SPHERE España inaugura en Pedrola el complejo de economía circular para la fabricación de bolsas biodegradables más grande y avanzado de Europa

La planta, de 32.000 m2, será ‘residuo cero’ y se ampliará progresivamente para acoger futuros proyectos

0
217
2022-09-14 inaugura el complejo industrial de economía circular de Sphere España en Pedrola
El Presidente de Aragón, Javier Lambán, inaugura el complejo industrial de economía circular de Sphere España en Pedrola, junto John Persenda, presidente del Grupo SPHERE, y Alfonso Biel, Presidente de SPHERE España. / Foto: GA

Redacción. Tras invertir 32 millones de euros, la compañía de origen aragonés SPHERE España ha inaugurado hoy en Pedrola su nuevo complejo de economía circular para la fabricación de bolsas biodegradables y compostables y con alto contenido en materiales reciclados posconsumo, que será el más grande y avanzado de Europa en su actividad y con el que espera aumentar su facturación para superar los 100 millones de euros en 2023.

La llegada de SPHERE España a la localidad zaragozana supondrá la creación de 35 puestos de trabajo, hasta sumar más de 300 empleados, y contribuirá a diversificar la actividad económica de su entorno y de la Comarca de la Ribera Alta del Ebro, con fuerte presencia de la industria de automoción.

La nueva planta tiene 32.000 metros cuadrados dedicados a producción, frente a los 12.000 disponibles con los que contaba en el emplazamiento de Utebo.

Ubicada sobre una parcela de 140.000 metros que permitirá llevar a cabo futuras ampliaciones, la factoría está basada integralmente en los principios de la economía circular e incorporará criterios de eficiencia energética, con hitos como la automatización del proceso productivo, naves de más de 25 metros de altura para las máquinas coextrusoras tricapa, la monitorización completa en tiempo real, la gestión dinámica avanzada just in time o un almacén inteligente 4.0 de 8.300 metros cuadrados con capacidad para 12.500 palés y operado por diez vehículos autónomos (AGV).

La planta será ‘residuo cero’ y en ella se llevará a cabo el reciclado de polietileno posindustrial y bioplástico posindustrial, reincorporando al proceso productivo los sobrantes de la fabricación.

El proyecto destaca, asimismo, por la fuerte inversión en infraestructura industrial de última tecnología, ya que la compañía ha adquirido ocho nuevas máquinas extrusoras, nueve para la fabricación de bolsas de basura y cuatro para la producción de material bio en rollo. Con ello la producción anual pasará de las 32.000 toneladas actuales a 38.000 y actualmente ya se encuentra en funcionamiento al 95% de su capacidad.

Inversiones y proyectos

El complejo albergará otra nave más que se destinará a la fabricación de rollos de aluminio, film estirable alimentario y papel de cocina, productos que se distribuirán en los mercados español y portugués. Este proyecto, que se iniciará en los primeros meses del año que viene, conllevará una inversión cercana a los 2 millones de euros y se enmarca en las previsiones de inversión global que SPHERE España contempla para los próximos cinco años.

Durante más de 45 años, el Grupo SPHERE ha estado desarrollando mejoras en sus productos apostando por la sostenibilidad. El film alimentario, el aluminio y el papel de cocina son elementos imprescindibles en la vida cotidiana y han sido ampliamente investigados y fabricados en varias sedes del grupo, como COMSET en Italia o SPHERE France.

SPHERE España quiere sumarse a todas estas innovaciones de producto tanto con el ecodiseño como con avances técnicos que integren los principios de economía circular en todo el proceso, incluyendo en la gama de productos las bandejas de aluminio y las bolsas de congelación también fabricadas por el grupo.

Aragón Circular

El presidente de Aragón, Javier Lambán, que visitó en mayo de 2021 las obras del complejo, ya constató el empuje de esta multinacional que en Aragón nació de una empresa familiar en 1962 y que ya va por la tercera generación, y que ha conseguido impulsarse gracias la apuesta por la innovación. Es, a su juicio, ejemplo de la economía circular y un referente europeo.

“Es un acontecimiento de consecuencias trascendentales para nuestra economía, casi un hito histórico, tanto por su tamaño como por su tecnología y por ser la más avanzada y potente de Europa”. Además, ha aludido a la “épica” y “casi lírica” que hay detrás de los fríos números y ha puesto en valor el talento, la perseverancia y el ejemplo para las siguientes generaciones de esta empresa que partió del ámbito más doméstico hasta convertirse en paradigma del emprendimiento empresarial aragonés.

La implantación del complejo en Pedrola, que obtuvo en mayo de 2019 la declaración de Inversión de Interés Autonómico, supone, según Lambán, la diversificación del sector industrial de la zona, muy dependiente en la actualidad del sector automovilístico, capacitándola para hacer frente a nuevos retos económicos y actuando como efecto llamada para la implantación de otras industrias líderes del sector en la comarca.

Además, el crecimiento de una empresa con el carácter innovador y el desarrollo tecnológico y humano de Sphere permitirá a Aragón ser pionera en la implantación de nuevos modelos de negocio basados en la economía circular.

El Gobierno de Aragón puso en marcha en enero de 2020 la estrategia económica “Aragón Circular” que contará con un nuevo impulso. Para incentivar la actividad económica y la generación de empleo en este sector, el departamento de Economía ya ha lanzado varias convocatorias de ayudas a la I+D dirigida a proyectos de economía circular y un nuevo fondo de apoyo a empresas del sector de la economía circular a través de la sociedad pública SODIAR, que permitirá a emprendedores y pymes desarrollar proyectos empresariales vinculados al sector. Esta línea cuenta con una dotación inicial de 300.000 euros aportada por el departamento de Economía, Planificación y Empleo.

Esta firma es una de las 101 empresas que se ha adherido a la declaración Aragón Circular para impulsar la economía circular en nuestra Comunidad Autónoma. En ella se recogen 16 compromisos concretos relacionados con la mejora de la eficiencia en el uso de recursos, la innovación en el diseño y en el sistema productivo, el consumo responsable, la formación especializada, la mitigación de las emisiones o la medición de la implantación de la economía circular y de su impacto social y en el territorio.

I+D empresarial

Estas ayudas del Departamento de Economía a la I+D empresarial para el sector farmacéutico, movilidad sostenible y economía circular, que esta edición cuentan con un presupuesto total de 10 millones de euros, tienen un importante efecto multiplicador.

A falta de saber cuántos proyectos serán finalmente aprobados, la inversión prevista en las 44 solicitudes presentadas multiplica por nueve el presupuesto destinado por parte del Gobierno de Aragón a estos incentivos que permiten apoyar nuevas inversiones empresariales que incluyan desarrollo experimental o investigación industrial y se desarrollen en nuestra Comunidad Autónoma.

En concreto, con la línea para proyectos de I+D en economía circular –incluida en la estrategia Aragón Circular- se subvencionan proyectos empresariales que comprendan actuaciones dentro de ámbitos como: el ecodiseño de procesos y productos que promueva una mayor eficiencia de los recursos materiales a lo largo del ciclo de vida del producto; el reciclado de materiales u otras formas de valorización de subproductos o residuos; nuevas aplicaciones de materiales reciclados; la simbiosis industrial que promueva la eficiencia en el uso de residuos y subproductos; o nuevos procesos, tecnologías o materiales que contribuyan a la valorización de residuos que hasta ahora no eran reaprovechados.

El pasado año el departamento de Economía, Planificación y Empleo respaldó 28 proyectos de I+D empresarial, impulsados por estas mismas subvenciones, que han permitido promover en Aragón una inversión de al menos 60 millones de euros.

En concreto, se apoyaron 11 proyectos de desarrollo experimental e investigación industrial vinculados a la movilidad sostenible, otros cuatro del sector farmacéutico y 13 de economía circular.

En 2019, el departamento de Economía había convocado por primera vez este tipo de ayudas a la I+D dirigidas exclusivamente al desarrollo del vehículo eléctrico, subvencionando otros nueve proyectos diferentes que han generado una inversión de 53,9 millones de euros en nuestra Comunidad Autónoma.

SPHERE España

Líder en el mercado de bolsas biodegradables y compostables sobre norma EN 13432, SPHERE España, con sede en Utebo (Zaragoza), diseña, fabrica y comercializa bolsas de basura, bolsas de salida de caja reutilizables con un 80% de material reciclado, papel aluminio doméstico e industrial, bolsas de congelación, películas industriales y para alimentos y bolsas de papel para los mercados de gran distribución, profesionales, hostelería y municipios.

Los orígenes de SPHERE España se remontan a 1962, año de fundación de la empresa familiar aragonesa Manufacturas Biel, adquirida en 1999 por la compañía francesa SP Metal France, hoy SPHERE France.SPHERE España forma parte del Grupo SPHERE, fundado en Francia en 1976. Con 15 plantas de producción en Europa -8 de ellas ubicadas en Francia-, más de 1.400 empleados y 730 millones de euros de facturación en 2020, encabeza el mercado europeo del embalaje doméstico y producción de materiales biodegradables y compostables. SPHERE España representa el 15% de la producción total del Grupo SPHERE.SPHERE España es una empresa transformadora de plásticos totalmente enfocada al medioambiente con dos objetivos principales: concebir los productos en función del uso y de su ciclo de vida y reducir la utilización de materias primas fósiles vírgenes por materias primas recicladas post consumo. Sus líneas estratégicas son tres:- Plásticos biodegradables y compostables (se desintegran y son asimilados por el medio natural sin dejar residuos) sobre la norma EN 13432.- Plásticos con altos porcentajes de material reciclado (economía circular).-

Eficiencia energética

El plan estratégico de SPHERE España contempla la sustitución de materiales que provienen de plantas petroquímicas por materiales renovables y materiales reciclados en la totalidad de su proceso productivo a finales del 2025.

El proyecto, centrado en la fabricación de bolsas de diferentes tipologías con polietileno, biopolímeros biodegradables y materiales con alto contenido en reciclados, permitirá a la empresa desarrollar la planta más moderna y automatizada de Europa en su sector, siguiendo la filosofía de la Industria 4.0, y duplicar su capacidad productiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here