Asociación Española de Productores de Alfalfa Deshidratada realizó congreso para visibilizar el proceso de cultivo

España es el segundo productor de alfalfa del mundo, siendo Aragón la primera comunidad productora del país.

0
191
Asociación Española de Productores de Alfalfa Deshidratada realizó congreso para visibilizar el proceso de cultivo
Alfalfa deshidratada. / Foto: pixabay.com

Aragón es el primer productor de alfalfa deshidratada en España. Esta Comunidad española tiene la mayor superficie dedicada a este cultivo, que vende cerca del 80% de su producción a unos 40 países.

De manera que, España es el segundo productor de alfalfa del mundo, superado solamente por los Estados Unidos. Detrás de Aragón se encuentran con menor porcentaje de producción: Cataluña y Castilla y León.

Debido la producción masiva de alfalfa en Aragón, su ciudad capital Zaragoza, fue elegida sede para la celebración de la primera edición del foro de especialistas dedicados a este sector, para destacar las cualidades y posibilidades de este forraje.

El evento tuvo lugar el pasado 11 de febrero en el Palacio de Congresos de la capital aragonesa, donde se estima que acudieron más de 1.000 participantes, entre ellos: agricultores, cooperativistas, productores, industriales y expertos del sector.

Esta jornada fue organizada por la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA), con la intención que los representantes del sector intercambiaran ideas, experiencias e innovaciones en sus trabajos de campos, así como el estudio de opciones internacionales de mercado con el objetivo de exportar a nuevos destinos.

Desde la mencionada comunidad este producto altamente competitivo ha logrado la exportación de 1.280 millones de toneladas de alfalfa, con destino hacia granjas en todo el mundo en especial árabes y asiáticas.

Proceso de cultivo de alfalfa

La preparación para el cultivo de alfalfa comienza durante el verano del año anterior, la mayoría de los agricultores fija el PH del suelo cerca de 6,5. El uso de motocultores ayuda a conseguir una labranza profunda, con ello se logra que las plantas obtengan más aire y el agua drene eficientemente.

Durante el proceso de siembra se utilizan hasta 30 kg/ha de semilla, cuando lo habitual y en condiciones ideales sería 10 kg/ha. Este tipo de cultivo se debe sembrar a gran profundidad. Específicamente en Aragón tienen una parte de semillas duras, es decir, que algunas de estas semillas no nacen en el primer momento de la siembra, sino al cabo de un mes, de tres meses o, incluso, de un año.

Para ello, se debe realizar una adecuada implantación, una buena gestión con frecuencia de corte y una fertilización correcta. Así como también, se debe considerar un riego adecuado para mantener en altos niveles la productividad de este forraje, y garantizar su persistencia.

Cabe destacar, que la alfalfa deshidratada se ha convertido en alimento fundamental para el ganado en más de 45 países, lo que se traduce en una oportunidad para la producción española.

Esta planta herbácea también sirve como alimento para 117 especies de aves, cobijo para las abejas en la época estival que ayuda a su conservación, y evita la contaminación de las aguas por nitratos y reduce la erosión, entre otros beneficios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here