Plantean la reordenación de los suelos de La Romareda para posibilitar la construcción del futuro campo de fútbol municipal

La propuesta propone redistribuir los 42.500 m² de usos terciarios (comercio, hostelería, alojamiento…) que en 2005 ya se recogieron para la posible construcción de una torre de hasta 14 plazas junto al campo

0
84
Futbol Ilustrativo
Imagen Ilustrativa de Fútbol. / Foto: ZBN

Redacción.- El Área de Urbanismo y Equipamientos ha entregado a los grupos municipales y ha presentado a los medios de comunicación la modificación parcial 206 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) relativa a las necesidades de ordenación del campo de fútbol municipal de La Romareda a fin de posibilitar su reconstrucción en el mismo emplazamiento.

Rueda de prensa. Foto: Ayto de Zaragoza.
Rueda de prensa. Foto: Ayto de Zaragoza.

Así lo ha detallado el consejero del ramo, Víctor Serrano, quien ha incidido en «la honestidad y transparencia» que está rigiendo todo el proceso y con el objetivo de «sumar todos los consensos posibles» entre las formaciones políticas que conforman la Corporación.

La modificación consiste en la supresión de la parcela de usos terciarios (comercio, oficinas, hostelería, alojamiento…) que ya en 2005 se diseñó para la posible creación de una torre de 14 plantas junto al campo de fútbol actual y redistribuir los 42.500 metros cuadrados que se contemplaban. Así, unos 20.500 m² se trasladarán al equipamiento, por lo que la parcela del campo de fútbol alcanzaría una superficie de 47.399 m².

De esta manera se permitiría la construcción de un campo de fútbol de hasta 45.000 asientos y se dotaría al futuro campo de espacio suficiente para crear un equipamiento actual que pueda tener una explotación intensiva y moderna que reporte beneficios en su gestión.

El resto de los usos terciarios que había planeados en el PGOU (22.000 m²) quedarán en reserva registral para ubicarlos en un futuro en otros espacios de la ciudad y obtener beneficios con los aprovechamientos, que podrán invertirse en otros proyectos de la ciudad.

Por tanto, el futuro campo tendrá una superficie edificable total de 67.899 metros cuadrados y usos mixtos, por lo que 47.399 m² serán para usos deportivos y 22.500 m² para usos terciarios.

Como ha informado Serrano, esta solución planteada por los técnicos municipales «es adecuada desde el punto urbanístico, porque da más espacio a los viales del entorno y además permite alcanzar a la infraestructura hasta los 45.000 asientos».

Pero, además, «va en consonancia con cumplir las exigencias de protección y seguridad de la FIFA en cuanto al entorno del campo para organizar el Mundial 2030» y también abrirá la opción a que la fachada principal del futuro estadio pueda estar orientada tanto hacia el paseo de Isabel la Católica como hacia la plaza de Eduardo Ibarra, ha agregado el consejero.

Así lo ha detallado Víctor Serrano, quien ha recordado que, por tanto, «la modificación no supone en ningún momento una recalificación del suelo», como habían solicitado algunos grupos municipales, y además permitirá un modelo de gestión que lleve aparejada la construcción del futuro campo «sin sangrar el bolsillo de los zaragozanos», como habían pedido también otros grupos políticos. «Es una modificación tranquila, viable y con toda la seguridad jurídica», ha reseñado el consejero de Urbanismo y Equipamientos.

Ahora, dicha modificación se llevará a votación a la próxima Comisión de Urbanismo, que tendrá lugar el lunes 21 de diciembre, ha especificado Serrano, quien ha recordado que «en ese momento todos deberemos marcar nuestra posición al respecto».

A partir de ahí, se pasará el expediente por sesión plenaria. Si supera estos dos trámites, la modificación 206 quedará aprobada inicialmente y se abrirá durante 30 días a información pública, periodo en el que podrán realizarse las alegaciones que se estimen oportunas. Una vez cerrado ese plazo y resueltas esas alegaciones por los técnicos municipales, el expediente pasará de nuevo por Comisión y por Pleno para su aprobación definitiva.

Luego se podría continuar con el siguiente paso, ha aseverado Serrano, que será la redacción de los pliegos para la construcción y explotación del futuro estadio y que «contemplarán y protegerán en todo momento los réditos que deberá mantener la ciudad, dado que seguirá ostentando la propiedad pública del espacio».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here