicoactivas (drogas de abuso), que pueden afectar la capacidad para una conducción segura. El consumo simultáneo de sustancias, que se ha demostrado como un comportamiento de extremo riesgo vial, es comparativamente frecuente en España. El cannabis (THC), la cocaína, las anfetaminas y las metanfetaminas son las sustancias que más se detectan.

El alcohol y las drogas también suponen un riesgo para los peatones, como usuarios de la vía que conviven con diferentes vehículos. Menor percepción o percepción equivocada de su entorno, pérdida de visión y mayor asunción de riesgos son consecuencias que se derivan de la ingesta de alcohol o de drogas, aumentado la posibilidad de sufrir un atropello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here