Marca aragonesa artesanal echó el cierre debido a la pandemia

Tras 20 años en la industria de la moda, la pandemia pone fin a una firma artesanal de Zaragoza de diseños únicos.

0
65
Marca aragonesa artesanal echó el cierre debido a la pandemia

La empresaria Mona de Luis recordó cuando dio los primeros pasos que llevaron el éxito de su marca, Masmona. Fue hace más de 20 años cuando tuvo el interés por realizar procesos artesanales con la piel y emprendió el proyecto de una firma de marroquinería que en pocas semanas alcanzó el cierre por el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

A pesar de las dificultades habituales que debe enfrentar un pequeño de negocio de moda hecha a mano, los problemas que trajo consigo la pandemia generaron que Mona de Luis ponga fin al proyecto que a lo largo de su trayectoria llenó a la ciudad de bolsos hechos a base de telas de colores y pieles únicas y variadas: desde bolsos cruzados a carteras o riñoneras.

Además del taller de la Avenida Luis Galve de Zaragoza, Masmona también logró tener varios puntos de venta. El más famoso de ellos fue Shuave, ubicado en la calle zaragozana de Méndez Núñez, en donde aún es posible encontrar diversos modelos de Masmona. Fuera de Zaragoza, la empresa también ofrecía sus productos en locales comerciales ubicados en Valladolid o Valencia.

Hasta agotar el inventario de telas y cuero, Masmona permanecerá abierta y aceptará pedidos. Asimismo, también se podrá conseguir uno de los últimas bolsas de la marca en su sitio web. Mona ha enfatizado que la creación de su marca fue más especial que nunca y, a su vez, subraya que “nunca ha hecho dos bolsos iguales en todo el tiempo en que lleva fabricándose, es de lo que más orgullosa me siento”.

Crisis del sector moda

Según Rosario de la Fuente, directora de Belleza en Superguapas.es, los sectores de textil, calzado y complementos representan un pilar económico y social de España. “Dentro del rompecabezas de la modernización económica y social, el sector moda ha sido una pieza clave. Uno de los mayores beneficiados fueron los famosos fast fashion, ya que sus costes de producción eran bajos y vendían ropa de buena calidad. Sin embargo, la pandemia del COVID-19 ha ocasionado que el volumen de ingresos del sector de la moda se redujera entre un 35 % y un 40 %, ocasionando efectos inmediatos como la salida inmediata de tiendas y empresas del mercado laboral”.

No obstante, muchas empresas se están reinventando con la intención de situarse a la cabeza del sector una vez finalizados los efectos económicos del coronavirus. Es el caso de la agencia de modelos Uniko Models, cuya sede en Barcelona se ha convertido en un referencia en el proceso de transformación. Con su rediseño de sitio web, así como en la renovación de su imagen corporativa, han buscado adecuar su modelo de negocio a la nueva normalidad. Asimismo, la apuesta por la tecnología, el comercio electrónico y la innovación ofrecerán al consumidor del sector moda una compra única y diferenciada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here