Cristina Soria: “Mi mayor satisfacción es que la gente me pare por la calle y me diga que mis libros les han ayudado a cambiar su vida positivamente”.

“Elige tu aventura. Claves para afrontar la toma de decisiones” es el tercer libro de la conocida coach de la televisión. Con él quiere trasladar que todas las decisiones que tomamos en nuestras vidas, ya sean voluntarias o impuestas, nos aportan grandes experiencias y aprendizajes.

IMG-20160505-WA0004
Cristina Soria: “Mi mayor satisfacción es que la gente me pare por la calle y me diga que mis libros les han ayudado a cambiar su vida positivamente”.

Leticia Calvete./  Entrevistamos a Cristina Soria, licenciada en Ciencias de la Información, y dedicada profesionalmente en la actualidad al mundo del Coaching y a la publicación de varios libros. El último de ellos, nos da claves para tomar decisiones importantes que a todos nos surgen a lo largo de nuestra vida y que nos llevan a vivir unas determinadas aventuras y no otras.

 

– En su libro da claves para afrontar la toma de decisiones, ¿qué  le impulsó a embarcarse en la aventura de escribir libros?

“Fue una decisión un poco impuesta, me la ofrecieron. Yo creo que cuando estudiamos carreras relacionadas con la comunicación en algún momento soñamos con escribir algo. Fue como un regalo, me lo propuso la editorial con el primer libro. Me encantó la idea, disfruté muchísimo y funcionó fenomenal. Después vino el segundo libro y ahora el tercero. El tercer libro ha sido más precipitado porque ha sido en menos tiempo. En un año han sido los dos últimos libros. Ha sido un libro que me ha costado, he tenido que hacer un trabajo mio interior y aceptar que las cosas, a veces, son complicadas y difíciles. Pero ha sido una buena decisión porque hemos tirado para delante y estoy contenta con el resultado”.

– Este tercer libro, ¿qué novedades aporta respecto a los dos anteriores?

“Lo novedoso es que en los anteriores yo siempre he hecho preguntas y en este pido que el lector se las haga a sí mismo. Al ser un libro general, que puede ser leído por cualquier persona, y en el que se plantean nueve decisiones yo no estoy en ese proceso personal que cada uno debe llevar a cabo.

La clave es que cada uno se haga las preguntas, que escoja el camino que quiere seguir, que decida si quiere ser responsable o víctima, si quiere seguir llevando la culpabilidad encima o no y que aventura va a vivir. Eso da mucha libertad. Yo lo único que intento es tranquilizar al lector diciéndole que elija el camino que elija no pasa nada y todo es bueno. Esa forma de verlo como una aventura y proyectar dos caminos distintos y que cada uno viva su propia aventura ha sido el elemento diferencial esta vez”.

13015615_997424663644684_1197975704572287908_n
Mucha gente de la que está leyendo el libro me comenta que se ha dado cuenta de la decisión que debe tomar.

– En el libro se habla de víctimas y responsables, ¿por qué tenemos mayor predisposición a adoptar el primero de los dos roles?

“Es mucho más fácil adoptar el rol de víctima. El ser la víctima viene muy bien en un principio. Tiene un resultado inmediato muy bueno, pero hay que hacer el cambio porque con esa actitud no se va a conseguir absolutamente nada”.

– Los casos de los que habla y toma como ejemplo en alguna de las decisiones, ¿son reales o son una mezcla de realidad y ficción?

“En este caso han sido todos reales. La introducción del capítulo es real y luego las aventuras algunas han ocurrido y otras pueden ocurrir. En este caso, o bien han sido vivencias mías personales, o bien de gente de mi alrededor o de personas que empiezan un proceso de coaching y plantean una decisión. La introducción del capítulo son historias con otros nombres y un toque de literatura muchas veces, y luego cada uno ha elegido las experiencias que quería vivir. La gente se ve reflejada en los casos expuestos en el libro. Mucha gente de la que está leyendo el libro me comenta que se ha dado cuenta de la decisión que debe tomar, que le ha pasado alguna de las historias que trato. Al final eso es lo bonito, que a cada lector le pueda ayudar y sentirse identificado”.

– Desde su punto de vista, ¿es mejor arrepentirse de lo que uno ha hecho o de lo que no ha llegado a hacer por diversos motivos?

“Arrepentirte de lo que no has hecho es lo peor que puede haber. Cuando seas anciana y eches la vista atrás pensarás que no has hecho lo que has querido porque has cumplido las expectativas de tu familia, después de tu marido, después de tus jefes, los amigos, la opinión pública. ¿Qué triste, no? En cambio, es mucho mejor vivir tomando decisiones ya sean acertadas o no. Algo te aportará porque aquello que no haces seguro que no te lo aporta. Esto te sirve para aprender y para darte cuenta de que eras más fuerte de lo que imaginabas”.

– Es licenciada en Ciencias de la Información, ¿qué hizo que comenzase a interesarse por el coaching y se centrara en esta área?

9788467047257
Portada del libro

“Pues vivir una experiencia personal. Tuve que dejar de trabajar para cuidar a mi hija y cuando volví al mundo laboral me dieron la opción de seguir trabajando o irme a mi casa. Entonces lloré mucho, me lo pensé mucho y valoré las opciones que tenía. Me di cuenta de que era el momento de dedicarme a mi familia y después ya vería qué es lo que pasaba. Necesitaba un cambio en mí y afrontar cosas. Empecé a trabajar mis decisiones y mis miedos y me enganchó tanto que decidí convertirlo en mi nueva profesión”.

– ¿Qué  hace a la gente acudir a un coach, o qué síntomas nos indican que podríamos necesitar la ayuda de este tipo de profesionales?

“En ocasiones porque hay gente que ha trabajado conmigo y se lo recomienda a otras personas. Luego lo que está ayudando mucho es la televisión. El estar en un programa en el que la gente ha visto distintos ámbitos de mi trabajo, el tratamiento con distintas personas, las pautas que he ido dando en cada uno de los casos, hace que la gente se dé cuenta de que también les está pasando a ellos. Lo que pasa que todavía sigue costando que no confundan tu trabajo con el de un psicólogo. Mi trabajo no es hacer terapia, ni está limitado a una clínica o cuando existe una patología, mi trabajo es acompañarte en conseguir una meta u objetivo, cambiar algo. Cuando la gente empieza a ver como es el trabajo se da cuenta de que hacen preguntas y yo se las devuelvo y de que no les marco pautas. De este modo, es como se dan cuenta en qué consiste el coaching. En el terreno profesional las empresas están concienciadas con la importancia que tiene la figura del coach y cada vez es más demandado. Sin embargo, en el ámbito personal todavía queda mucho por hacer”.

– Un porcentaje muy elevado de la comunicación de las personas es no verbal, ¿qué le llevó a interesarse por este tipo de comunicación y a especializarse en ella?

“A mi me interesan aquellos gestos que no se pueden manipular como puede ser la dilatación de la pupila, que se seque la boca o que sudes a causa de los nervios. Todo esto no lo podemos controlar. Todos los coachs recibimos formación en comunicación no verbal porque yo tengo que empatizar y conectar con el cliente que tengo enfrente. Entonces trabajamos la comunicación no verbal en ese sentido, porque yo detecto qué ha pasado en su cuerpo frente a cualquier estímulo o pregunta planteada. Es un mundo que me apasiona y yo sigo estudiando cada día, leyendo y formándome porque es un mundo muy amplio”.

– ¿Qué le ha aportado su trabajo en el programa de televisión “Sálvame”, tanto personal como profesionalmente?

cristina_MDSIMA20131127_0307_43
Son todo nuevas oportunidades.

“Personalmente satisfacción porque finalmente se trata de vencer obstáculos y trabajar con tus propios límites y miedos. También trabajar el impacto que tiene la opinión pública en uno mismo. Profesionalmente, todo. Si yo no hubiera trabajado en este programa, no tendría tanta destreza a la hora de trabajar en las conferencias y charlas ya que se nota que trabajas en un medio. Es un programa en directo en el que tienes que estar despierta y atenta a lo que pasa en cada minuto y te hace que aprendas muchísimo.
Gracias a este programa me he dado a conocer, he escrito estos tres libros, he recibido múltiples ofertas y proyectos, he conocido a gente increíble. Son todo nuevas oportunidades. Lo único negativo que encuentro es cómo esto puede afectar a mi vida familiar pero trato de gestionarlo y aprender a llevarlo lo mejor posible. Es muy importante trabajar la opinión pública y valorar tu propio trabajo y tus méritos a pesar de lo que la gente opine. Ya que lo importante es lo positivo que te aporta y ver que ayudas a la gente”.

– ¿La clave para compaginar su faceta personal con la de coach, su trabajo en la televisión y la publicación de sus libros es una muy buena organización?

“Sí, y pedir ayuda. Tienes que aprender a organizarte, asumir que no puedes llegar a todo y que todo no lo puedes hacer bien. También hay que saber desconectar del trabajo y dedicar tiempo a tu vida familiar. En definitiva, se trata de organizarse, pedir ayuda y reconocer que no eres perfecta”.

IMG-20160505-WA0003
Leticia Calvete durante la entrevista a Cristina Soria.

– Sus libros anteriores han tenido una gran acogida por parte de los lectores. ¿Ha tenido casos de gente que los ha leído y a partir de ahí se ha puesto en contacto con usted para empezar a trabajar sus problemas o necesidades?

“El mayor reconocimiento para mí es que la gente me diga que mis libros le han ayudado o que han aprendido cosas. El otro día en el día del Libro hubo gente que vino desde muy lejos para que les firmase un ejemplar y otra que me decía que se había leído todos mis libros. Esto te lleva a pensar que vas por el buen camino y que no lo estás haciendo nada mal. También me sorprendió cuando una adolescente me dijo que se había leído uno de mis libros y ni siquiera me conocía por mi trabajo en la televisión. Simplemente se lo había comprado porque le interesan los temas sobre los que escribo y no porque sea conocida. Esa es mi gran satisfacción.
Hay gente que a partir de mis libros o porque me ve en televisión quiere empezar un proceso de coaching”.

– Actualmente está inmersa en la promoción de su último libro, ¿cuáles son sus próximos objetivos y proyectos?

“Temas de formación, sobre todo. Me quiero seguir dedicando a procesos personales porque me satisface una barbaridad. Luego estoy cada vez más involucrada con el campo de la formación tanto en empresas como en charlas y conferencias. Me estoy dirigiendo más a esto. También estamos en plena creación de la web y del blog. He abierto el canal de Youtube donde subimos algunos de los vídeos de las charlas que impartimos pero dentro de poco quiero hacer tutoriales, vídeos cortos, y todo aquello que vaya surgiendo día a día”.

Leticia Calvete.

 

Cristina Soria: Coach y Formadora en Inteligencia Emocional.

Viaje de mejora y crecimiento personal, en el que el cliente (coachée) se abre camino, acompañado por su coach, con el fin de conseguir la meta que se proponga.
Para avanzar desde donde uno se encuentra (aquí y ahora) hasta donde se quiere llegar. No se mira al pasado, sino al futuro.
A todo aquel que quiera conseguir un objetivo en su vida personal o profesional, que le haga crecer y le proporcione mayor felicidad. Desde niños a adultos.

Acompaña a sus clientes basándose en la ACCIÓN. Juntos establecen un plan para generar el cambio que desean. Con absoluta confidencialidad, sin juzgar y sin decir lo que tienen que hacer, trabaja junto a su coachée generando en él una toma de conciencia y su responsabilidad.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.