El Centro Asistencial del IASS en Calatayud se creara una unidad de convivencia para 8 personas

Broto ha visitado las actuaciones que se están llevando a cabo con un presupuesto de 292.021,40 euros de Fondos Next Generation

0
81
2023-01-17 Visita Centro Asistencial de Calatayud - arquitecto
El arquitecto, explicando el proyecto de las obras en el Centro Asistencial. / Foto Gob. Aragón

Redacción.- La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha visitado hoy las obras que se están llevando a cabo en el Centro Asistencial de Calatayud del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) para la creación de una unidad de convivencia para ocho personas, dentro del nuevo modelo de atención centrada en la persona.

El presupuesto de la obra, ha explicado la consejera, es de 292.021,40 euros, procedentes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y financiado con fondos Next Generation de la Unión Europea.

La consejera ha estado acompaña en la visita por la directora provincial en Zaragoza del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Encarna Bendicho; la directora del Centro Asistencial de Calatayud, Blanca Sánchez, y el arquitecto del proyecto, Marco Alcácera.

“Gracias a los fondos europeos y al Plan de Resiliencia hemos podido hacer importantes inversiones en infraestructuras en los centros públicos, en los que no se habían llevado actuaciones desde 2012”, ha señalado. Ha recordado que se van a construir dos nuevos complejos residenciales multiservicio públicos en Ateca y en el barrio de Valdefierro (inversión de casi 28 millones de euros) y que se van a crear unidades de convivencia en nueve residencias del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (Borja, Utrillas, Albarracín, Javalambre, Sagrada Familia, Ciudad de Huesca, Romareda, Hogar Doz de Tarazona y el Centro Asistencial de Calatayud) con un presupuesto de 12,5 millones de euros.

Broto ha insistido en que “el nuevo modelo de atención centrada en la persona tiene como objetivo atender las necesidades particulares que tiene cada usuario para que puedan disfrutar del mayor grado de autonomía posible y la mejor calidad de vida”.

El arquitecto del proyecto, Marco Alcácera, ha explicado que las actuaciones que se están llevando a cabo abarcan toda la planta tercera del edificio, que hasta ahora estaba siendo utilizada como almacén.

Las obras han conllevado la demolición de la planta entera, salvo los elementos exteriores y estructurales y las comunicaciones verticales. La unidad de convivencia acogerá a ocho residentes, con espacios comunes para comedor, sala de estar, sala de actividades y un baño geriátrico.

A diferencia de las obras que se están llevando a cabo en otras residencias del IASS, la unidad de convivencia está destinada a aquellas residentes con mayor autonomía y orientada hacia la desesinstitucionalización (paso previo a poder estar en un piso tutelado, por ejemplo).

Además de estas obras, se ha dotado al centro con equipamiento informático y audiovisual y próximamente se pondrá en marcha un sistema “paciente-enfermera”, WIFI y se instalará el nuevo aplicativo de gestión residencial (GARES) lo que supondrá una mejora en la gestión y en la coordinación con el SALUD para las prescripciones y suministros de farmacia.

Paralelamente a las inversiones en infraestructuras y elementos técnicos y ante la apertura de la unidad de convivencia, ya se está trabajando en el nuevo modelo de gestión y atención a los usuarios con un proceso de formación y asesoría a los profesionales a cargo de la Fundación Matia.

El centro Asistencial de Calatayud ofrece una atención integral, asistencial y residencial a mujeres con diagnóstico de patología psiquiátrica normalmente asociada con otros tipos de patologías y exclusión social. Actualmente cuenta con 48 usuarias.

En la planta baja del edificio están dispuestos los servicios generales como el comedor y las salas de terapia, mientras que las plazas residenciales se encuentran en la primera y segunda planta.

El centro ofrece a sus usuarias actividades de ocio, atención por una trabajadora social, servicio de medicina y enfermería, terapia ocupacional y fisioterapia, peluquería, podología… El centro puso en marcha el año pasado el programa de envejecimiento activo, con una psicóloga, una terapeuta ocupacional y una animadora sociocultural.

Además, muy importantes dadas las características de muchas de las residentes, se realizan múltiples actividades de ocio y participación que incluyen encuentros para su integración, salidas a la escuela de adultos, a tiendas… Para ello cuentan con la colaboración de diversas asociaciones, centros educativos, Cruz Roja…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here