Zaragoza pedirá fondos europeos para un nuevo sistema de alquiler de bici pública y otros 40 buses 100% eléctricos

La solicitud se realiza a través de la convocatoria del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para seguir aumentando la flota de vehículos ecológicos y poner en marcha un servicio que sustituiría a Bizi una vez concluya su contrato

0
182
2022-09-23 primera unidad articulada del Irizar - Autobus
Ha sido presentada la primera unidad articulada del Irizar “ie tram” que se incorpora al servicio en Zaragoza. / Foto: Ayto de Zaragoza.

Redacción. El Gobierno de Zaragoza ha aprobado este 23 de setiembre una nueva solicitud de ayudas europeas que permitiría la adquisición de 40 autobuses 100% eléctricos que se sumarían, así, a los otros 68 para los que ya se había logrado subvención y que se irán incorporando en próximos meses al servicio.

En la nueva convocatoria del programa de ayudas en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado por la Unión Europea-Next Generation, correspondiente al ejercicio 2022, el Ayuntamiento de Zaragoza también va a solicitar ayuda para la implantación de un nuevo servicio de bicicleta pública que sustituiría al actual Bizi, cuyo contrato finaliza en mayo de 2023. Se trataría, como el actual, de un sistema con estaciones fijas (218 frente a las 130 actuales) y, además, integrado por bicicletas eléctricas (2.180 frente a las 1.300 de pedaleo mecánico actuales).

De este modo, además de mantener un servicio de bici pública, éste podría llegar a todos los distritos de la ciudad gracias que prácticamente se duplicaría la cantidad de vehículos y estaciones disponibles.

Para la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, “esta nueva solicitud se vuelve a entregar en tiempo y forma, como las anteriores, demostrando una vez más la capacidad del Ayuntamiento de Zaragoza de preparar propuestas técnicamente solventes, en un avanzado estado de diseño y que reúnen todas las características exigidas en la convocatoria”.

Además, “es la consolidación de un proyecto de ciudad sostenible, que hará frente a los retos de lucha contra el cambio climático y que nos reafirma en nuestro compromiso por ser una de las 100 primeras Ciudades Climáticamente Neutras de Europa”.

La ayuda solicitada prevé la adquisición de 40 autobuses 100% eléctricos, de los cuales 25 serían sencillos (de 12 metros) y 15 serían articulados (18 metros). En este apartado se solicitan 8.900.000 euros, una media de 222.000 euros por autobús, que cubrirían la diferencia de precio que tiene un bus híbrido frente a uno 100% eléctrico a la hora de proceder a su renovación.

De conseguirse la ayuda, Zaragoza contaría en su flota con un total de 112 buses 100% eléctricos -a los 4 que estaban previamente en servicio se sumarían los 68 ya encargados y los 40 de esta nueva solicitud- y 111 híbridos, sobre una flota total de 352 vehículos.

También se solicitan, de manera complementaria, 2.994.233 millones de euros para la instalación de los 40 cargadores necesarios en cocheras, cuya nueva infraestructura ya prevé las sucesivas ampliaciones de estos terminales conforme se aumente la flota eléctrica. Esta cantidad supone el 90% del coste total de los pantógrafos invertidos y sus complementos.

Respecto a la bici pública, la solicitud asciende a 6.572.918 euros, el 90% del costo total del sistema (bicis y estaciones). Para llevar a cabo la gestión y el mantenimiento del servicio, el Ayuntamiento licitaría un contrato por un período de tiempo aún por determinar (10 o 15 años).

En ese contrato estaría incluida la recaudación obtenida de las cuotas de los usuarios y de los ingresos publicitarios que pudieran conseguirse con las bicicletas y estaciones como soporte.

Buses eléctricos y dos nuevos tranvías ya en fabricación

Como se recordará, Zaragoza ya obtuvo en la primera convocatoria de los Fondos Europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que gestiona el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) 30,6 millones de euros. De las ayudas aprobadas, 14,6 millones de euros se destinarán a la adquisición de 68 autobuses 100% eléctricos, alguno de los cuales ya está prestando servicio en la ciudad y el resto irá llegando en los próximos meses.

En relación directa con esta adquisición está la adecuación de las cocheras de Avanza, necesaria para disponer de suficiente capacidad de carga para estos nuevos buses eléctricos. En este caso la ayuda recibida es de 7,64 millones de euros, prácticamente el 90% de toda la inversión necesaria. Estos trabajos están muy avanzados, de manera que puedan dar el necesario servicio de recarga a los nuevos autobuses conforme se produzca su incorporación.

Finalmente, el otro gran bloque de ayudas se destina a la adquisición de dos nuevas unidades del Tranvía que servirán para reforzar el servicio, sobre todo en horas punta. Se cuenta para este fin 8,38 millones de euros, lo que supone también alrededor del 90% de la inversión prevista.

Llega el primer Irizar ie-tram articulado

Precisamente hoy se ha presentado, coincidiendo con el anuncio de la solicitud aprobada en Gobierno, la primera unidad articulada del Irizar “ie tram” que se incorpora al servicio en Zaragoza. Es un autobús de 18 metros, 100% eléctrico cero emisiones, con atributos estéticos de tranvía, que combina la gran capacidad, la facilidad de acceso y la circulación interior de un tranvía con la flexibilidad de un autobús urbano.

Cuenta con una capacidad de batería embarcada de 600 kWh, la cual le confiere una autonomía próxima a los 210 kms. En su diseño se ha utilizado un motor eléctrico de 265 kW de potencia, y se ha incluido un doble sistema de carga –tanto por pantógrafo invertido como por mangueracon una potencia de 150 kW. Está dotado de una rampa doble (eléctrica y manual) y tiene capacidad para 104 pasajeros -39 sentados y 65 de pie- así como para dos sillas de ruedas.

Las previsiones acordadas entre el Ayuntamiento, la concesionaria AVANZA e Irizar indican que a mediados de octubre podrían entregarse un total de 6 ie tram de doce metros y 4 modelos articulados.

El Irizar ie tram ofrece un diseño que parte de un lenguaje estético minimalista, sin ornamentos, y en el que todos sus rasgos responden a aspectos funcionales concretos, permitiendo crear una identidad y una imagen fácilmente reconocibles por los usuarios.

La accesibilidad, la seguridad, el flujo de circulación y el confort del pasajero inspiran la arquitectura interior, resultando un habitáculo luminoso, confortable, espacioso, agradable y seguro.

Refuerzan la accesibilidad y el flujo de viajeros las tres puertas deslizantes, el piso bajo integral, la disposición de los asientos, la distribución interior con grandes pasillos de circulación, la señalización de los puestos reservados a sillas de ruedas y/o carro infantil, la información sonora de la solicitud de parada, la instalación de dispositivos para validar el billete, el diseño del puesto de conducción y un acceso cómodo y sin esfuerzo.

El diseño del interiorismo busca ofrecer al usuario la sensación de apertura y de luminosidad. El piso bajo integral y la disposición de los asientos en el interior del vehículo permiten que las entradas y salidas de los viajeros en las paradas y la circulación dentro, se desarrollen de forma muy fluida

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here