Jorge Zumeta: “Al principio no me veía en el mundo de la moda”

0
1304
Jorge Zumeta. / Foto: Alejandro Brito.
Jorge Zumeta. / Foto: Alejandro Brito.
Jorge Zumeta. / Foto: Alejandro Brito.

Nerea Beatove./ Ambicioso, activo y con muchas ideas. El joven zaragozano Jorge Zumeta, que comenzó trabajando como modelo en la capital aragonesa, es ahora un icono con proyección internacional y cuenta con la experiencia de haber trabajado con grandes firmas en todo el mundo. Su objetivo a largo plazo es claro. Este hombre de estilo clásico pero pensamiento moderno quiere ser arquitecto. A corto, trabajar para Giorgio Armani y  seguir disfrutando de las oportunidades que el mundo de la moda le ha brindado.

Después de hacer sus primeros ‘pinitos’ en la agencia de modelos Globe, este inquieto joven decidió probar suerte en la capital madrileña, donde encontró su lugar en View Management, una de las agencias más prestigiosas de nuestro país que han descubierto a grandes modelos como Velencoso o Jon Kortajarena.

Desde entonces su vida ha dado un giro de 180º. La moda comenzó a ocupar la mayor parte de su tiempo y esto le llevó a tomar la decisión de dejar sus estudios de arquitectura en stand by para poder dedicarse completa y exclusivamente a su trabajo como modelo.

Charlamos con el zaragozano que ha conseguido protagonizar las páginas de las revistas de moda más influyentes del panorama nacional, quien nos cuenta como está siendo su experiencia entre viajes y castings.

-¿Cuál fue tu primer contacto con el mundo de la moda?

-Fue para la comunión de mi hermana. Estaba con mi familia en una tienda que se llama Pedro Bernal probándome un traje cuando me propusieron hacer un desfile para Globe. Yo me negué, pero mi madre, como le hizo ilusión, se interesó por el tema y cuando salíamos de la tienda intentó convencerme. Para entonces tenía 16 años y no pensaba en nada de eso. Yo quería moto, baloncesto, fútbol, amigos y poco más. Pero al final fui, hablé con ellos y muy bien. Llevaba dos semanas en la agencia y ya estaba haciendo un desfile con gente que tenía 30 años. Este fue el inicio en Zaragoza, pero eso no lo considero como el inicio en la moda.

-Entonces, ¿cuándo distes el salto profesional?

-En verano de 2012, cuando decidí ir a Madrid. Una compañera que también es modelo, Mar Alonso, fue la que me propuso probar suerte en la capital. Me planté allí con 18 años, me cogieron en View Management y ahí comenzó mi carrera como modelo. Me acuerdo del primer casting. Cuando entré en la agencia View me pareció que aquello era como en las películas. Todo el mundo ajetreado, con el teléfono, y tú, que entras ahí con tu ropa para la ocasión, piensas, me tenía que haber puesto otra cosa totalmente (se ríe). Estaba muy nervioso.

Jorge Zumeta. / Foto: View Management.
Jorge Zumeta. / Foto: View Management.

Pero al final te cogieron, ¿qué ha significado para tu carrera entrar a formar parte de este equipo?

-Esta agencia tiene contactos en  todo el mundo y coloca sus modelos en agencias del extranjero. Que yo tenga la posibilidad de hacer los casting en Milán significa que voy a poder trabajar con Dolce&Gabbana, Armani

Cada país tiene sus clientes y es muy difícil que aquí se convoque un casting de estas firmas. Tengo posibilidad de hacer castings en Londres, Paris, en Hamburgo… ¿Cómo voy a dejar esto? Sería como el que consigue algo y cuando lo ha probado y le ha gustado lo deja. Es como si te ficha el Real Madrid y como no juegas de titular dices, no, es que no quiero.

-¿Cómo ha cambiado tu vida desde entonces?

-La gente me dice que no he cambiado nada, pero queda muy mal si yo lo digo. Yo me siento igual, tengo más buen rollo que nunca. La moda me ha ayudado a tener confianza en mí mismo y a estar seguro, a no tener tantos miedos y complejos como antes.

-¿Es un trabajo duro emocionalmente?

-Completamente. Es un trabajo en el que pasas muchas horas solo. Tienes que viajar mucho y tiene muchas ventajas, conoces mundo, aprendes idiomas. Pero también tienes que renunciar a otras cosas, como los estudios, ver a tu familia o tener una pareja. Por lo general los modelos somos un poco flan. Tan pronto estás muy arriba y te comes el mundo como estás abajo y quieres dejarlo y te sientes fatal. Yo soy de estos. Hay otros que parece, o quizás sea verdad, que les da igual. Yo creo que estos en el fondo rabian por dentro. Todos los días tienes que ir al casting con buena cara, sonriente y metido en el papel, porque esto no deja de ser un papel. No puedes ir allí y que se vea que te sientes mal y hablar triste con el cliente. Tener siempre la cabeza bien puesta es complicado de llevar.

-¿Cómo llevas la competitividad en el sector?

-Hay mucha competencia. En chicas es mayor que en chicos. Bueno en Barcelona tenemos un grupo de amigos y nos llevamos todos muy bien. Es una competencia sana pero ya sabes que en el casting vas a ir tú y van a estar tus amigos también. Vas a quedarte en opción y de esa opción va a salir uno. Imagínate que compartes opción con dos amigos. Y si la coge alguno de ellos, te alegras un montón, pero también fastidia porque es tu trabajo y es lo que te ayuda a pagar las facturas cada mes, el piso, la comida. Pero yo lo llevo muy bien.

Jorge Zumeta y su hermana Izarbe.
Jorge Zumeta y su hermana Izarbe.

– ¿Crees que las mujeres lo tenemos un poco más complicado?

-En la moda las chicas cobran cinco veces más que los chicos. Están mucho mejor pagadas. Sí que es verdad que una chica tiene que ser muy espectacular para llegar a ser top, porque hay muchas. Por ejemplo he visto modelos que han llegado a ser conocidos porque tienen todo el cuerpo tatuado, esto en una mujer no sé si funcionaría. A mi hermana, que también es modelo, estoy acostumbrada a verla recién levantada, y la veo en una foto súper peinada y maquillada y pienso…qué pasada. El cambio es brutal. Yo si me hago una foto, me pueden peinar un poco y la ropa va a ser parecida también. El mundo de la moda en los hombres tiene que evolucionar.

-¿Para qué firmas de ropa has trabajado?

-La firma más importante para la que he trabajado es Pierre Cardin. Hicimos la campaña para Turquía y la experiencia fue increíble. Fue después de este trabajo cuando empecé a dedicarme completamente  a la moda. Trabajé para Pepe Jeans, Guess, Fuente Capala y Desigual. Hemos  hecho editoriales para la revista GQ con prendas de Hugo Boss, Louis Vouitton  y también para la revista MEANHEALTH´S. Cuando empiezo a hablar de esto siempre me sorprendo.

-Imagino que te habrás probado muchísima ropa de alta costura, ¿alguna prenda se te ha quedado grabada en la retina?

-Lo que más me gustó fue un desfile que hice con Fuente Capala con un traje con solapas y un cinturón a media cintura con una chapa. Era un traje muy del ejército alemán. Cuando te lo ponías parecía que ya te encuadrabas. Todo en mi vida es un poco clásico quizás y este era un traje que iba mucho conmigo. También hubo una chaqueta de piel de cocodrilo que me gustó, cuando miré el precio, ¡valía 6.000 euros!

-Al principio no te gustaba nada la moda, ¿y ahora? ¿Has llegado a cogerle el gusto?

-Totalmente. Entras en la moda y firmas un contrato con el diablo. Y el que firma con el diablo le coge gustillo. Yo antes era muy de marcas, era muy pijo en este aspecto y me gastaba mucho dinero en la moda. Ahora me gasto la mitad de la mitad de lo que me gastaba. Me gusta vestir monocromático, sobre todo de negro, azul marino, gris o blanco a veces. Si me pongo un rojo será muy oscuro, siempre en pequeños detalles.

Jorge Zumeta. / Foto: View Management.
Jorge Zumeta. / Foto: View Management.

– ¿Cómo definirías tu estilo?

-Yo creo que clásico. Soy muy raro, me pasa como con la música, tan pronto llevo una chupa de cuero como una sudadera muy ancha con pantalones caídos y una gorra. Es un poco como me da ese día. Pero para trabajar tengo como diez jerseys iguales negros y gris oscuro. Mi imprescindible es un botín marrón oscuro. A estos que llevo puestos les he cambiado la suela un montón de veces. Cambio mucho según el contexto en el que me muevo. A veces mis amigos aquí en Zaragoza me dicen que voy muy arreglado, pero es que me he hecho a esta forma de vestir y es con la que más cómodo me siento.

-¿En Zaragoza te sientes cómodo vistiendo ropa más elegante?

-No la verdad. Es una ciudad que en tema de moda no está apagada, sino más que eso. En Zaragoza si una chica se pone un gorro de solapa ancha, la gente que tenga un poco de idea pensará, ‘que estilazo’, pero la que no entienda mucho pensara que a dónde va con estas pintas. Esto por ejemplo en Londres no ocurre, yo he visto a un chico con falda y nadie lo mira raro. Creo que debemos evolucionar y atrevernos.

¿El estilo se aprende?

-El estilo se lleva. Yo tengo amigas que las ves con un chándal y les queda bien. Te pongas lo que te pongas te queda bien. No sé muy bien el qué es, creo que es algo innato, que no se ve.

Jorge Zumeta. / Foto: View Management.
Jorge Zumeta. / Foto: View Management.

– Y por último, ¿cuál es tu próximo reto?

– Acabar la carrera de arquitectura. En el futuro me gustaría mucho tener mi propio estudio con mi propia constructora, sé que es mucho trabajo pero es mi meta. Y en cuanto a la moda me encantaría poder trabajar con Giorgio Armani. No sé dónde estaré en un futuro, pero sí que tengo muy claro que quiero vivir en Zaragoza. Es una ciudad impresionante, su forma de vida y su arquitectura es simplemente genial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here