Una cubierta para piscina hace posible el paraíso en la tierra

Poseer una piscina propia es un privilegio, aunque su mantenimiento puede ser una tarea cara y difícil que requiere de múltiples cuidados, que van desde la continua limpieza hasta el tratamiento del agua con productos químicos.

El mantenimiento de una piscina es clave.

ZBN. Después de un ajetreado día de trabajo, qué puede ser más agradable que darse un chapuzón en una limpia y hermosa piscina, más aún cuando ésta se encuentra en condiciones aptas y en absoluta armonía con el ambiente que la rodea, al punto de llegar a convertir cualquier jardín, patio trasero o terraza en un verdadero paraíso. Sin embargo, el mantenimiento de una piscina puede ser una tarea cara y difícil que requiere de múltiples cuidados que van desde la continua limpieza, hasta el tratamiento del agua con productos químicos, los cuales vendrían a restarle magia al paraíso en la tierra que ofrece una instalación como esta. La solución perfecta que minimiza en gran medida las molestias ocasionadas es la instalación de una cubierta para piscina.

Ventajas de la instalación de una cubierta para piscina

En el mercado existe una gran variedad de cubiertas para piscina adaptables a las necesidades de cada una, con características muy variadas que podrían complacer hasta al más exigente. Desde las cubiertas para piscina desmontables, hasta las modernas cubiertas telescópicas altas, todas tienen grandes ventajas; permiten usar la piscina durante todo el año y armonizan con el ambiente. Una cubierta de piscina como las cubiertas de Cubriland.com, pueden ser la opción perfecta para proteger la piscina cuando no se esté usando o en temporadas no estivales.




Un lugar seguro para todos

La seguridad es una de las grandes preocupaciones que debe tener el propietario de una piscina, más aún, si entre sus allegados hay niños o mascotas. De ahí que uno de los mayores beneficios que trae consigo la instalación de una cubierta es la protección contra los accidentes. Hay diversas opciones que pueden elegirse para hacer de una piscina un lugar completamente seguro que no agregue preocupaciones al día a día, sino que por el contrario, la opción escogida nos aporte tranquilidad al disfrutar de las horas de ocio.

Otra de las grandes ventajas que aporta una cubierta está relacionada con el cuidado de la salud, ya que protege de los rayos solares UV directos, lo que evita que quienes la usen, sobre todo en aquellos días de sol veraniego, sufran daños en su piel. Asimismo, durante otras épocas del año cuando el clima no permita darse chapuzones prolongados que también podrían afectar la salud de los usuarios, una cubierta climatizada bien podría ser la solución, al proporcionar un agradable baño de agua templada en días fríos.

Una forma de ahorrar

El coste de mantenimiento que acarrea una piscina puede ser uno de los factores que hagan difícil tomar la decisión de construir una, o bien, que eviten disfrutarla durante años. Una cubierta es una inversión que a corto y a largo plazo vendrá a minimizar los gastos de mantenimiento, ya que favorece el ahorro del agua al evitar su evaporación hasta en un 65 %, reduce el uso de los productos químicos de limpieza entre un 35 % a un 60 %, y baja los gastos en calefacción, ya que es bien sabido que una cubierta, aun si no es climatizada, permite que se prolongue mucho más tiempo la retención del calor en el agua. Aparte de la reducción considerable en los costes, gracias a la cubierta, los filtros multicapa mejorarán su rendimiento al ser menor la materia “no deseada” en el agua y, por tanto, se extenderá la durabilidad de los mismos al retrasar el deterioro general de la piscina. Es importante no olvidar que todo lo anterior no solo protege la economía del usuario, también colabora con la protección del medio ambiente.

Diseños estéticos y funcionales

Por último, pero no menos importante, es la capacidad que tienen estas instalaciones para aprovechar y embellecer el espacio. Los diseños de las cubiertas logran hacer mucho más funcional el área de la piscina y armonizan con la arquitectura del entorno, al otorgarle un plus de belleza a ese lugar para la recreación. La variedad de modelos ofrece la posibilidad de elección según los gustos y necesidades, ya sea una cubierta alta, baja, desmontable, fija o telescópica; todas tienen grandes diseños y fáciles de usar.

Por todo lo dicho, se puede afirmar que una cubierta para piscina no es solo un accesorio, es una inversión que trae consigo innumerables beneficios, los cuales van más allá de lo económico, pues mejoran considerablemente la calidad del agua de los usuarios al brindarles seguridad, confort, cuidado de la salud y sobre todo, la posibilidad de sumergirse en un ambiente agradable para todos los sentidos.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.